Lírica en transversal
Lírica en transversal

EL REALISMO Y EL NATURALISMO

El Realismo es un movimiento artístico y cultural que surge en Europa en la segunda mitad del siglo XIX. Se basa en la observación, el análisis y la imitación de la realidad que rodea a los escritores. Estos imitan el método científico y se sirven para ello, sobre todo, del subgénero narrativo de la novela, que les permitía dar más verosimilitud a lo que contaban.

Vamos a desgranar ahora las características más relevantes de este movimiento, desde el punto de vista literario:

En primer lugar, respecto a la actitud del artista, podemos decir que los escritores se identifican con los valores de la sociedad burguesa, aunque también la critican con la intención de reformarla.

En cuanto al método artístico, para ellos el arte es un producto de la observación directa y minuciosa de la realidad. Su finalidad es alcanzar la máxima objetividad y por eso emplean el método científico (observar, documentarse y experimentar).

La temática de sus obras refleja ese afán de objetividad. Presentan el mundo en el que viven, la realidad social de su época. Les interesa lo cotidiano y común. Predominan los conflictos entre el progreso y la tradición, las instituciones y las clases sociales.

Los personajes son reales, anónimos, vulgares incluso. Son personajes de la vida cotidiana y suelen pertenecer a la burguesía o al proletariado. Los escritores profundizan en la psicología de sus personajes.

En cuanto al espacio, los escenarios de las obras son espacios reales, próximos al lector y reconocibles por él.

El tiempo de las obras es el coetáneo al novelista y al lector.

Por supuesto, el género literario favorito de los escritores realistas es el narrativo: la novela y el cuento. El narrador es omnisciente y en tercera persona, es decir, conoce no sólo los actos de sus personajes, sino también sus pensamientos, deseos o sentimientos.

Finalmente, la lengua literaria suele ser sencilla pero cuidada y siempre busca reflejar la clase social o el ambiente al que pertenecen los personajes. Lo consiguen con el empleo de diálogos abundantes, que reproducen la forma de hablar real de aquella época.

En España, el esplendor del Realismo coincidió con la Revolución de 1868 y con la Restauración borbónica (1874-1898). Destacaron autores como Cecilia Böhl de Faber (conocida por el pseudónimo de Fernán Caballero), Juan Valera, Benito Pérez Galdós o Leopoldo Alas Clarín, entre otros.

El Naturalismo

Es una corriente que deriva del Realismo y supone su culminación. Surge en Francia y su iniciador fue el escritor Émile Zola.

El Naturalismo introduce el concepto de “determinismo ambiental”, porque considera que la sociedad, el ambiente que rodea a un individuo, ejerce influjo sobre él. Además, los seres humanos están sujetos a los condicionamientos de la herencia biológica. Por tanto, las circunstancias sociales y la herencia biológica son los factores que, combinados, no permiten que el hombre sea libre.

Los escritores naturalistas observan rigurosamente la sociedad y la reproducen en sus novelas, como hacen los escritores realistas, pero profundizando en los aspectos más desagradables, morbosos y repugnantes de la vida. Se complacen en lo feo, lo obsceno, lo de mal gusto, en las lacras humanas. Por eso, sus novelas transcurren en ambientes sórdidos y desagradables y sus personajes suelen ser tarados, psicópatas, alcohólicos o viciosos de todo tipo. Además, una técnica frecuente en las obras naturalistas es la animalización de los personajes, que los caricaturiza y degrada.

El Naturalismo en España tuvo una influencia más limitada. Su introductora fue la novelista gallega Emilia Pardo Bazán, que escribió obras como La tribuna o Los pazos de Ulloa, y que fue una precursora del feminismo al defender el derecho a la educación de las mujeres en igualdad de condiciones que los hombres. Otro autor destacado fue el valenciano Vicente Blasco Ibáñez, con obras como La barraca, Flor de mayo, Cañas y barro…

BENITO PÉREZ GALDÓS

 

Estudiaremos ahora la obra de Galdós, que se considera uno de los mejores novelistas de la literatura en castellano y un claro representante de la novela realista. Reprodujo en sus obras la sociedad de su época y mostró en ellas a todas las clases sociales.

Todas las características del Realismo las podemos encontrar en su vasta obra pero, además, introdujo dos novedades: por una parte, permitió la entrada de elementos irracionales en sus novelas (como la locura, los sueños…) y, por otra, se caracterizó por el empleo del humor.

Entre las técnicas narrativas que usa habitualmente en sus novelas, además de los diálogos que reflejan el habla cotidiana, destaca el empleo del estilo indirecto libre, que se da cuando el personaje expresa sus pensamientos en tercera persona, con gran expresividad.

En cuanto a la clasificación de sus novelas, se distinguen tres grandes grupos:

  • Novelas de tesis (novelas de la primera época): El autor presenta una idea y la defiende. Destacan los enfrentamientos ideológicos entre personajes liberales y conservadores. Aparece el tema de la intolerancia. Ejemplos de novelas de este grupo son: Doña Perfecta o Marianela.
  • Novelas contemporáneas: La acción de estas novelas sucede en Madrid. Reflejan un mundo corrupto. Fortunata y Jacinta , Tormento o Miau son obras de este grupo.
  • Novelas espirituales: Los personajes son bondadosos y practican el amor y la caridad. Son la esperanza de un mundo mejor, aunque,  al final, su idealismo también conduce al fracaso. En estas novelas aumentan los elementos irracionales. Ejemplos de este apartado son Misericordia o Nazarín.

A todo este conjunto de novelas habría que añadir la serie de novelas históricas de los Episodios Nacionales, que tratan la historia de España, combinada con historias imaginarias, desde 1805 hasta 1880 aproximadamente.

LEOPOLDO ALAS CLARÍN

 

Otro gran representante del Realismo en España, que compaginó su actividad literaria con la docencia y el periodismo (Clarín era el pseudónimo que utilizaba en sus textos periodísticos).

Además de cuentos como Adiós, Cordera, escribió dos grandes novelas: La Regenta y Su único hijo.

La Regenta se considera una de las novelas más destacadas del Realismo español. Trata el tema del adulterio, que era un tema clásico de las novelas realistas, aunque también aparecen otros, como la crítica de la sociedad, la ambición, el poder de la Iglesia…

La protagonista es Ana Ozores, la Regenta, una mujer casada con un hombre mayor, que se debate entre la religiosidad y la tentación erótica, entre su confesor don Fermín de Pas y el seductor Álvaro Mesía. Este triángulo tiene un final trágico: el marido muere en el duelo con Álvaro y Ana sufre el rechazo de la sociedad de Vetusta, recreación literaria de la ciudad de Oviedo.

Clarín realiza un exhaustivo análisis crítico de una sociedad cruel, que oprime a las personas que viven en ella.

En cuanto a su estructura, la obra se divide en dos partes:

  • Descripción de Vetusta y sus habitantes: abarca tres días y comprende los capítulos I al XV.
  • Predominio de la acción: se desarrolla la trama a lo largo de tres años y comprende los capítulos del XVI al XXX.

ACTIVIDADES SOBRE EL REALISMO Y EL NATURALISMO

 

6) A partir de la lectura del fragmento de Tormento de Galdós, contesta a las cuestiones:

a) Busca información sobre el argumento de la novela y resúmelo en unas 150 palabras aproximadamente.

b) Descubre las características de la novela realista que se observan en el texto.

c) Después de haber leído este fragmento, comenta si crees que Galdós profundiza en la psicología del personaje de Rosalía. Justifica tu respuesta con ejemplos extraídos del texto.

7) Vamos a trabajar ahora con un fragmento de La Regenta, de Clarín. Lee con atención para contestar a las siguientes preguntas:

a) ¿En qué parte de la obra se sitúa este fragmento? Justifica tu respuesta.

b) Identifica el tipo de texto de que se trata.

c) ¿Qué significa Vetusta? ¿Con qué intención utiliza Clarín este nombre?

d) Localiza y explica un símil y dos metáforas que se encuentran en el fragmento.

8) Finalmente, vas a leer los textos de Emilia Pardo Bazán y de Vicente Blasco Ibáñez y deberás localizar en los mismos rasgos propios de las novelas naturalistas.

9) Para cerrar este trimestre y afianzar los conceptos que has trabajado en el apartado de Literatura, sería recomendable que realizases un esquema o cuadro-resumen en el que comparases las características del Romanticismo y del Realismo, atendiendo a los criterios estudiados en clase (actitud del artista, método, temática, personajes, espacio, tiempo, géneros literarios y lengua literaria).

REALISMO Y NATURALISMO.pdf
Documento Adobe Acrobat [663.3 KB]

Gracias por leernos...

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

Lírica en transversal

"Lírica en transversal" es un proyecto educativo sistémico para la Enseñanza Secundaria. El engranaje es la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, que nos ofrece los mapas del camino y, de la mano de la lírica, nos adentra en la búsqueda de encuentro entre la educación y la enseñanza, integrando lo curricular con lo transversal.

PÁGINAS ASOCIADAS

El volumen de una sombra

"El volumen de una sombra" es una revista digital sobre varios aspectos de la cultura: dibujo y pintura, ensayo, libros, música, narrativa, poesía y un largo etcétera de temas variados.

El Olmo Club de Lectura

El Olmo Club de Lectura de Castellnovo es una revista digital sobre de los socios y simpatizantes de este club donde podéis encontrar comentarios sobre libros, poemas, biografías de autores y otros artículos literarios.

Nosotros en redes sociales

Últimas colaboraciones

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Cruzans Gonzalvo