Lírica en transversal
Lírica en transversal

LECTURA: Tempus omnia variat

Por Ancrugon

Fue sueño ayer, mañana será tierra:

poco antes nada, y poco después humo;

y destino ambiciones y presumo,

apenas junto al cerco que me encierra.

….

 

         Él jamás antes había pensado en la muerte, estoy seguro de eso porque nunca había hecho mención a ella, sin embargo, esta mañana, mientras que mi mujer preparaba los desayunos y yo me debatía entre las pequeñas con el objetivo de sacarlas de la cama, ha aparecido en la puerta de la habitación con el mismo sigilo e idéntica desolación que un fantasma: “Papá… Jumpy está… muerto…” – y antes de acabar ha sido derrotado por un llanto inconsolable. Entonces las gemelas han saltado a la vez de sus lechos y, como gacelas perseguidas en pijama, han bajado las escaleras casi sin tocarlas alborotando el silencio de la mañana con sus gritos y lloros, y sólo han podido ser frenadas por el bondadoso regazo materno en el último rellano. “Cuando… cuando he ido a sacarlo… no se movía… y… y le he intentado despertar y… y estaba…” Le he abrazado y, ante mi sorpresa, debido a su creciente carácter despegado y poco dado a las muestras de cariño, se ha asido a mí como el náufrago al tablón peregrino, y así, sintiendo en mi corazón el calor de aquel cuerpo tan cercano y, a la vez, tan anónimo, se me han acumulado en la puerta del ayer tal cantidad de recuerdos que, en consecuencia, he derramado algunas lágrimas como solidaridad.

         Al entrar en la clase se escuchaba un extraño silencio, no obstante, me he detenido en el umbral un instante, como siempre hago, aspirando profundamente con la intención de encontrar la seguridad en el aire, pues todavía, a pesar de mis años de experiencia como profesor, sigo siendo aquel chico tímido y cobarde que temía las puyas y el desprecio de los otros, pero nada ha ocurrido y cada cual estaba enfrascado, milagrosamente, en la lectura de uno de los varios poemas con que estaba intentando cuartear sus graníticos cerebros; Fue sueño ayer, mañana será tierra… un soneto del gran Don Francisco de Quevedo. He mirado al fondo y allí estaba Él, serio, triste, pero fuerte y seguro de sí mismo… ¡qué diferente de mí cuando tenía sus años!... Y a su lado la inseparable muchacha de pelo castaño, tirando a oscuro, que miraba de hito en hito a mi hijo, con aquellos ojos marrones tirando a verdes que tanto me recordaban a su madre cuando tenía su edad… Entonces lo he tenido claro, aquel era un silencio de camaradería porque Él estaba apenado por la pérdida de su mascota, porque a Él lo respetaban, era un líder nato, fuerte, seguro, listo, gracioso… ¡y era mi niño!... A veces la vida te sorprende… No hace más de veinte años, los padres de aquellos y aquellas que ahora respetaban tanto el pesar de un compañero, a mí se me habrían mofado por la misma causa, y yo, ahora, era el profesor de sus hijos. Qué gracia… “¿Por qué siempre nos pones poemas sobre el paso del tiempo?” – la voz de Ella me ha devuelto a la realidad desde mi mundo interior y, cuando la he mirado, he creído verla a Ella, a la otra, a su madre, a la chiquilla de la que estuve perdidamente enamorado, la brújula de mi adolescencia, pero con la que el destino no me dejó seguir y el tiempo se encargó de ir modelando su recuerdo hasta convertirlo en una relación bonita de juventud, sin embargo, en un encuentro ocasional, poco después de que la niña le presentara a su “novio”, Ella me comentó de forma jovial: “La historia se repite, parece como si alguna parte de nosotros se resistiese a no estar juntos”. He tenido que apartar la mirada porque me estaba poniendo tonto y le he respondido: “Porque el tiempo es el mayor tesoro que tenemos y por eso debemos aprender a no malgastarlo, pues un día se nos acabará y, al pasar cuentas, nos arrepentiremos de haberlo perdido.”

Breve combate de importuna guerra,

en mi defensa soy peligro sumo:

y mientras con mis armas me consumo,

menos me hospeda el cuerpo, que me entierra.

 

         Por la tarde le hemos ofrecido un pequeño homenaje a nuestro Jumpy, el enorme y cariñoso “golden retriever” que nos llenó la casa de pelos dorados y rojizos durante doce años y que ha sido un buen amigo, compañero de juegos y consuelo de nuestras pequeñas tristezas en más de una ocasión. Junto al serval del jardín, Él y yo hemos excavado un buen hoyo, mientras tanto, mi cuñado, un buen tipo hacia quien al final abandoné el resentimiento por haber enamorado a mi hermanita y el cual tiene la virtud de ser un manitas en el bricolaje, ha fabricado una resistente caja con tablones. Hemos colocado con sumo cuidado el cuerpo de nuestro perro en la caja y la hemos introducido en la zanja, cubriéndolo con la tierra. A continuación, mis niñas y mi esposa le han puesto, fabricado con madera y cartulina, un bonito laude provisional, pues hemos encargado una lápida de piedra para que dure por los años de los años, donde aparece una fotografía de Jumpy jugando con una pelota. Y allí hemos estado unidos por el silencio entrañable toda la familia: las gemelas, mi mujer, mi hermana, mi cuñado, Él, Ella y yo. Como conclusión, no me he resistido a recitar el primer terceto del soneto que estamos estudiando porque venía que ni pintado para la ocasión.

Ya no es ayer, mañana no ha llegado,

hoy pasa y es, y fue, con movimiento

que a la muerte me lleva despeñado.

 

Al dirigirnos hacia el comedor para cenar, mi hermana me ha soltado con su característica ironía: “Deberías haber estudiado filosofía en vez de convertirte en un lánguido poeta.” Y me ha hecho pensar porque ¿qué es la poesía si no pura filosofía?... ¿acaso no hablan los poetas de lo humano y lo divino, de la lucha entre lo objetivo y lo subjetivo, de la realidad y los sueños, del futuro y del pasado?...

Ya a media noche, hemos llevado a Ella con el coche a su casa. He dicho que iba a dar la vuelta un poco más adelante y me he demorado unos minutos para darles tiempo a despedirse porque el amor se alimenta de esos instantes, del presente mucho más que del pasado o del futuro, pues los recuerdos te hacen aflorar la nostalgia de aquellos momentos vividos, aunque, seguramente, aquellas personas que éramos ya no somos las mismas y nuestro amor se ha aferrado a lo que tiene ahora, a lo que le nutre, a lo que da calor en la fría soledad de cada ser humano. Cuando he vuelto, Ella cerraba la puerta y mi niño se ha introducido en el coche. He arrancado y he encendido la radio, pero Él ha bajado el volumen, se ha girado hacia mí y ha susurrado: “Gracias, papá”, y ha subido el volumen de nuevo. Estaba sonando Have You Ever Seen the Rain, pero el cielo estaba estrellado, en cambio mis ojos se han humedecido.

Azadas son la hora y el momento,

que a jornal de mi pena y mi cuidado,

cavan en mi vivir mi monumento.

ACTIVIDADES:

Tempus omnia variat

1.- LECTURA COMPRENSIVA: Tempus omnia variat

 

1.1- Lee el cuento Tempus omnia variat y enuncia los temas que aparecen en él.

1.2.- Lee los cuentos de 3º de la ESO: Carpe diem y Tempus fugit ( www.liricaentransversal.com, Entramando, 3º ESO) e indica de qué manera los temas que aparecen en ellos se hacen presentes en Tempus omnia variat. Copia las frases literales o las expresiones que hacen referencia (indica el párrafo).

1.3.- Explica de qué manera se mantiene el hilo narrativo en los tres relatos: Carpe diem, Tempus fugit, Tempus omnia variat.

1.4.- Después de la lectura de los tres relatos elabora los retratos del padre y del hijo: especifica semejanzas y diferencias, con ejemplos de los textos.

 

2.- GRAMÁTICA TEXTUAL: ADECUACIÓN, COHERENCIA Y COHESIÓN

COHESIÓN TEXTUAL: CONECTORES

         La cohesión textual también puede ser ensamblada a través de marcadores textuales, que pueden establecer relaciones entre las ideas dentro de la misma oración o en el mismo párrafo, y poner en relación las diferentes secuencias de las que consta un texto. Esta función conexiva puede ser realizada por diversas categorías gramaticales: preposiciones, locuciones prepositivas, conjunciones, locuciones conjuntivas, adverbios, locuciones adverbiales, y grupos de palabras más o menos lexicalizadas.

         A continuación, revisamos las principales clases de palabras invariables donde quedan incluidos los marcadores textuales.

 

PREPOSICIONES (enlaces)

Tienen la función sintáctica de enlace e introducen el sintagma que realiza la función de término, constituyendo así el sintagma o complemento preposicional.

Simples

Locuciones prepositivas

A

rumbo a

Ante

delante de

Bajo

debajo de

Cabe

cerca de, junto a

Con

junto a

Contra

a pesar de

De

acerca de

Desde

a partir de

En

dentro de

Entre

a través de

Hacia

en dirección a

Hasta

 

Para

a favor de

Por

gracias a, alrededor de

Según

con arreglo a

Sin

 

So (bajo)

En sentido de dependencia.

Sobre

encima de

Tras

detrás de

 

Palabras con valor prepositivo: durante, mediante, excepto, salvo, incluso, aun.

 

CONJUNCIONES (conectores)

Contribuyen a la cohesión textual conectando las ideas entre sí en el interior de la oración.

Coordinadas:

Simples

Locuciones conjuntivas y nexos conjuntivos

Copulativas: y (e), ni; además, incluso, asimismo.

es más,

Adversativas: indican contraposición: pero, mas, sino.

*aunque (cuando el verbo está en indicativo)

 

sin embargo, no obstante, con todo, a pesar de, por el contrario, en cambio, antes bien,

Disyuntivas: o (u), o bien.

 

Distributivas: presentan opciones alternas que no se excluyen.

nexos correlativos: bien…bien, ya…ya, unas veces… otras veces, unos…otros, este…aquel, aquí…allí, tan pronto…como

Explicativas: una proposición aclara el sentido de la otra.

esto es, es decir, o sea

 

Subordinadas

Simples

Locuciones conjuntivas

Causales: porque, que, pues,

ya que, puesto que, dado que, debido a que, a causa de que, gracias a, en virtud de, a fuerza de, con motivo de,

Condicionales: si

a condición de que, en caso (de) que, siempre que, a menos que, con tal de que, siempre y cuando,

Concesivas: aunque (cuando el verbo está en subjuntivo),

a pesar de (que), por mucho que, aun cuando, si bien, por más que, con todo, si bien,

Condicionales: si

a condición de que, en caso (de) que, siempre que, a menos que, con tal de que,

Finales: para,

a (que), para (que), a fin de (que), con el objeto de (que),

Consecutivas: así, luego, pues, conque,

así (que), así (es) que, por tanto, por consiguiente, en consecuencia, de manera que, con que, de modo que,

 

ADVERBIOS

 

Simples

Locuciones adverbiales

Lugar

aquí, allí, allá, acá, ahí

 

arriba, abajo,

 

encima, debajo

 

delante, detrás

 

adelante, atrás

 

 

 

enfrente, alrededor

cerca, lejos

dentro, fuera,

adentro, afuera

 

 

a través de, por entre, por en medio de, a lo largo de,

(por, para, hacia, desde, hasta) arriba de, abajo de

Por encima de, por debajo de,

 

Por delante de, por detrás de,

 

(para, hacia, desde, hasta) adelante de; (para, hacia, por, hasta) atrás de; desde detrás de,

 

Alrededor de, en torno a,

 

dentro de, por dentro de, para fuera de, hacia fuera de, por fuera de, desde fuera de, hasta fuera de,

Tiempo

ayer, anteayer, anoche, anteanoche,

hoy

mañana

antes, anteriormente, antiguamente, antaño

ahora, actualmente,

aún, todavía, ya,

pronto, temprano, tarde, mientras, entretanto,

siempre, nunca, jamás,

entonces, después, luego,

al amanecer, al anochecer, al mediodía,

 

 

 

al instante,

 

a veces, a la vez que, mientras tanto, 

 

de cuando en cuando, en cuanto,

Modo

así, bien, mal, despacio, aprisa, adrede, etc. (y muchos terminados en –mente).

 

de cabo a rabo, a bulto, a caballo, a chorros, a ciegas, a diestro y siniestro, a fuerza de, a hurtadillas, a la buena de Dios, a la chita callando, a la francesa, a la moda, a pies juntillas, a tientas, a sabiendas, a tontas y a locas, a traición, sin dar la menor importancia,

Cantidad

tanto, mucho, poco, más, menos, bastante, demasiado, muy, tan, etc.

 

de menos, en nada, ni más ni menos, por poco, a pocas,

Afirmación

sí, también, además, ciertamente, verdaderamente, etc.

desde luego, en efecto, en verdad, mucho que sí, por supuesto, sin duda,

Negación

no, tampoco, jamás, nunca, nada, etc.

en mi vida, no ya, nunca jamás,

Duda

quizá, acaso, posiblemente, etc.

sin duda, tal vez,

 

Relaciones gramaticales espaciales:

Preposición

Locución preposicional

Adverbio

Ante

delante de, enfrente de

delante

bajo (so)

debajo de

debajo

cabe

junto a, cerca de, al lado de

cerca

Entre

en medio de

 

Sobre

encima de

encima

Tras

detrás de, tras de

Detrás

 

MARCADORES TEXTUALES

La cohesión de las diferentes secuencias de un texto se puede realizar a través de marcadores textuales, que tienen forma de conjunciones, adverbios, locuciones conjuntivas y adverbiales, e incluso sintagmas.

Dependiendo de la tipología textual y las secuencias textuales podemos reseñar en los textos distintos marcadores textuales:

En textos descriptivos, expositivos, argumentativos, instructivos:

·        Como introducción: con el objetivo de, este texto trata de, para comenzar…

·        Como desarrollo:

-         Continuar o ampliar: con respecto a, en relación con, por lo que se refiere a, además, asimismo, así pues, a continuación…

-         Indicar orden: en primer lugar, primero, primeramente, de entrada, antes que nada, para empezar, después, al final…

-         Delimitar: por un lado, por otro, ahora bien, por el contrario…

-         Insistir o aclarar: es decir, en efecto, en otras palabras, o sea, esto es…

-         Detallar o ejemplificar: por ejemplo, a saber, así…

·        Como conclusión: en conclusión, finalmente, en resumen, recapitulando, en conjunto, así pues, en definitiva, brevemente…

En textos narrativos:

·        Indicar tiempo y espacio: entonces, érase una vez, poco antes, más tarde, al mismo tiempo, acto seguido, simultáneamente… Aquí incluimos todos los adverbios y locuciones adverbiales que indican lugar y tiempo.

 

2.1.- Analiza en el relato Tempus omnia variat los marcadores textuales temporales y a partir de ellos redacta un texto expositivo donde se expongan los principales rasgos del tiempo externo, interno y narrativo del texto.

2.2.- Analiza todos los elementos de cohesión por conectores que aparecen en el primer párrafo del relato Tempus omnia variat.

 

3.- MORFOLOGÍA Y SINTAXIS

Después del estudio de “léxico en construcción”:

 

3.1.- Realiza el análisis de unidades léxicas en las siguientes palabras que aparecen en el cuento Tempus omnia variat, especificando el tipo de palabra, según el proceso de formación: enfrascado, inseparable, jovial, malgastarlo, enamorado, fotografía, filosofía, aflorar, soledad, “golden retriever”.

 

4.- LENGUAJE LITERARIO

 

4.1.- Identifica el tipo de composición poética que se va citando en el relato. Señala los rasgos formales métricos que puedes identificar en ella.

4.2.- Identifica en el relato al menos dos figuras retóricas en cada párrafo. Elabora con ellas un breve poema, que podría acompañar al texto.

4.3.- Vamos a elaborar cadáveres exquisitos a partir del relato Tempus omnia variat. El ejercicio lo vamos a realizar en grupos de tres personas. Vamos a ir recorriendo párrafo a párrafo del relato: cada alumno escoge al azar una palabra y elabora un sintagma con ella; después se juntan las frases creadas y queda constituido el breve poema que va a acompañar el párrafo. Estos breves poemas pueden juntarse al final con los del resto de la clase.

4.4.- Vamos a practicar un ejercicio de escritura automática: cada alumno escribe tres páginas en blanco sin levantar el boli de la hoja y sin comentar nada. También puede garabatear si no lo surgen las palabras.

4.5.- Practicamos el anáglifo, que son poemas breves, que constaban de tres sustantivos, uno de los cuales, el del medio, había de ser “la gallina”. Sin relación alguna. La elaboración puede ser en grupo.

 

5.- ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

 

5.1.- En el relato, uno de los personajes dice: “la historia se repite, parece como si alguna parte de nosotros se resistiese a no estar juntos”. ¿Qué opinas sobre esto? ¿Conoces algún caso cercano a ti al que se pueda aplicar esta frase? Narra brevemente la historia.

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.
Tempus omnia variat
LECTURA.pdf
Documento Adobe Acrobat [692.3 KB]

Gracias por leernos...

Lírica en transversal

"Lírica en transversal" es un proyecto educativo sistémico para la Enseñanza Secundaria. El engranaje es la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, que nos ofrece los mapas del camino y, de la mano de la lírica, nos adentra en la búsqueda de encuentro entre la educación y la enseñanza, integrando lo curricular con lo transversal.

PÁGINAS ASOCIADAS

El volumen de una sombra

"El volumen de una sombra" es una revista digital sobre varios aspectos de la cultura: dibujo y pintura, ensayo, libros, música, narrativa, poesía y un largo etcétera de temas variados.

El Olmo Club de Lectura

El Olmo Club de Lectura de Castellnovo es una revista digital sobre de los socios y simpatizantes de este club donde podéis encontrar comentarios sobre libros, poemas, biografías de autores y otros artículos literarios.

Nosotros en redes sociales

Últimas colaboraciones

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Cruzans Gonzalvo