Lírica en transversal
Lírica en transversal

             L A    V I D A    P O R    V E R S I O N E S

La vida según Lydia Monferrer

La vida según Lydia Chovar

A mi desde pequeña la vida me ha parecido un cuento que todo lo que nos ocurre está escrito, también se le puede llamar destino. Respeto a cosas indemostrables también creo que, al morir, hay algo más (reencarnación o algo) yo siempre he pensado que la luz que vemos al morir puede ser la luz que vemos al nacer en el hospital, pero como no podemos recordar nada de la otra vida no tiene mucho sentido tampoco.

Nuestra vida está escrita, si nos tiene que pasar algo nos va a pasar, si no es por un lado es por otro.

Respecto al presente pienso que hay que disfrutar de la vida, siempre hay momentos malos, pero intenta sonreír, si le dices a la gente soy feliz, estoy contigo, te ayudo. Hay que vivir al máximo, no sabemos cuándo nos puede pasar algo y estar al borde de la vida.

Por último, el pasado, el pasado va a estar ahí siempre, aunque no queramos, sea bueno o malo. Pero no puedes decir me encantaría borrarlo porque no puedes, por eso antes de arrepentirte de algo, porque siempre lo hacemos, piénsalo piensa que luego va a estar ahí en nuestro pasado, por eso hay que pensar antes de hacerlo.

La vida no se puede resumir en sentimientos ni nada, la vida es como es. Tenemos un alma que es la que siente, cuando miramos nuestra alma se irá o se quedará en el mundo, no lo sabemos nos tocará descubrirlo cuando el destino quiera y decida la vida.

La vida según Nico Morro Tejadillos

Para mí, la vida es como un juego, es un camino donde debes superar retos para conseguir metas.

Puede ser muy bonita o muy dura, puedes conseguir lo que te propongas, tener amigos, novia, salir por ahí, puedes reír, llorar de emoción, pasar buenos momentos, pero sinceramente para mí la vida es bonita la mires por donde la mires porque a pesar de muchos problemas que tengas al fin y al cabo es un regalo que tenemos.

El relacionarnos con alguien, compartir momentos con otros seres humanos, es decir, todo lo que conlleva el relacionarnos con otro ser humano sea bueno o sea malo es un regalo que nos da la vida. Luego hay cosas que la gente piensa que hace que la vida sea mejor, como es el dinero, pero eso no es así porque puedes tener una casa grande, un buen coche, ropa de marca, pero en esta vida lo que realmente importa es tener buena gente a tu lado que te quiera por cómo eres y no por lo que tienes, gente que esté ahí a tu lado para todo como los amigos, los novios, la familia, que eso vale mucho y no se paga con dinero. Gente como esa no se puede pagar ni con todo el dinero del mundo. 

Pero el que la vida sea buena o mala depende de por donde la mires, como la afrontes y como la asimiles, porque uno puede ser rico y comprarse todo lo que quiera y ser infeliz, es decir, que la gente te quiera por tu dinero. Y luego puedes ser una persona pobre que le cuesta llegar a fin de mes, que gana unos escasos 800€ al mes para mantener a la familia que apenas tiene para caprichos y tiene mucha gente que le rodea por su belleza interior y su personalidad.

En definitiva, la vida es un juego en el que tú decides el ser feliz o no, no hundirte en los problemas y ser feliz siempre porque es un regalo y no hay que desaprovecharla. Tenemos que vivir cada momento como si fuera el último porque otra de las características es que no sabes cuándo va a llegar tu fin. Por lo que hay que vivirla a tope, hacer lo que te apetezca en todo momento sin pensar en el futuro.

La vida según Adriana Marco Bernat

La vida la definiría como el mejor regalo que nos pueden hacer.

Es algo que no tiene precio.

Muchas veces cometemos errores, de los que, como humanos que somos, nos podemos arrepentir.

La vida en sí, es complicada, para que nos vamos a engañar.

A mí los primeros años de mi vida, como a cualquiera, o a la gran mayoría, me lo dieron todo hecho. Pero hace unos años, cuando ya tuve la capacidad suficiente, comencé a realizar tareas para ayudar en casa, los estudios se me fueron complicando, y tal y como iba madurando veía que cada vez me costaba más trabajo conseguir lo que quería y satisfacer todos mis caprichos. Porque mis padres han sido bastante estrictos, y si quiero algo muchas veces me lo tengo que ganar.

Durante los catorce años que llevo de vida, he de reconocer que no siempre todo me ha resultado bonito. Todas las personas tenemos nuestros momentos, mejores y peores. Pero aún así nunca hay que rendirse, y aún que un momento sea muy muy malo, estoy segura de que algo positivo debe haber, y muchas veces está escondido. Pero al fin y al cabo terminamos encontrándolo.

Yo soy una persona que vive intensamente el momento, incluso antes de que llegue ya me preparo, sea bueno o malo.

Me gusta ser así, aunque a veces no me resulta favorable. También me gusta mi vida. y me gusta vivirla. Creo que nadie debería desaprovecharla porque hay personas que por desgracia tienen los días contados, hay otros que su entorno no es fácil y aún que pasan muchas dificultades no abandonan e intentan salir adelante como pueden.

Hay veces que la vida es injusta, pero sólo podemos quejarnos. Aunque hay que tener en cuenta que hay una gran diferencia entre que la vida sea injusta o en que nos lo parezca. Por ejemplo, si tu trabajas muy duro en algo y tu recompensa no es, o no crees que es lo suficiente o lo que has trabajado, no dejará nunca de ser justo si a ti te ha completado mientras lo realizabas. 

Por eso mismo es importante estudiar algo que te guste, poder elegir tu futuro, y así realizar tus obligaciones, pero de la forma que más te guste.

En conclusión, vida sólo hay una, y no merece la pena desaprovecharla.

La vida según Ana García Torres

¡Hola!, me llamo Ana García Torres. Mi nombre lo eligió mi madre porque siempre le había gustado. A mi padre no le hizo mucha gracia porque pensaba que Anas Garcías habría muchas...

         Cuando nací, mi padre vivía en Madrid y mi madre cada año en un sitio porque era interina. Mi padre se fue a Madrid para tener un mejor trabajo y se creía que estaría solo un par de años, pero fueron diez años los que pasó allí. Yo nací en Valencia, un viernes.

         El verano lo pasábamos en Segorbe y al acabar las vacaciones nos fuimos todos a “La Meseta” como decía mi padre.

         Mi madre me cuenta que a los siete meses me puse de pie y ya no hubo forma de ponerme quieta en una silla. No llegué a gatear. Me iba sujetando a todo hasta que cerca del año me agarré a mi carrito de muñecas y empecé a correr.

         Mis primeros recuerdos son en el parque con mis amigos. Siempre había montones de niños tanto si hacía frío o calor. Mis amigos mayores que yo porque yo empecé a hablar muy pronto y se ve que a todos les hacía gracia.

         Comencé la escuela en infantil con muchas ganas e ilusión en el colegio Antonio de Nebrija, un colegio de Villaverde Bajo. Tuve mucha suerte con mi señorita Vanesa que le decía a mi madre que allí no sabía hablar ningún niño, pero conmigo tenía conversaciones. Mi mejor amiga era una niña llamada Laura, que me hizo un dibujo y un regalo antes de irme y yo le hice otro.

         En mi familia, mi única prima era Paula, nueve meses mayor que yo. Después de mi ya vinieron todas mis primas, que me venían a visitar e íbamos al zoo, al retiro o a la Warner Bros y me alegraba mucho cuando venían.

         Trasladaron a mi padre cuando yo cursaba primero. Por entonces, ya había nacido mi hermana Blanca, que tenía un año.

         Empecé después de Navidad en el colegio Pintor Camarón. Recuerdo que la profesora Tere Verdoy dedicó una clase a que mis compañeros se presentaran uno a uno, y me hizo sentir muy integrada en esta nueva clase. Hice nuevas amigas con las que algunas sigo manteniendo relación. Me lo pasaba muy bien en las actividades extraescolares como batuka y patines. Luego fui con Elsa, sus experimentos eran muy divertidos. En mi ultimo curso, lo mejor fue el viaje a Port Aventura.

         Cuando pasé al instituto lo peor fue no coincidí con ninguna de mis amigas en la misma clase, pero conocí a otras compañeras y he hecho nuevas amistades.

La vida según Beatrice Isabella

        Me llamo Beatrice y vivo en Torres Torres(Valencia). Mis padres vinieron hace 15 años y viven desde entonces aquí. Yo nací el 13-11-2002,y tengo 14 años. Nací en Sagunto. Mi madre se llama Mirela y mi padre Viorel. FuI a la guardería en Rumanía, luego volvimos a España y llevo estudiando aquí desde entonces. Cuando fui creciendo me dí cuenta de lo que me gusta y lo que no. Me gusta dibujar, estudiar, cantar... No me gusta correr, las legumbres...          

    

        Cuando yo ya tenía 3 años y medio apareció una criatura a la vida, mi hermano. Se llama Ronald y ahora tiene 10 años, el 11 de Julio cumplirá 11. También nació en Sagunto y lleva estudiando aquí desde siempre. Cuando él tenía 3 años se ahogó y no supe nada de él 2 días. Sufrí y no paraba de preguntar por él, pero no me decían nada. Antes de que cumpliera 8 años volvimos a Rumanía, y un tiempo después mi bisabuela murió. Desde entonces no he vuelto. Me lo pasé muy bien en la infancia con mis amigos, pero lo pasaba muy mal en casa. Mi padre me pegaba e insultaba. Mi madre intentaba protegernos, pero tenía y sabía que saldría perdiendo. Los tres, mi madre, mi hermano y yo estábamos unidos para poder superarlo. A los casi 11, me intentaron acosar sexualmente y eso me traumatizó, aún lo recuerdo. Mi madre me ayudo en todo, pero mi padre no, me decía que tenía que trabajar y eso a mí me dolía. Un año después de lo sucedido, tuve otra mala noticia, mi padre y mi madre se habían separado, y mi padre tenía una orden de alejamiento. No se podía acercar a mi madre, tenía que estar a 200 metros de ella, pero se lo bajaron a 50. Pasaba el tiempo y lo pasaba mal, íbamos tres veces a su casa. Muchas veces me enfadé con él y me fui de su casa para estar con mi madre. Una vez me dijo que prefería tener un niño que tenerme a mí y me hizo llorar. En verano del 2014 se fue del país, estaba huyendo, pero yo no lo sabía. Él siempre nos dejaba solos y se iba. Cuando se fue me dolió, pero me sentí aliviada y un tiempo después empezó a llamarnos y hablábamos con él, hasta que no aguanté más y no le contesté. Siempre preguntaba por mi hermano y por mí solo cosas como: ¿fumas?, ¿tienes novio? y otras más. Mi madre lo ha ido superando y ahora ya somos felices. Yo estoy estudiando, pasándomelo bien y disfrutando con mi familia.

 

       Para el futuro quiero seguir estudiando y ser abogada. Quiero tener felicidad y ayudar a la gente con lo que necesiten, pero sin precipitarse. Quiero que todo mejore. Esta es la descripción de mi vida.

La vida según Francisco Damián López

 Mi vida, todo comenzó el 24 de Septiembre de 2002, eran las siete y media de la mañana, cuando mi madre se puso de parto. Días más tarde ya estaba yo en casa, llegué al mundo siendo el hermano pequeño de una familia. Verónica mi hermana mayor, que me sacaba 3 años, ya comenzaba a destacar en los estudios, cosa que de alguna manera me iba a afectar a mí también. Unos cuantos años más tarde, en concreto cinco, apareció un nuevo miembro en la familia, mi hermano pequeño Miguel. A partir de aquel día mi vida cambió, ya que aparte de esforzarme en los estudios para tratar de alcanzar a mi hermana, al ser el chico mayor, iba a tener que dar ejemplo a mi hermano, por lo cual ya no podía ser aquel chico alocado y despreocupado.

Al paso de unos años, acabé los estudios en primaria con unas notas increíbles, todos dieces, por lo cual como recompensa de mi esfuerzo me otorgaron el premio a la excelencia junto a una compañera. En estos años tuve bastante suerte, ya sea por los compañeros, porque yo era un chico bastante rellenito y nunca nadie me dijo nada o bien por los profesores que siempre me ayudaban y por los cuales he conseguido llegar tan alto.

En cuanto a la convivencia en casa siempre ha sido buena, tengo la suerte de decir que mis padres siguen juntos y que todos tenemos buena salud.

En estos últimos años he crecido, he madurado, pero lo más importante es que ahora veo las cosas de una manera diferente. Valoro mucho más el trabajo que hace mi madre en casa, veo lo que se esfuerza mi padre cada día para que a nosotros no nos falte de nada, y ahora intento esforzarme en todo lo que puedo para recompensarles todo lo que han hecho por mí.

Este ejercicio me ha hecho reflexionar sobre la vida, me ha hecho plantearme cosas que a mí ni se me pasan por la cabeza, pero sobre todo me ha ayudado a comprender lo importante que es la vida.

La vida según Francisco Clemente Calvo

     El 21 de mayo hace 15 años llegué a la vida de mis padres y de mi hermano, fue una noche fría y con una lluvia intensa, cuando mis padres escucharon mi llanto, vi en sus ojos una enorme alegría.

Al rato de nacer ya mamaba porque estaba muerto de hambre. Pesé 3600 gramos y medí 50 centímetros. Como era tan comedor empecé a crecer rápidamente.

     A partir de los seis meses empecé a comer papilla, tanto dulces como saladas. Me pusieron todas las vacunas recomendadas y me considero un niño sano. Me divertía mucho jugando con mi hermano, estábamos muy contentos e impacientes cuando iban a llegar los Reyes Magos hasta que descubrí que los Reyes son magos como la palabra indica.

A los tres años empezaron mis días en el colegio, después de la guardería. Al principio lloraba, pero enseguida me adapté a mi nueva vida. En el colegio me iba muy bien con mis amigos y profesores y no suspendía nada.

A los nueve años tome la comunión con mis amigos y fue un día muy divertido con toda mi familia.

A esta edad ya me gustaba el frontón, pero no lo practicaba porque en Castellnovo, ni había equipos tan pequeños. Una de las actividades que me gustaba era la bici y aprendí muy rápido y enseguida empecé a dominar mucho (caballitos, saltos, etc)

por culpa de esta labilidad he tenido muchos percances, pero el más destacado fue un día que fuimos todos los amigos a unas pistas de cros y me retaron a tirarme sin frenos y yo cumplí, pero en el último salto me caí de arriba a abajo con la suerte de que solo me hice dos heridas abiertas, una en el codo y otra en la rodilla. En la actualidad, además de la bici practico el frontón ya que ahora tenemos equipo de frontón para gente de nuestra edad y me divierto mucho.

     Ahora estoy estudiando tercero de la ESO, pero me podría ir mejor.

La vida según Javier Calás Fortea

Para mí la vida es una montaña rusa, tiene muchos altibajos. Depende de dónde procedas y en la familia que nazcas, la vida te resultara más fácil, pero si te esfuerzas tienes posibilidades de conseguir lo que quieras, aunque no siempre lo puedes conseguir y te quedas con lo que puedes.

También en el ámbito científico la vida es desde que naces hasta que te mueres, pero para mí es algo más...Aunque no sé el qué aun porque soy joven. La vida también es un recorrido de aprendizaje y de experiencias enriquecedoras que se van recogiendo a lo largo de la vida. En la vida hay que hacer locuras y atreverse a todo.

La vida es mi recorrido y cada persona tuene el suyo se puede cambiar y remodelar a tu gusto, pero más personalmente te podría decir que la vida es una preparación de experiencias.

En resumen ¡Haz con tu vida lo que quieras!

Pero no la eches a perder porque por lo que se sepa vida solo hay una…

La vida según Joaquín Campos

              ¡Hola! Soy Joaquín, tengo 14 años y vivo en Segorbe.

              Pienso que mi vida no es apasionante, pero tampoco es aburrida. Cada mañana me despierto sin muchas ganas de hacer nada la verdad, pero a medida que va pasando el día mi ánimo sube. El colegio a nadie le gusta, pero aún con gran pereza siempre hay que seguir adelante y esforzarse lo máximo que se pueda pues. aunque no lo veamos, es el camino hacia la puerta de nuestro futuro.

              No tengo muchos amigos, pero no me importa, porque los que tengo son imprescindibles en mi vida. Aunque no pensara eso hace un par de años, aunque fuera un poco desagradable una mala experiencia en mi vida me hizo darme cuenta de ello.

              Soy nervioso, inquieto y un poco desagradable a veces y no me gusta ser el tipo de persona que soy, pues mi actitud no me lleva a ninguna parte, y me doy cuenta de ello, día tras día. Aun así. soy feliz.

              Tengo a dos padres increíbles, y aunque uno esté más cerca de otro el cariño, el interés y el amor no se pierde. A mi padre lo veo poco, pero cuando lo veo lo pasamos genial. Es un poco duro con el tema de los estudios, siempre está encima de mí con que estudie. Pero gracias a eso he aprobado muchos de los exámenes y he tenido un mejor ámbito de estudio. Mi madre no es tan insistente en ese sentido, pero no me deja tranquilo, siempre se preocupa por mí, me ayuda, me apoya y siempre me insiste en estudiar más de lo que lo hago, pero a pesar de todo sé que lo hace por mi bien. Es perfecta en mi opinión.

              Mi familia es fantástica, siempre puedo contar con cualquiera de ellos para cualquier cosa, me apoyan, me ayudan y siempre me satisfacen. Es lo único que no cambiaría por nada del mundo ya que es lo más preciado que tengo.

              La vida no es fácil, lo sé, pero a pesar de todas las circunstancias, baches y tragedias que hayamos tenido ocasión de vivirlas hay que vivirla lo mejor que se pueda porque la vida son dos días y hay que disfrutarla.

 

Joaquín Campos Torres. 3E

La vida según Joel Pérez

La vida es como una línea, tiene subidas que significan felicidad o diversión y bajadas que significa tristeza. Después puede tener cortes donde significa que si esa parte de tu vida no la hubieras vivido estarías mejor por ejemplo un fallecido.

Otros tipos de desajustes en la línea de la vida son los baches son pequeños momentos en que la vida te pone desafíos como por ejemplo un examen, una cita con una chica o tan solo una entrevista de trabajo.

Actualmente mi línea de la vida esta pasando por altibajos un día estoy bien porque me ha salido todo perfecto y al día siguiente estoy fatal por otra cosa ocurrida.

Pero en general esta muy bien.

Por último, vida solo hay una y tienes que aprovecharla para todo sacarte una carrera para ganar dinero, casarte, salir de fiesta hacer viajes y si no estudias pues no tendrás dinero para realizar actividades extra con tu familia.

La vida según Lucas Villeifault

La vida humana es siempre un bien. De hecho, es el bien más preciado que existe y es el fundamento de todos los demás bienes que un ser humano puede poseer. Además, la vida de cada persona tiene tan alto valor que no puede confiarse con el valor de la vida de otros seres vivos. El valor de la vida humana se puede apreciar con el uso de la razón. Por lo tanto, puede ser apreciado por todos, y por el corazón, Proteger la vida humana es un deber que recae sobre todo ser humano, se ha de tomar con responsabilidad y decisión. Es de hecho cívico dada que la protección de la vida humana es condición irreemplazable para asegurar el bien común de todos. El derecho a la vida es inviolable y no debería existir la pena de muerte, aunque en algunos países no es viable. Para preservar el presente, y un futuro mejor es necesario proteger y cuidar la vida humana que hoy poseemos, educándolas y enseñándolos, porque ellos, y sus orígenes son los que hacían el bien y la educación del mañana, el progreso y la evolución. Para mí la vida es muy generosa y te da cosas buenas y buenas oportunidades, aunque a veces malas, pero yo siempre intento coger las buenas oportunidades.

También a veces la gente a la que quieres muere, estas triste, pero piensas que te habría podido pasar a ti. La vida es dura, tienes que trabajar, ganar dinero, educar a tus hijos. Si tú eres bueno con la vida, la vida será buena contigo. También pienso que hay que ayudar porque todos los seres vivos tenemos vida y todos los seres vivos necesitan nuestra ayuda, aunque sea una vez en su vida. La vida es sencilla para algunos y dura para otros y por eso pienso que los que tenemos una vida más “fácil” ayudemos a los que no la tienen tanto

Yo estoy muy feliz con mi vida y alegre, siempre intento que sea lo mejor posible y disfrutarla.

La vida según Mireia Járrega Marqués

Hola, me llamo Mireia Járrega Marqués. Mi vida siempre ha sido un tanto especial, no es como la de los demás, siempre se ha dicho que nadie es igual a nadie, pero yo me distingo con los demás adolescentes por mis gustos y opiniones.

Crecí en un pequeño pueblo llamado Altura, que está en la provincia de Castellón. Estudié en su pequeña escuela, pero cuando tenía ocho añitos me fui a Xirivella, una ciudad de Valencia. Allí pasé los peores años de mi vida, pues sufrí acoso escolar. Mis padres siempre me ayudaron, pero yo lo único que quería era estudiar, que era lo único que no me hacía pensar en aquellos compañeros que me hicieron pasar dos años infernales. Cuando conseguimos cambiarme de colegio, entré en uno que era de monjas en la misma ciudad, donde me costó bastante hacer amigos, después de aquellos dos años, era lo último que quería. Un año después, nos volvimos a Altura, mi pueblo natal, volví al colegio donde pasé mi infancia más feliz y después entré al instituto.

El mejor regalo que he recibido ha sido mi hermanita pequeña que, aunque nos llevemos tres años, es mi mejor amiga. Es la mejor profesora, la que me enseñó que hay algunas vidas que valen más que la mía propia. La profesora que me ha enseñado a reír hasta que duela todo el estómago. La profesora que me ha hecho aprender la telepatía que, con una sola mirada, ya sabemos lo que estamos pensando.  

Mis gustos son los que me diferencian de los demás adolescentes. Mi música favorita es la ópera y música clásica en general. Me encanta ir de fiesta y pasarlo bien con mis amigas, pero no puedo escuchar hablar de discomóviles, para mi es algo innecesario y una pérdida de tiempo. No le veo el sentido de estar escuchando las mismas canciones, beber alcohol y bailar durante horas, pero bueno, lo respeto.  Aunque nadie lo entienda, prefiero irme a ver una ópera o una zarzuela, que ir de fiesta toda la noche. Nada es comparable con la piel erizada en los momentos más delicados de una obra.

En un futuro me gustaría tocar en una gran orquesta. Haciendo lo que más me gusta en este mundo, tocar la trompa y escuchar música clásica. Aunque algunos digan que eso no es una carrera, yo siempre digo que esta carrera es la más dura porque se empieza a los siete años y nunca se acaba, siempre hay algo más que estudiar.

 

La vida según Patricia Sellés Ventura

La vida es un viaje. Pienso que es una experiencia de las muchas otras que te puedes encontrar. Mucha gente habla de que la vida es un camino, yo la definiría como el mar, este puede estar en calma o puede haber tempestad. En él te puedes encontrar muchos tipos de peces: de colores, bonitos, menos bonitos… pero todos peces. Me gusta hablar de ella como si fuera un cristal, bonito pero muy frágil. Ahora mismo la vida puede ser muy dura para algunas personas y satisfactoria para otras. La vida es una suerte, aunque en algunos casos no lo parezca. Me encuentro en una etapa que creo, puede ser la mejor. Es una edad en la que tan solo estudiamos, aprendemos y disfrutamos, porque es ahora el momento de empezar a conocer la vida, que es lo que nos rodea y como vivirla.

            Pero, ¿qué pasará cuando todo esto acabe? Yo solo espero una cosa de ella, y es que me dé buenos y malos momentos, para poder llorar a carcajadas y aprender de lo “incorrecto”. Debe ser muy bonito eso de poder viajar y ver la forma en la que viven las personas en otras culturas. El motivo de sus fiestas, de sus logros, etc. Lo que más me gusta, es ir en el coche, sentada y mirando el resto de autocares que nos sobrepasan e imaginar cómo puede ser la vida de esas personas, será aburrida, lo estará pasando mal, o quizás la viva con intensidad. Todos conducen por la carretera, cada uno dirigido a su destino y puede que sea la última vez que vea a esa persona, o a lo mejor nos encontremos de alguna otra forma, pero eso ya es cosa del destino.

            A muchos les encantaría saber cómo vivirán en el futuro, en qué trabajarán… Mientras yo solo quiero vivir el presente que vida solo hay una y tenemos que aprovecharla hora tras hora y año tras año. Si no fuera así, ¿cómo contaría mi experiencia en ella? Porque como ya he dicho, tan solo es una y única experiencia.

Patricia Sellés Ventura 3º E

La vida según Manuel Escrich Soriano

       Todo comenzó cuando nací, me dijeron que era grande y alto, pero yo os puedo contar mi etapa donde comencé primero de primaria, era un chico sociable que enseguida hizo amigos y donde yo empecé a darme cuenta de pequeñas cosas que me hacían crecer mentalmente.

       Seguía mi transcurso por el colegio C.E.I.P. Pintor Camarón. Llegó segundo y los estudios me iban muy bien.

       Mi madre me apoyaba, me felicitaba por los estudios, pero mi madre no era de regalitos, para ella era una tontería decía que era mi deber, y le doy toda la razón, aunque algunas veces nos íbamos al cine porque yo se lo decía y en aquel tiempo creo que me lo merecía, no lo sé, pero disfrutaba mucho.

       Tercero, cuarto y quinto fue una época monótona, aunque también había muchos momentos agradables. Pero en sexto empecé a cambiar. Mis estudios iban geniales, pero empezaba a darle una importancia casi extrema a los amigos, para mí los amigos son esenciales en la vida porque hacen tener momentos tanto agradables como lo contrario. Empezaba a interesarme salir de fiesta y conocer más gente.

       Además, también pensaba como iba a ser mi vida en el instituto I.E.S. Cueva Santa, esperaba que fuese buena.

       Primero de ESO fue un curso donde empecé a socializarme cada vez más, consiguiendo tener más amigos de todos los pueblos de alrededor, además dejé de relacionarme (salir con los amigos) de mis amigos de "toda la vida" y comencé otra nueva etapa en mi joven vida.

       Todo cambió, pero todo seguía normal y bien, pero en ese aspecto vinieron momentos muy buenos donde conocí a mis amigos actuales, que aun siendo mayores que yo, me aceptaron y hasta este momento, sigo cumpliendo con mis obligaciones y cada vez me hago mejor mental y físicamente, además mi familia ha sido y es una de las partes más importantes en mi vida.

       Hasta aquí os puedo contar, espero que os haya gustado y que, aunque cada uno tenga una percepción de la vida, yo pienso que deberíamos y tenemos que disfrutar el momento que, aunque desagrade decirlo la muerte no se sabe cuándo puede llegar.

Manuel Escrich Soriano

La vida según Marina Mata Gómez

      La vida... una cosa muy subjetiva, unos desean que se acabe, como los que luchan para que se legalice la eutanasia, pero esto no es mi caso. Espero saber disfrutar de lo que tenemos porque hay gente que no tiene nada de nada... yo me podría quejar de muchas cosas, pero intento no hacerlo exceso, aunque lo hago...

La verdad es que tengo una vida muy ajetreada ya que bailo todas las tardes en Valencia y tengo que salir muy pronto para poder calentar antes de las clases, porque desde que empecé a hacerlo he mejorado bastante la elasticidad y llego muy tarde a casa, más o menos a las diez. Sé que tengo que centrarme más en los estudios ya que tengo muy pocas horas libres, pero también las tengo que utilizar para descansar ya que llego muy cansada a casa. Cuando llega el fin de semana es como un regalo porque me da tiempo a hacer deberes y descansar, pero a veces tengo ensayos o clases de elasticidad en Valencia. A veces me siento un poco cansada y algo desmotivada, pero cuando pienso que he llegado muy lejos desde donde estaba se me va totalmente ese pensamiento de la cabeza. Si tuviera que añadir una foto relacionada con mi vida pondría una que tenga que ver con la danza.

Concluyendo la vida me parece que es algo que hay que aprovechar porque nunca sabemos cuándo va a acabar, pero mi opinión es muy subjetiva porque como ya he dicho antes hay gente que por cuestiones dispares tiene razones por lo que pensar distinto, por otra parte, creo que con la tecnología que hay actualmente se podrían mejorar la vida de muchas personas, pero por gente que está muy arriba socialmente no se puede llevar a cabo.

Marina Mata Gómez

La vida según Ruth Abad Hernández

     Hablemos sobre la vida, desde la primera mirada al mundo, 9 meses antes empezamos a ser y en ese momento empezamos a estar.

     Tengo 14 años y todavía no sé demasiado sobre el tema, voy improvisando. Mi vida no tiene nada de especial, es como la mayoría de vidas adolescentes de la zona: Del instituto a casa y en medio alguna actividad escolar, esperando el fin de semana o las vacaciones más próximas para poder escapar de la rutina. Puede parecer triste pero siempre hay momentos que te hacen desconectar. Escuchamos por todos lados que hay que vivir el momento y que lo que importa es el presente, cuando lo único que hacemos es estudiar para poder tener un buen trabajo y trabajar para poder mantenernos.

    En esta etapa de mi vida llamada “adolescencia”, en la que somos unos aprendices de adultos y buscamos nuestro lugar en la sociedad, todo cambia. Nos alejamos de la familia, conocemos nuevas personas y vivimos nuevas experiencias. Yo la verdad es que estoy rodeada de grandes personas y solo espero estar a su altura. Ahora mismo estoy como un poco perdida, pero como mucha gente de mi edad, no sé qué es lo que se me da bien, o lo que quiero hacer en un futuro y soy bastante desastre asique eso me influye también en el instituto etc…

      Simplemente la vida es tiempo y aunque suene muy poético es una buena definición. Para pararlo utilizamos válvulas de escape como, la música, un buen libro, una tarde con amigos o una película. Y esas cosas que nos hacen bajarnos del tren un rato y seguir disfrutando, porque eso es la vida, momentos amargos y cosas bonitas, porque la vida de muchas vueltas y yo ni si quiera soy capaz de imaginarme dentro de unos diez años. Cuando el viaje acaba solo queda nuestro recuerdo y nuestra esencia, junto a las personas que realmente nos importaban.

Ruth Abad Hernández

La vida según Camelia Elena Maican

Siempre hay un principio para todo, un simple “hola” puede ser el comienzo de una hermosa historia. Aquí o allí. Juntos o separados. A centímetros o kilómetros. Pero si el amor llega a ser real, nunca se romperá. Aunque muchas veces con pequeñas mentiras se pierden grandes personas o se tienen grandes problemas. Por otra parte, cuando pienso en el sacrificio de hoy, creo que es el éxito de mañana. Pero también quiero disfrutar porque si la vida dos frases ya hemos escrito más de la mitad de la primera.

Yo como más disfruto por ahora es haciendo un poco de lo mismo que el resto de adolescentes; pasar un buen rato con las personas a las que quiero o perder tardes enteras haciendo cualquier cosa. Cambiando de tema, si miro al pasado tengo muy buen recuerdo de mi infancia y siempre he tenido la ayuda de mis padres y el resto de la familia. Ahora, en el presente sigo teniendo cariño de todos ellos, acompañado del de mucha más gente que, aunque no tengamos los mismos genes para mí son como parte de mi familia.  Cuando pienso en el futuro lo que me viene a la cabeza es un largo camino que tendré que recorrer sola, porque no siempre estaré acompañada de mis seres queridos. Por lo tanto, con mi propio esfuerzo tendré que tirar para delante y superar, afrontar y solucionar los problemas que la vida me dé. Estoy segura que nadie me hará el camino más fácil, sino todo lo contrario, mucha gente intentará frenarme. Pero cuanto más me hagan caer más alto me levantaré.

También venceré mis miedos y cumpliré mis sueños. Pero sobre todo intentare ser lo más feliz posible. Escribiendo esto me ha hecho pensar en cosas que ya ni les daba importancia, como en los más mínimos detalles, en esas personas que me gustaría ver día tras día. Pero por desgracia no veo ni una vez al año. Y al igual que todo tiene principio también tiene final, para mí el final del camino es la muerte a la que tememos. Pero por el simple echo de que es algo desconocido para nosotros porque nadie sabe lo que hay al otro lado de la muerte. Eso lo descubriremos cuando llegué nuestro momento, nuestro día, nuestra hora…

Camelia Elena Maican

La vida según Salomé Torres Rausell

Para empezar, en la vida hay que valorar las cosas que tenemos, como. por ejemplo. ¿De qué serviría tener un hogar si no lo pudiéramos compartir juntos con familia y amigos? Son ellos los que dan vida y valor a una casa, pero nosotros aun así solo valoramos la casa, sea más bonita o más fea, más pequeña o más grande, es decir que en esta vida solo se valora lo material y cuando perdemos a alguien nos damos cuenta de que lo material no nos sirve de nada.

Luego, también están los momentos, los momentos que compartimos con la familia y los amigos, eso tiene mucho más valor porque es como adornar tu vida con momentos día a día. Por eso hay que aprovechar la vida, y cada momento con las personas que tienes al lado, disfrutar siempre, ya que no sabes cuando va a ser tu último día. La vida está llena de momentos, pero siempre hay momentos que resaltan más ya sea por las personas, por el lugar, o por el día…

Después esta la felicidad, la que casi todo el mundo busca porque se piensa que no la tiene, pero todos la tenemos, solo hay que apreciar lo que tenemos día a día para encontrarla, ya que nunca sabemos apreciar lo que tenemos, siempre queremos más.

Todos tenemos una rutina, ya sea en el trabajo, en la escuela, en el instituto… lo que hace que tengamos más problemas, porque vemos todos los días iguales sin fijarnos en los buenos momentos que hay en esa rutina, nosotros solo vemos el día a día, las mismas cosas, no observamos. También estamos acostumbrados  a llegar a casa y tener la comida, tu familia , la salud, y al estar acostumbrados a ese día a día lo damos por hecho sin pensar en lo que tenemos ni el día en que se pueda acabar.

Para tener felicidad solo tienes que agradecer la vida que tienes, nunca pedir más, ya llegará, solo vive todos los días como si fuera el último.

 Es decir, la felicidad no hay que buscarla, llegara sola.

 En la vida, también el mayor el mayor tesoro es la amistad, la amistad sincera es una de las cosas más bonitas que existen, los verdaderos amigos lo dan todo de manera desinteresada. Están ahí siempre, formando parte de nuestra vida con cada momento, compartiendo los malos momentos y celebrando los triunfos y alegrías. También puede pasar tiempo sin hablar o sin comunicarnos con ellos, pero sabemos que están ahí. Una parte de tu vida son tus amigos. “Quien tiene un amigo tiene un tesoro”.

Otra parte de tu vida, la más importante e imprescindible es la familia. Para mí, mi familia es lo único verdadero que tengo, que sabes que pase lo que pase no te va a fallar y siempre va a estar ahí, siempre he pensado que se lo debo todo a mi madre, ya que gracias a ella estoy aquí y también a mi padre ya que soy como soy ahora gracias a él. Gracias a ellos he aprendido todo de la vida, y sé que todo lo que me queda por aprender me lo van a enseñar ellos, también les agradezco a mis abuelos tan solo por enseñarme muchas de las cosas  que sé, por qué me han hecho ver que son las mejores personas que hay y que también estoy en la vida gracias ellos.

Yo creo que la vida al fin y al cabo se trata de disfrutar cada momento con tu familia y amigos, aprender cosas nuevas todos los días y no fijarte en las cosas malas, solo disfruta de lo bueno y olvídate de lo malo porque nada dura para siempre y si alguna vez estas mal, todo pasará.

Salomé Torres Rausell

La vida según Ilahm Kasami

                     Antes de comenzar este texto quiero dejar clara una cosa, la felicidad de la vida depende de la calidad de tus pensamientos.

                     Dicho esto, comencemos con el texto; mi vida es normal y corriente como cualquier otra, en mi vida amo a mi familia y a mis amigos. Mi familia la compone mis padres, mi hermana y mi hermano, yo soy la mayor de mis hermanos y eso hace que mis padres esperen más de mí. A mi hermana la trato como si fuera una amiga, no nos llevamos mucho, yo le paso por dos años y eso hace que nuestra confianza sea muy grande y le cuente todo como si fuéramos dos mejores amigas. Con mi hermano me llevo siete años, siempre estamos discutiendo y aunque a veces lo odie, es la persona más importante en mi vida, no me puedo imaginar ni un minuto de mi vida sin él. Mis padres son muy importantes en mi vida, son los que me trajeron a la vida y estaría dispuesta a darla por ellos, con mi madre tengo más confianza que con mi padre, y creo que es porque al ser mujer como yo le puedo contar todo y me entiende mejor, ella es mi consejera, y la verdad es que ¡se le da tan bien! Mi padre, hace que no me haga falta nada, con mi padre me llevo bastante bien, no le puedo contar de todo, pero él intenta ayudarme en lo que pueda.

                      Tengo dos grupos de amigos, con los que vale la pena arriesgar por ellos porque arriesgarían lo que sea por mí; y los no arriesgarían nada por ti simplemente son amigos con los que puedo salir por la tarde y pasar el rato, pero no les contaría ningún secreto ni nada. Con los amigos de verdad les puedo contar lo que sea sin pensármelo dos veces. Ellos saben cómo apoyarme y hacer que me sienta mejor. Con ellos paso mucho tiempo y vale la pena, cuando estoy con ellos me siento yo misma, puedo decir cualquier tontería que se me pase por la cabeza, conocen todos mis defectos y las cosas raras que me gustan y aun así me quieren y me aman. Me gusta ir de compras con ellos, ir al parque, ir a un restaurante a comer, ir a pasar la tarde en la casa de alguien…

                      Yo soy una persona bastante sensible y cuando me siento mal, lloro para desahogarme. Después vuelvo a sentirme bien. Creo que lo peor que me podría pasar es perder a un ser querido o tenerme que separar de mi familia o amigos. Y si pudiera pedir algún deseo, pediría que la vida sea eterna para poder estar con la gente que amo y no separarme nunca de ellos, porque mi vida es como un puzle en el que cada uno de ellos pone una pieza, si una pieza falta el puzle está incompleto.

                           Ilham Kasami 3º E

La vida según Sara Nogués Blasco

 

¡Hola! Soy Sara Nogués, tengo 14 años y vivo en Altura, un pueblo no muy grande de la provincia de Castellón.

Soy una chica alegre, simpática, curiosa y graciosa. Muchas veces me suelo preguntar que qué será de mi vida dentro de unos años o si cambiaré para bien o para mal.

Estas preguntas me hacen reflexionar sobre la vida, ya que para mí es un juego donde puedes tener suerte o a veces meter la pata.                                                                                                         

Creo que está bien tropezar algunas veces, para darte cuenta de tus propios errores.

       En mi vida tengo dos pilares muy fuertes, como son la familia y los amigos.

       Mi madre es una persona en la que puedo confiar, ya que me entiende y siempre cuando estoy mal se preocupa por mí. Cuando tengo algún problema se lo suelo contar para que me ayude con ello, aunque a veces no le cuento todo, porque o me entendería o diría que me preocupo por bobadas.                                                                

       Por otra parte, está mi parte, él es el que me enseñó a ir en bici, patinar, jugar al fútbol… Es una de las personas junto con mi madre en las que más con fio y van a estar ahí en las buenas o en las malas siempre que lo necesite, aunque tengamos muchas discusiones.   

        Otras de las personas más importantes de mi vida son mis amigos, que paso gran parte del tiempo con ellos, porque son con los que voy al instituto, salgo de fiesta o paso la mayoría de tardes con ellos. Todos mis amigos me hacen sentir a gusto, porque sé que van a estar para todo lo que necesite y que puedo confiar en ellos. También es verdad que hay algunos amigos especiales que te hacen sentir muy bien con ellos.

          Alguna de las cosas que más me gusta hacer es viajar, ya que siempre lo hago en compañía y con gente que vale la pena.

          En mi tiempo libre me gusta dedicarme a la música, ya que creo que sin música la vida no sería igual, y gracias a ella puedo expresar mis sentimientos y desahogarme.

           También me gusta cuidarme, y para ello me fijo en lo que debo comer o no. También practico balonmano, en un equipo, ya que me gusta mucho el deporte.

           En conclusión, creo que la vida es una oportunidad que tenemos que vivir al máximo, con momentos buenos o malos, y siempre estará la familia y los amigos a nuestro lado.

                                                                                Sara Nogués Blasco 3E

La vida según Silvia Navarrete

 Pienso que la vida hay que vivirla con felicidad porque si no es así, ¿para qué hemos nacido?

Cuando mi madre se quedó embarazada de mí, ya había tenido a mi hermano mayor. Mi madre pensaba cuál era el nombre que me iba a poner, pero como mi hermano era un poco cabezón y el nombre que había pensado mi madre no le gustaba, decidió que me pusieran de nombre Silvia. No es que me desagrade ese nombre, pero cuando ya tuve edad de pensar y razonar, mi madre me dijo cuál era el nombre que me iba a poner y la verdad es que preferiría el nombre que hubiera elegido mi madre al que yo tengo actualmente.

Yo tenía la manía de cumplir años y a estas alturas aún no me la puedo quitar. Cuando yo ya tuve edad de tomar la comunión mi madre me preguntó si quería hacerlo, y por supuesto contesté que sí. Ya después de eso, entré al instituto, también entré en “la edad del pavo” que llaman y por lo tanto la tontería, ya os contaré lo que va después.

Toda mi vida he estado feliz porque he tenido todo lo que he querido, me han tocado unos padres que pagaría por ellos el universo, una familia a la que amo y me ama, y he nacido para vivir esta vida y no otra, si alguien no sabe vivir feliz, es que ha nacido para no saberlo. Si vivo feliz es porque he nacido para ello y la felicidad no se mide en dinero sino en sentimientos, cuando la gente no tiene dinero se cree que no puede ser feliz. El dinero no hace la felicidad, esta afirmación tiene algo de verdad, sin embargo, lo que el dinero sí hace es comprar el tiempo para hacer lo que amo y pagar a otros para hacer lo que odio hacer.

“Si quieres vivir una vida feliz, átala a una meta, no a una persona o a un objeto.”

Silvia Navarrete

La vida según Martí Durbá Furió

         Me llamo Martí y tengo casi 15 años. Nací a finales de julio y soy Leo. Según mi madre, el planeta Marte rige mi signo y como además su película favorita de joven era “Regreso al futuro”, me puso el nombre del protagonista. Como no tenemos una máquina del tiempo para poder viajar al futuro o al pasado y cambiar nuestro destino, creo que debemos vivir la vida aprovechando cada instante, disfrutándola al máximo (Carpe Diem), pero también reflexionando todas nuestras decisiones, ya que podemos dañarnos a nosotros mismos o a otros, y muchas veces no hay vuelta atrás.

         Como decía Forest Gump: “La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”.

         De momento, yo estoy contento con mi caja. Tengo una gran familia, mis padres se preocupan por mi educación y por mi bienestar. Me siento muy cercano a mi padre, por su carácter sereno y su ironía. En cambio, mi madre es todo lo contrario, es más pasional y directa, pero también es la que se preocupa más por mi (supongo que como todas las madres). Y luego está mi hermana pequeña, que es la muñeca “Anabelle” de la casa. Algunos días es muy graciosa y otros parece la niña de “El exorcista”.

         En cuanto a los amigos, no tengo muchos, pero valen millones. Mejor calidad que cantidad. No me gusta que la gente que va de chulo por la vida y necesita un cementerio particular (como diría mi yaya). Prefiero alejarme de esas personas. Tampoco me gustan los que van de superiores y forman grupos cerrados. Yo espero de un amigo que me apoye siempre y que me perdone, aunque alguna vez discutamos por tonterías.

         Soy un tío tranquilo y me gusta viajar (de momento siempre con mis padres), conocer otras culturas y lugares. También me gusta bastante la música y por eso toco el saxo. Y por supuesto no me libro de la afición al fútbol y a los videojuegos.

         Aunque a veces me queje de mi vida, cuando veo un telediario, me doy cuenta de lo afortunado que soy en todos los sentidos.

         En general, no tengo queja, y espero que los bombones que quedan en la caja de mi vida tengan todos buen sabor.

 

 

Martí Durbá Furió

3º ESO E

La vida según Silvia Georgeta

              Viéndolo desde mi punto de vista pienso que solo vivimos una vez y por ello debemos     aprovechar al máximo todo lo que la vida nos ofrece; los momentos con la familia, las oportunidades de aprender, de perseguir nuestro sueño hasta conseguirlo...

              La vida consiste en recorrer tu propio camino desde el día en el que naces hasta tu muerte, habrá problemas, pero también soluciones. Nada durara para siempre; ni la felicidad ni la tristeza, todo llega a su debido tiempo y de todo se sale con la cabeza en alto y con una lección aprendida.

A la hora de afrontar los problemas, lo que nadie debería de hacer es caer en pensamientos negativos, algo que siempre deberíamos de hacer y más de una vez ni yo lo hago, es agradecer por lo que tenemos, levantar la cabeza y comenzar a ver el lado positivo, porque si algo pasa es por algo y es la única manera de sobrepasar los problemas y avanzar hacia nuestro destino.

En el momento en el cual decides perseguir tu sueño tienes que saber que todo depende de la capacidad y las ganas que tengas de lograrlo, cada logro por muy pequeño que sea es un paso más hacia tu meta.

Nunca debes dejar de hacer algo por miedo a no conseguirlo o por el que dirán, pocos estarán contigo al principio. pero muchos al final, cuando todo el trabajo duro haya pasado y estés en lo alto de tu vida entonces, sí, todos llegaran e intentaran ocupar el lugar de las personas que estuvieron día a día intentando ayudar.

           Ante todas las adversidades de la vida siempre tienes que sonreír recordando el día en el cual comenzó todo sin saber que algún día llegaría su fin. Cuando todo acabe te darás cuenta de todo lo que perdiste sin pensar en que ya no lo volverías a tener, también te darás cuenta de todo lo que ganaste al tomar las peores decisiones por qué gracias a eso la vida te ofreció nuevas oportunidades.

           En la vida también nos encontramos al amor, que consiste en enamorarse día a día de la persona que escogemos para compartir nuestros sueños, nuestras opiniones…  Muchas veces puedo pensar que ha llegado la persona indicada pero más de una vez me he equivocado igual que gran parte de las personas. Cuando todo va bien siempre hay algo que falla. En el momento en el cual todo a acabado te sientes engañada por el hecho de haber dado todo a aquella persona que supuestamente era la perfecta, y que al darme cuenta de todos los sacrificios que hice por él y él no hizo no la mitad por mí, siento un gran vacío dentro, pero eso no es mal ni mucho menos. Eso te enseña a quererte a ti misma, a ser más fuerte y a controlar mejor las relaciones futuras.

         A veces siento que estoy sola, desamparada y que el mundo se me echa encima en esos momentos es cuando más falta me hace el cariño y el amor de mi familia y mis amigos. La mayor parte de veces lo tengo, pero otras muchas no. Son esos momentos en los cuales piensas que no vale la pena seguir. La única solución que te viene a la cabeza es abandonar y en ese preciso momento llega la persona que te salva del abismo y da sentido a tu vida.

Silvia Georgeta

La vida según Carla Sellés

Todos creen que la vida de un adolescente es fácil, que no hay que preocuparse de nada, solo tenemos que estudiar y que siempre estamos de fiesta con los amigos. Pero no es así, ser adolescente no es fácil. Nos quitan los privilegios de ser niños, y no nos dan los de los adultos. Todos piensan que no nos pasa nada, que no tenemos preocupaciones, que nos da igual todo. Pero eso no es así, o por lo menos en mi caso. Yo creo que la mayoría de adolescentes estarán de acuerdo conmigo. No es todo tan bonito como lo creen los adultos, todos ellos han pasado por nuestra etapa, y creo que deberían comprenderlo. Pero según ellos no es lo mismo, somos diferentes.
      
          No todo es una fiesta, sufrimos nuestros propios problemas y muchas veces duele demasiado, yo he aprendido a no preocuparme ya tanto por las cosas. Mis padres se creen que mi conducta ha cambiado, que mis notas han bajado, y que no soy la misma Carla de siempre, pero no es así sigo siendo la misma, pero ha llegado el momento en que prefiero pasar de todo, y seguir tranquila, porque ha llegado el momento que me he dado cuenta, que no me puedo tomar todo tan a pecho. No porque mis amigas tengan más cosas que yo o porque salgan más van a ser mejor que yo.

Creo que cada uno es especial como es y hay que aceptar bien las cosas y mirar el lado positivo. No todo es un cielo nublado, hay que ver las estrellas de cada noche y disfrutar de la vida, así que si parece que pasamos de todo y aparente que somos tan felices es porque mentimos genial. Porque hablo en el nombre de todos los adolescentes que sufrimos por las noches, pero preferimos contar estrellas y hacer cada día de nuestras vidas algo más emocionante, porque si ríes la vida es mucho mejor. Siempre habrá noches de bajón, las que algunos nos lo tragamos para nosotros mismos, y otras personas se lo cuentan a sus amigos para que les intenten ayudar. Pero en los dos casos hay lágrimas de por medio y como suelen decir " no llores porque las lágrimas no te dejaran contar las estrellas". Hay que disfrutar de todo, y si algún adulto lee este texto que he escrito, espero que tome este pequeñito consejo que le dejo, y es que recuerde que él también ha sido joven y que si envidia algún adolescente porque cree que vive mejor que recuerde que no vivimos mejor que nadie, sino que sabemos mentir mejor.

Disfruta de la vida, porque solo hay una y no hay una y no hay que vivir siempre enfadado, hay que demostrar al mundo lo que uno vale con una bonita sonrisa.

Carla Sellés

La vida según Marina García

     ¡Hola! Me llamo Marina, tengo 15 años, vivo en un pueblo que se llama Segorbe, en la provincia de Castellón y voy a contar sobre lo que es para mí la vida y lo significante que es.

         La vida, para mí es como un regalo que solo, por desgracia, nos dan una oportunidad para estar en ella, vivirla y disfrutarla al máximo cada momento que nos da ya sea bueno o malo en cada segundo, minuto, horas… También, otra cosa que tiene la vida para que aprendamos, es saber salir adelante y saber afrontarlos todos los obstáculos que nos pone para hacernos más fuertes y con más experiencia de las cosas. Muchos de nosotros, a raíz de fallos y fallos al final hemos aprendido a esquivar las cosas malas y sobre todo a dejar las cosas buenas a un lado y las malas al otro, en conclusión, saber lo que nos beneficia y lo que no.

Una pieza fundamental en mi vida en mi día a día son mis amigos y amigas ya que desde la niñez hemos estado todos juntos, a pesar de algunos, que por enfados se han ido yendo de mi vida, pero bueno…a todos nos pasa. Ahora que ya somos jóvenes o más bien adolescentes lo que más me gusta hacer con ellos es salir de fiesta, irnos de compras a Valencia, contarnos las cosas, ayudarnos y disfrutar las cosas que hacemos juntos porque esto en un futuro no lo podremos hacer porque no tendremos la edad para hacer lo mismo y no podremos volver a vivir otra vez la adolescencia.

         También, me gusta conocer a gente nueva de otros países, otras culturas… Pero yo no pienso que por conocer a más gente sea mejor, ya que no tienes tanta confianza con la gente nueva y no las consideras como amigos, sino como conocidos porque si te pasara algo sé que las de toda la vida van a estar ahí pase lo que pase y sin embargo, las otras no lo sabes pero me parece bien el hecho de aprender culturas, lenguas diferentes. Yo, esas experiencias ya las conozco porque estuve viviendo en Italia durante un año y tuve que adaptarme a todo lo de allí.

         Mi familia, es una pieza fundamental en mi vida también, ya que me siento apoyada haga lo que haga por ellos.

         Mis abuelas y abuelos, han sido y van a seguir siendo lo mejor lo que tengo ya que me ayudan a conseguir todas mis metas y a veces les cuento a ellos antes mis problemas que a mis padres porque ellos se lo toman con calma para que no me vean mal a mí y mis padres se enfadan enseguida conmigo. Todos sabemos que los abuelos no son eternos, pero ojalá lo fueran.

         También, en mi vida son importantes mis padres ya que ellos también me han cuidado desde pequeña y se han preocupado por mí para que tuviera lo necesario y estuviera bien y a gusto.

         En conclusión, creo que mis apoyos son mi familia y mis amigos, ya que a pesar de todo los voy a tener apoyándome tanto yo a ellos, como ellos a mí y estoy muy agradecida de que estén en mi vida.

         En la vida, todo el mundo hemos tenido problemas y vamos a seguir teniendo. Yo, después de bastante tiempo me he dado cuenta de que para solucionar las cosas tenemos que hablarlas e ir con buena intención, sino en vez de mejorar las cosas, lo único que haces es empeorar la situación.

         A mí, me gusta cuidarme y hacer deporte, pero sobre todo lo que es esencial para que yo esté bien, es ver a la gente que yo quiero feliz porque si no me hace sentirme mal.

         Otro tema que yo lo relaciono con la vida también, es el amor, ya que es algo habitual en nuestro día a día. Sinceramente, yo creo que a nuestra edad es difícil de tener una relación duradera, pero si se tiene…adelante.

         Yo, quiero vivir la vida y disfrutar cada momento y aprovechar al máximo cada etapa que tiene la vida, ya que la niñez ya la hemos pasado y coger con ganas la adolescencia y la juventud que es la siguiente etapa de mi vida y las que me quedan, aprovechar que las cosas solo se viven una vez.

         Preparar y reflexionar para hacer este texto, me ha ayudado a darme cuenta de la gente que tengo al lado en mi día a día y que igual tendría que preocuparme más por esa gente que está apoyándome  y demostrándomelo yo también.

         Como dicen nuestros abuelos: Adelante y a comeros el mundo que aún sois jóvenes.                                  

Marina García López 3ºA

La vida según Pedro Rubicos Álvarez

     ¡VIVE LA VIDA!

 

           La vida para mí es salud, compañía, cariño, afecto, familia, amigos.... la vida es una suma de cosas que hacen que nos sintamos bien. Que es la vida sino confiar en nuestros sentimientos, enfrentar retos, encontrar la felicidad, aprender.... vida, nunca sabes que va a pasar.

 

           Tenemos la capacidad de nacer, crecer, reproducirnos y morir, y aquí acaba la vida... con la muerte, este misterio profundo. Vida y muerte están conectados con el ser humano.

La vida es un regalo, cada momento es único e irrepetible. Pienso que debemos vivir

el momento contando el tiempo que se va y el venidero, aprendiendo de nuestros errores y disfrutando de las cosas buenas que nos pasan. Momentos felices y momentos tristes: desamor, decepción, fracasos, triunfos, enseñanzas, aprendizaje, amor, salud... vida por todo lo acontecido en el tiempo que nos toca vivir.

 

            Vida es un regalo cargado de belleza, un bien con fecha de caducidad. Vida: salud, dinero y amor. Todos perseguimos la felicidad y todos tenemos un objetivo en la vida.

 

            Las personas vivimos mucho tiempo sufriendo por tonterías y pienso que tenemos que vivirla con alegría, ilusión, sueños, fantasías y no que nuestra mente esté llena de tonterías.

Llena tu mente de amor, llena tu mente de vida. Nuestra vida es una carrera larga y dificultosa, sin en ella superas las pruebas de fatiga y cansancio, tu vida será hermosa.

 

Disfruta cuando miras hacia atrás y de este modo tu impulso hacia delante será mayor. Ver la vida con alegría.

 

           En la carrera de la vida, tenemos que soñar, alcanzar, aceptar, enterrar, perseguir, correr, destrabar, retomar, abrir, cerrar, quitar, abandonar, comenzar...enfermar, terminar.

 

Que afortunado soy con esta vida, que me toca vivir.  Rodeado de familia, cariño, amistad, salud... y retos que me quedan por venir. Que bonita la vida que me ha tocado vivir.

 

Podría decir VIDA: Voluntad, Ilusión, Dedicación y Amistad. Todas las palabras caben para definirla, para vivirla.

 

Pedro Rubicos Álvarez. 3ºE

La vida según Claudia Aleixandre Calero

       ¡Hola! Me llamo Claudia, tengo 15 años y vivo en Segorbe.

 

Yo creo que la vida es lo único   que tenemos y tenemos que disfrutarla al máximo. La vida parece larga, pero conforme pasan los días se va haciendo más corta ya que el tiempo acaba pasando muy rápido. Yo entiendo la vida como algo opuesto a la muerte. Como vivimos, morimos, y por eso hay que disfrutar hasta el último minuto.

 

Lo que más me gusta es dibujar porque ahí puedo mostrar mi imaginación y mi creatividad. Dibujo cosas de todo tipo, también me gusta diseñar tatuajes y de mayor me gustaría dedicarme a hacer tatuajes. También disfruto mucho escuchando música como rap, trap, electro etc... El cantante que más me gusta es Nikone porque su música mi inspira. En estos momentos, las personas más importantes en mi vida son mis amigos. Me siento muy identificada con ellos y comparto todo el tiempo que puedo en su compañía. 

 

Mis padres también son muy importantes en mi vida, aunque, a veces no entienden mi música o mi forma de vestir. Intento no tener secretos con ellos y me ayudan en todo lo que pueden. También me gusta cuidarme físicamente y practicar deporte como el baile, la natación, la bici, las pesas y el G.A.P. Creo que hay que cuidar tanto la mente como el cuerpo, por lo que intento saber cosas sobre el mundo e informarme de las noticias, así como leer libros. Para terminar, sólo quiero decir que la vida puede ser muy maravillosa si nos lo proponemos

 

Claudia Aleixandre Calero. 3ºE

La vida según Blanca Garnes Aguilar

¡Hola! Me llamo Blanca, tengo 15 años y vivo en Sot de Ferrer.

   Pienso que la vida hay que aprovecharla al máximo ya que solo hay una y es muy corta.

   Para mí, la vida tiene cosas buenas y cosas malas, por eso mismo hay que aprovechar y disfrutar de lo bueno y aprender de lo malo. Soy una persona muy curiosa y a veces me paro a pensar en temas como en el del organismo del cuerpo, las diferentes actitudes de las personas, los estados de ánimo, etc.

   Mi familia y mis amigos son las personas más importantes de mi vida, aunque creo que paso mucho más tiempo con mis amigos porque con ellos salgo de fiesta y paso la mayoría de tardes y fines de semana. Todos y cada uno de ellos me hacen sentir que lo tengo para lo que necesite y que podré confiar plenamente en cada uno de ellos (aunque de algunos más que de otros). Ahora mismo son un soporte necesario en mi vida.

   Otra cosa que me encanta hacer es viajar para estar con la familia, a parte de conocer y aprender nuevas culturas e idiomas.

   La familia me haces sentir muy segura y apoyada. Sé que a mi madre puedo contarle todos mis problemas y ella no los contará y me dará consejos. Cuando me ve triste siempre me pregunta para ayudarme en lo que necesite, pero en esos casos no le voy a contar todo, todo porque no lo entenderá. Sé que es una de las personas que más me quiere y nunca se alejará de mí.

   Con mi padre no tengo la misma confianza ya que no me entiende igual que mi madre, no sé por qué será… pero cuando le cuento cosas también me intenta aconsejar. A veces reñimos porque se preocupa demasiado por mí. Me ha enseñado diversas cosas: a ir en bici, nadar, patinar, etc. Sé que siempre lo tendré a mi lado a pesar de las riñas que podamos tener.

   También me gusta cuidarme, tanto en lo físico como en el interior. En el físico me cuido aprendiendo lo que hay que comer y cuanta cantidad, ya que soy un poco vaga para hacer ejercicio, aunque he hecho ballet durante cuatro años. En el interior me cuido dándome ánimos cuando los necesito y buscando consuelo en las personas que vea oportunas en cada momento.

   Bueno, resumiendo, creo que la vida nos ha dado una oportunidad para vivirla y no la tenemos que desperdiciar. Habrá momentos buenos y malos, donde estarán los amigos y familiares para ayudarte, apoyarte y como no, para hacerte feliz.

 

Blanca Garnes Aguilar. 3ºE

La vida según María Elena Picó

LA VIDA, A VECES…

 

La vida, a veces,

se arremolina en recovecos del camino.

Y es como si nada sucediera.

 

Pero si quieres viajar a algún lugar,

que no aparezca en los mapas,

no se lo cuentes a nadie.

Coge tu mochila

y emprende tu viaje.

 

Puede que en el camino

te sientas cansado.

Tómate tu tiempo.

Camina despacio

cuando tengas prisa

para que las piedras del camino

no entorpezcan tu marcha.

 

Y si algo te detiene,

tu andadura sigue.

Tómate tu tiempo.

 

La vida, a veces,

se desangra.

Sólo pequeñas gotas

que se disuelven en el aire,

que se disipan en los vientos.

Y nada ocurre.

Ante los ojos ajenos.

Pero tú lo sabes.

Sabes que te desangras.

No lo has sabido siempre. La mitad

de tu camino ha sido imperceptible.

Lo sientes cuando las miradas languidecen;

cuando no puedes sostener

la decepción de los pasos…

Es un proceso lento,

que te deja sentir el dolor.

 

Entonces…

tómate tu tiempo.

 

         Mª Elena Picó Cruzans

La vida según Jaime Gil de Biedma

NO VOLVERÉ A SER JOVEN



Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

 

                            Jaime Gil de Biedma

La vida según Mario Benedetti

NO TE RINDAS

 

 

No te rindas, aún estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo,

Aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos,

Liberar el lastre,

Retomar el vuelo.

 

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje,

Perseguir tus sueños,

Destrabar el tiempo,

Correr los escombros,

Y destapar el cielo.

 

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma

Aún hay vida en tus sueños.

 

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

Porque lo has querido y porque te quiero

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

 

Abrir las puertas,

Quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto,

Recuperar la risa,

Ensayar un canto,

Bajar la guardia y extender las manos

Desplegar las alas

E intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

 

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños

 

Porque cada día es un comienzo nuevo,

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

 

                            Mario Benedetti

La vida según Francisco de Quevedo

¡AH DE LA VIDA!

 

 

“¡Ah de la vida!”… ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni a dónde
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.

                            Francisco de Quevedo

La vida según Antonio Cruzans

¡Hola!, mi nombre es Antonio Cruzans, aunque en esta página se me conoce por Ancrugon, y yo pienso que la vida simplemente es una oportunidad, realmente la única oportunidad que tenemos, por lo que no deberíamos desperdiciarla, por ejemplo con la:

 

PEREZA

 

 

La noche esparce silencios

y blanquea hojas en la mañana,

por el horizonte un bostezo

y la luz en la languidez

de las nubes se arrastra,

más allá del pensamiento,

entre el vello de la tierra

y los poros del alba…

Cuesta abrir los ojos

cuando nadie te llama.

 

Sobre témpanos de indiferencia

trina un ave despistada,

mientras el universo se llena

de un crepitar de alas:

las esperanzas emigran

a latitudes más cálidas,

donde el aire huele a hiedra…

Cuesta mover los miembros

cuando no te sustenta nada.

 

El paso del tiempo,

con su sonido monótono, quiebra,

el reflejo de una quimera…

Cuesta abrir los ojos

cuando nada te espera.

 

Ancrugon

La vida según Elena  Rodríguez

LA VIDA

Elena Rodríguez

 

         ¡Hola! Me llamo Elena, tengo 15 años y vivo en Nules.

Pienso que vida solo hay una y hay que vivir todo lo que se pueda.

Para mí la vida es una oportunidad de disfrutar todo lo bueno que ofrece y aprender de lo malo que tiene también. A parte de aprender lo que me enseñan en el instituto, me gusta aprender sobre cómo somos las personas; por qué actuamos como actuamos, comprender cómo ven la vida los demás y cómo eso les determina en cómo se sienten y en lo que piensan, también en por qué hacen cosas malas a otros sin darse cuenta y sin saber cómo puede eso hacer sentir al otro. Una de las cosas sobre la que más reflexiono normalmente, es sobre las actitudes de las personas.

Con lo que más disfruto hoy en día es con los amigos, salir de fiesta, reírme, sentirme querida y aceptada por ellos y saber que tengo un amigo o amiga que me apoya y en quien puedo confiar. Para mí los amigos son ahora una de las cosas más importantes de mi vida, por no decir lo que más. Me gusta pasármelo bien con ellos y conocer gente nueva. Conocer gente nueva, porque pienso que cuantos más amigos tienes, mejor, ya que así tienes más gente con quien estar, disfrutar y confiar.

Otra de las cosas que también me gusta es viajar, para conocer otras culturas, saber cómo se comportan las personas de otros países, ver paisajes, edificios y monumentos que no veo normalmente y probar comidas diferentes. A mí me gustaría viajar mucho a lo largo de mi vida.

La familia también es algo muy importante en mi vida, mi familia me hace sentir muy segura y apoyada. Sé que en mi madre puedo confiar y contarle muchas cosas porque ella es una persona que guarda los secretos, me da buenos consejos, me entiende y cuando paso por un mal momento siempre se lo cuento para pedirle ayuda, ya que sé que ella siempre estará ahí. Aunque a veces está demasiado encima de mí o siento que no me entiende y no le cuento todo, todo, de mi vida. Sé que es la persona que más me quiere y no se apartará de mi lado nunca.

Con mi padre me siento muy protegida porque sé que si tengo algún problema, él siempre me va a defender. Con él no tengo tanta confianza como con mi madre, porque siento que me entiende menos, no sé si será porque es hombre, pero cuando le cuento mis cosas, siempre me aconseja e intenta ayudarme. A veces se pone muy pesado porque quiere que haga las cosas bien y reñimos. Pero siempre que necesito algo se preocupa por mí y me ayuda. Es muy cariñoso y me divierto mucho con él porque es muy gracioso y me hace tonterías. Me ha enseñado bastantes cosas: a patinar, ir en bici, esquiar, nadar, cocinar… Es como el típico padre de las películas que enseñan muchas cosas a sus hijos, son divertidos y cariñosos y te riñen si te tienen que reñir por tu bien. Sé que siempre estará a mi lado, que soy lo que más quiere y que puedo contar con él para todo lo que necesite.

En general me siento protegida y segura en la vida. Creo que no se puede vivir con miedo, ya que te cierras puertas. Pienso que hay que aprovechar todas las oportunidades de hacer cosas que brinde la vida y confiar en ti mismo. Me siento segura sabiendo que tengo mis derechos y que yo decido qué quiero contar, con quién voy, dónde y cuándo voy a algún sitio y qué tratos de los demás hacia mí acepto o no. No me gusta depender de nadie porque no quiero estar a la sombra de otras personas, yo decido lo que hago y lo que no.

Mis principales apoyos son mis padres y mis amigos, aunque me siento más apoyada por unos amigos que por otros. Busco apoyo cuando necesito ayuda, consejo o compañía y siempre encuentro ese apoyo, ya sea en mi familia o en mis amigos. Por eso yo creo que en la vida hay que saber rodearse de buenas personas, que tengan en cuenta a los demás y no miren solo por ellos mismos, que sean honestos, sinceros y cuidadosos. Pienso que el mundo está lleno de buenas y malas personas, por eso yo intento alejarme de aquellos que me hacen sentir mal y acercarme a aquellos que me hacen sentir a gusto. También sé que todo esto no es fácil, por eso les pregunto cómo hacerlo a las personas en las que confío, hay veces que me sale por mí misma y otras cuando no puedo, solo me queda aguantarme y volverlo a intentar.

Cuando tengo problemas con alguien porque he cometido algún error, lo que hago es ir y dar la cara, a pesar de tener miedo, porque creo que hay que intentar solucionar los conflictos. Cuando es el otro quien comete un error conmigo, también voy y le digo lo que me ha molestado y aunque esté enfadada y lo muestre, si me piden perdón y admiten su error les doy otra oportunidad, ya que pienso que todas las personas nos merecemos más de una oportunidad, puesto que todos cometemos errores. Ahora… cuando ya es el mismo error varias veces, aunque me pidan perdón, yo decido alejarme un poco de esa persona.

También me gusta cuidarme, tanto en lo físico como en lo interior. En lo físico me cuido aprendiendo que es bueno comer y en cuanta cantidad; que alimentos son más sanos y qué necesita mi cuerpo. También hago ballet, porque es ejercicio físico y además disfruto practicándolo. Me gusta cuidar mi apariencia, tener buena imagen y sentirme guapa por fuera y por dentro. Por eso también, intento cuidar a los de mi alrededor y descubrir quién y cómo soy. Así como cuidarme y tratarme bien cuando estoy triste, dándome ánimos a mí misma y buscando consuelo en otros.

Quiero disfrutar de la vida y pasarlo muy bien. Disfruto cuando me subo a un escenario y hago una actuación de ballet, cuando actúo en los musicales de verano que organizan mis padres y sus amigos, así como durante la preparación que todo esto conlleva, cuando estoy o voy a las fiestas de los pueblos con mis amigos, en el cine, cuando me voy a Inglaterra yo sola 15 días con otra familia, en vela, esquiando, en la playa con mis amigas, comprándome ropa y en otras muchas ocasiones más. Con todas y cada una de estas actividades siento emociones diferentes, pero en todas me siento feliz. Creo que en la vida hay que hacer aquellas cosas que hacen que te sientas feliz, ya que pienso que no hemos nacido para estar tristes, aunque en algunos momentos sea necesario. Si estuviésemos siempre felices no sabríamos valorar la importancia que tiene la felicidad.

Yo siento que ya que hemos venido a este mundo, habrá que aprovecharlo. Creo que la vida vale la pena vivirla porque ofrece muchas oportunidades. Oportunidades de poder sentir diferentes y variadas emociones, de compartir experiencias con otros, de equivocarnos y aprender… Para mí es un viaje superemocionante que puede ser divertido o angustioso dependiendo de lo que tú te propongas. Y yo pienso que hay que proponerse cada día valorar todo lo bueno que tenemos y que los problemas cuando vienen, hay que afrontarlos buscando apoyo en las personas que te quieren, y también apoyándose uno mismo en ese saber que muchas cosas buenas en la vida y no olvidarlo.  La vida es para vivirla, nunca sabes lo que va a pasar y eso es lo emocionante.

Muchas gracias por haberme dado esta oportunidad.

Preparar mi intervención me ha ayudado a reflexionar sobre de qué está hecha la vida, que la compone, que oportunidades brinda y qué papel jugamos nosotros en todo esto.  Mi madre me hacía preguntas para ayudarme a reflexionar y a veces le decía que eso era demasiada filosofía y ella se reía, así que al final después de tanto filosofar me doy que la vida es complicada, pero que todas las cosas pasan por algo y yo quiero descubrirlo.

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

Descargas...

La vida según Elena.pdf
Documento Adobe Acrobat [487.3 KB]

Gracias por leernos...

Lírica en transversal

"Lírica en transversal" es un proyecto educativo sistémico para la Enseñanza Secundaria. El engranaje es la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, que nos ofrece los mapas del camino y, de la mano de la lírica, nos adentra en la búsqueda de encuentro entre la educación y la enseñanza, integrando lo curricular con lo transversal.

PÁGINAS ASOCIADAS

El volumen de una sombra

"El volumen de una sombra" es una revista digital sobre varios aspectos de la cultura: dibujo y pintura, ensayo, libros, música, narrativa, poesía y un largo etcétera de temas variados.

El Olmo Club de Lectura

El Olmo Club de Lectura de Castellnovo es una revista digital sobre de los socios y simpatizantes de este club donde podéis encontrar comentarios sobre libros, poemas, biografías de autores y otros artículos literarios.

Nosotros en redes sociales

Últimas colaboraciones

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Cruzans Gonzalvo