Lírica en transversal
Lírica en transversal

Relato: El Caballo de Troya

Las cosas no siempre son lo que parecen porque, en muchas ocasiones, esconden alguna sorpresa dentro de sí mismas y se muestran muy diferentes a como nosotros creemos verlas. Eso fue, o es, o será, el Caballo de Troya, pues haber se supone que hubo uno conocido, pero su significado puede aplicarse a multitud de conceptos…

La historia es la siguiente: Homero, el famoso aedo de la Grecia antigua, en su poema épico la Odisea, nos relata que, debido al desgaste que la larga duración de la guerra estaba infringiendo en los ejércitos aliados de Grecia que sitiaban durante nueve largos años la bien fortificada ciudad de Troya sin poder tomarla y la desmoralización que se abatía sobre ellos, sobre todo tras la muerte de su guerrero más famoso, Aquiles, decidieron cambiar de estrategia.

La idea llegó del adivino Calcante, quien un día observó como una paloma era perseguida por un halcón y ésta se cobijó en una grieta de la roca donde el ave de rapiña no podía darle caza. El halcón esperó durante un rato a que saliese la paloma, pero, como ésta tardaba, fingió que se marchaba escondiéndose en otro lugar un poco más alejado. La confiada ave se decidió a salir de su refugio lo que aprovechó el halcón para caer sobre ella.

Así pues, Odiseo, tras meditarlo bastante, ordenó construir un caballo de madera lo suficientemente grande para que pudieran ocultarse en su interior un grupo de sus mejores guerreros. El caballo era enorme, como podréis comprender, y en su lado derecho tenía una escotilla, o puerta, camuflada por donde los hombres podían entrar y salir, mientras que en el flanco izquierdo mandó grabar la siguiente frase: “Con la agradecida esperanza de un retorno seguro a sus casas después de una ausencia de nueve años, los griegos dedican esta ofrenda a Atenea”. Y el grueso del ejército embarco en sus naves y desplegaron las velas para alejarse de la costa.

Los troyanos, desde sus torres y murallas, contemplaron toda la retirada del enemigo con gran alborozo y comprobaron que únicamente habían dejado un gran caballo de madera en honor de la diosa Atenea de aspecto aparentemente inofensivo, así que salieron a la playa y lo arrastraron hasta el interior de su ciudad, debiendo derribar parte de la puerta a causa de su gran tamaño. Una vez dentro celebraron la supuesta victoria con ofrendas a los dioses y un suculento festín y música y bailes. Ya entrada la noche, con todos los defensores dormidos, la escotilla se abrió y salieron los guerreros escondidos quienes abrieron todas las puertas de las murallas, mientras que la flota, amparada en la oscuridad nocturna, volvía a la playa y en silencio desembarcaba el ejército y tomaba la ciudad sin ninguna resistencia destruyéndola por completo…

Cierto que esta historia nos habla de un engaño, pero también puede referirse, como podréis comprobar, a los diferentes contenidos que las cosas pueden poseer y, como nosotros queremos hablaros de las palabras y sus significados, este relato nos viene al pelo porque las palabras son como pequeños caballos de Troya que contienen también diferentes guerreros en su interior: los significados, que podríamos separarlos en dos grupos: los que las definen de forma objetiva, es decir, aquellos que nos dicen cómo son realmente, llamados denotativos, y los otros, los que las deforman para utilizarlas en otros contextos que no les son propios gracias a la subjetividad, o diferentes formas de ver las cosas, de las personas que las utilizan, o sea, los significados connotativos.

Pero la diferencia con el otro Caballo de Troya es que estos otros guerreros son pacíficos y simplemente quieren conquistarnos con la magia de la imaginación.

 

Ancrugon

Actividades

 

CAMPOS SEMÁNTICOS PARA LA DESCRIPCIÓN DE PERSONAS: RETRATO

 

 

         Como hemos trabajado en la lectura de “El hueco” la descripción de personas podemos hacerla a partir de lo que nos cuentan de ella o de lo que ella misma piensa (y dice) o actúa. 

          A continuación enumeramos un listado de partes del cuerpo para hacer la descripción física: prosopografía, y los adjetivos que pueden describirlas. En primer lugar están los adjetivos objetivos y después aparecen algunos ejemplos de adjetivos subjetivos.

 

Actividad 1:

Completa el listado de adjetivos subjetivos añadiendo al menos tres más.

 

Cara: ancha, rolliza, amplia, cuadrada, chupada, fina, larga, llana, delgada, redonda, curtida, seca…

Afligida, ascética, desconfiada, dulce, dura, confiada, endurecida, expresiva, franca, fresca, impenetrable, inexpresiva, inteligente, jovial, salvaje, serena, severa, simpática, tranquila…

 

Frente: amplia, arrugada, baja, estrecha, lisa, abombada…

Inteligente…

 

Ojos: azulados, negros, grises, marrones, verdes, redondos, bajos, lagrimosos…

Despiertos, ausentes, concentrados, duros, movedizos, fugitivos, impenetrables, inexpresivos, intensos, maliciosos, muertos, nerviosos, serenos, soñadores, tiernos, turbios, tristes, vivos, pícaros…

 

Nariz: aguileña, chata, amplia, redonda, fina, larga, puntiaguda, recta, torcida…

 

 

Boca: fina, grande, pequeña, redonda, torcida…

Fresca, dura, besucona, habladora…

 

Cuello: corto, fino, grueso, largo…

Elegante…

 

Dientes: alineados, blancos, amarillentos, torcidos…

 

Mejillas: rollizas, caídas, deshinchadas, hinchadas, redondas, rudas,

suaves, blandas, rojas, chupadas, sonrosadas…

 

Labios: blanquecinos, estrechos, finos, grandes, delgados…

Herméticos, voluptuosos, sensuales…

 

Pestañas: espesas, largas, negras, claras, rizadas…

 

 

Cejas: arqueadas, espesas, gruesas, juntas, delgadas, separadas…

 

 

Cabellos: brillantes, sucios, castaños, rubios, pelirrojos, morenos, finos, sedosos, lisos, ondulados, rizados, recogidos, desordenados, ásperos…

Abandonados…

 

Manos: ágiles, blancas, cálidas, rugosas, delicadas, finas, grandes, gruesas, torpes, jóvenes…

Torpes, firmes, rudas, sensibles…

 

Piernas: delgadas, gruesas, enclenques, flacas, fuertes, secas, rechonchas, robustas…

 

Color: pálido, rosado, albino, moreno,  ceniza, amarillento, blanquecino, aceitoso, bronceado, tostado, oscuro, negro…

Desgastado…

 

Aspecto general o complexión: alto, atlético, bajo, robusto, corpulento, ligero, esbelto, delgado, débil, fuerte, gordo, ágil, deportivo, joven, canijo, barrigudo, flaco, viejo, macizo…

Aniñado, maduro, desgarbado, sano…

Los rasgos psíquicos para la descripción de personas constituyen lo que se denomina etopeya. A continuación presentamos un listado de adjetivos que sirven para describir la personalidad. La mayoría de los adjetivos muestran significados connotativos. Y podríamos clasificarlos en tres bloques: los que se refieren a las tendencias temperamentales; los que constituyen rasgos de carácter, y los que describen rasgos de la inteligencia.

         El temperamento se muestra en los primeros meses de vida. Tiene mucho de heredado e innato. Y tiene que ver con tendencias y respuestas emocionales más o menos universales, que nos van a acompañar siempre. Algunas de estas tendencias son: la extroversión / introversión; lo activo / lo pasivo. La primera nos lleva hacia afuera o hacia adentro; la segunda nos lleva hacia el movimiento o hacia la quietud.

         Adjetivos para el temperamento pueden ser: extrovertido, introvertido, impulsivo, reflexivo, activo, pasivo, comunicativo, inhibido, etc.

         El carácter lo vamos elaborando a medida que crecemos, y constituye el conjunto de hábitos y reglas que adquirimos cuando interactuamos con el entorno. Es un concepto muy relacionado con la socialización y el desarrollo madurativo. Tiene que ver con nuestro modo de actuar y reaccionar. Y se suele mover entre nuestra tendencia a establecer contacto desde la confianza o, por otro lado, la tendencia a retirarnos desde el control.

         Adjetivos para describir el carácter pueden ser: sociable, agradable, simpático, atento, chistoso, educado, orgulloso, desconfiado, deshonesto, hipócrita, amanerado, humilde, pacífico, amable, cruel,  bebedor, etc.

         La inteligencia, que en gran medida viene con nuestros genes, se puede describir desde diferentes vertientes: desde nuestras capacidades mentales: rápido, lento, intuitivo,  sensitivo, visual, auditivo, imaginativo, reflexivo, lógico, racional, analítico, sintético, abstracto, concreto, lineal, global…; desde la formación y aprendizaje: perito, letrado, culto, experto, ignorante, inculto, inexperto…; desde nuestras habilidades: hábil, diestro competente, inepto…

 

         Todos los rasgos que forjan nuestra personalidad constituyen nuestro talento. Cuanto mejor los conozcamos más saludables van a sernos.

 

Actividad 2:

Busca al menos tres sinónimos y tres antónimos para los siguientes adjetivos:

 

Amable:

Sinónimos:

Antónimos:

 

Simpático:

Sinónimos:

Antónimos:

 

Inteligente:

Sinónimos:

Antónimos:

 

Actividad 3:

Elige un adjetivo para describir un rasgo de personalidad que te resulte positivo en una persona. Y describe dos acciones posibles para ello.

Ejemplo: Generoso

Acciones: Comparte lo que tiene. Piensa en lo que pueden necesitar los demás.

 

Actividad 4:

Indaga en tu familia para conocer rasgos de tu temperamento que mostrabas en los primeros meses o años de vida. Anótalos. Y comprueba de qué manera están o no presentes ahora en tu día a día.

 

Actividad 5:

Elige una foto de tu infancia que te guste especialmente y que te sientas identificado por alguna razón. No la muestres a tus compañeros.

         En clase vamos a intercambiarla con los compañeros sin saber de quién es y vamos a imaginar una historia para esa persona a la edad de 13 años. La historia hará referencia a la foto para identificar semejanzas o diferencias. 

Descargas

CABALLO DE TROYA.pdf
Documento Adobe Acrobat [431.0 KB]

Recomendar esta página en:

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.

Lírica en transversal

"Lírica en transversal" es un proyecto educativo sistémico para la Enseñanza Secundaria. El engranaje es la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, que nos ofrece los mapas del camino y, de la mano de la lírica, nos adentra en la búsqueda de encuentro entre la educación y la enseñanza, integrando lo curricular con lo transversal.

PÁGINAS ASOCIADAS

El volumen de una sombra

"El volumen de una sombra" es una revista digital sobre varios aspectos de la cultura: dibujo y pintura, ensayo, libros, música, narrativa, poesía y un largo etcétera de temas variados.

El Olmo Club de Lectura

El Olmo Club de Lectura de Castellnovo es una revista digital sobre de los socios y simpatizantes de este club donde podéis encontrar comentarios sobre libros, poemas, biografías de autores y otros artículos literarios.

Nosotros en redes sociales

Últimas colaboraciones

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Cruzans Gonzalvo