Lírica en transversal
Lírica en transversal

Debate 8º:  Para 3º y 4º cursos                                   Igualdad

El debate de este trimestre, que compartimos los cursos de 3º y 4º de la ESO va a ser sobre “igualdad”: vamos a reflexionar sobre el valor polisémico y a veces ambiguo de esta palabra; cómo lo vivimos en la sociedad actual, y qué actitudes y conductas nos delatan y nos eluden. Vamos a analizar cómo nos influye este tema en nuestra cotidianeidad; también argüiremos sobre si manipulamos el concepto o él nos manipula a nosotros. ¿Qué significa para cada uno de nosotros comportarse en igualdad? ¿Existe, realmente? Es un tema que, sin duda, abre y nos abre a vericuetos que, quizá, aún están por descubrir. ¡Vamos a internarnos en ellos!

         A partir de las ideas que presentan los textos, que sólo se ofrecen como ejemplos de reflexión, tienes que escribir un texto argumentativo, con un mínimo de 200 palabras, en el que expongas y argumentes tu opinión al respecto. El plazo de entrega para este primer texto concluye el día  21 de marzo (antes de las 22h.). A continuación, y a partir de los textos escritos por los alumnos de 3º y 4º, debes redactar un texto argumentativo (con un mínimo de 200 palabras) que apoyen o rebatan la tesis propuesta. El plazo de entrega para el segundo texto concluye el día 23 de abril (antes de las 22h.)

 

·        Recuerda que los textos enviados no aparecen inmediatamente en la página y que debes asegurarte de que pasados por lo menos dos días ya han sido incluidos.

 

         Éste es un debate abierto, por lo que puedes invitar a participar en él.

 

         Como siempre los textos propuestos nos ofrecen maneras heterogéneas de enfocar y abarcar el tema, no sólo desde diferentes tipologías textuales y ámbitos lingüísticos; sino también desde diversos géneros literarios.

         Podemos hablar, escribir, dibujar, bailar, pensar, sentir… desde ese lugar de vacío fértil que nos brinda la poesía, y descubrir con poetas como Wistowa Szymborska o  Begoña Abad los parajes intrincados que nos cede la palabra “igualdad”.

         También podemos dejarnos motivar en nuestra reflexión por la actualidad de lo políticamente (in)correcto y las voces irónicas y críticas del ámbito periodístico, de la mano de escritores como Almudena Grandes, Juan José Millás, Pedro Álvarez de Miranda… en los que el término “igualdad” recorre otros caminos y sentidos, que a menudo se enfrentan a connotaciones éticas o meras confusiones de los límites entre la política y la lingüística. Al igual que las reflexiones que nos ofrecen los editoriales de El País y El Mundo, en los que el tema de la (des)igualdad se empareja a temas político-sociales como la “brecha salarial”, “los techos de cristal” y la “discriminación de género”.

 

 

TEXTO 1: poema de Wislawa Szymborska, de su libro Poesía no completa.

UNA DEL MONTÓN

 

Soy la que soy.

Casualidad inconcebible

como todas las casualidades.

 

Otros antepasados

podrían haber sido los míos

y yo habría abandonado

otro nido,

o me habría arrastrado cubierta de escamas

de debajo de algún árbol.

 

En el vestuario de la naturaleza

hay muchos trajes.

Traje de araña, de gaviota, de ratón de monte.

Cada uno, como hecho a la medida,

se lleva dócilmente

hasta que se hace tiras.

 

Yo tampoco he elegido,

pero no me quejo.

Pude haber sido alguien

mucho menos individuo.

Parte de un banco de peces, de un hormiguero, de un enjambre,

partícula del paisaje sacudida por el viento.

 

Alguien mucho menos feliz,

criado para un abrigo de pieles

o para una mesa navideña,

algo que se mueve bajo el cristal de un microscopio.

 

Árbol clavado en la tierra,

al que se aproxima un incendio.

 

Hierba arrollada

por el correr de incomprensibles sucesos.

 

Un tipo de mala estrella

que para otros brilla.

 

¿Y si despertara miedo en la gente,

o sólo asco,

o sólo compasión?

 

¿Y si hubiera nacido

no en la tribu debida

y se cerraran ante mí los caminos?

 

El destino, hasta ahora,

ha sido benévolo conmigo.

 

Pudo no haberme sido dado

recordar buenos momentos.

 

Se me pudo haber privado

de la tendencia a comparar.

 

Pude haber sido yo misma, pero sin que me sorprendiera

lo que habría significado

ser alguien completamente diferente.

 

                            Wislawa Szymborska

 

 

TEXTO 2: poema de Begoña Abad, publicado en su libro Cómo aprender a volar

Un día te hiciste mayor.

Lo supe porque dejaste de venir

a acurrucarte a mi lado

los domingos por la mañana.

Dejaste de buscar el calor

de mi costado

y mi mano distraída

haciéndote dibujos en el pelo.

Dejaste de pedir que te contara

cómo eras de pequeño

y cómo era yo y cómo tu abuelo

y apareciste, sabio ya.

Todo lo sabías en esa mañana triste.

Me costó acostumbrarme

a verte aparecer en la cocina

con el ceño fruncido, silencioso.

Tuve que aprender a quererte de nuevo,

también así, distante y gris.

Aprender que sólo era un baile de disfraces

en el que me tocaba adivinar

de qué ibas vestido,

pero sabiendo que siempre

detrás estabas tú,

igual que tú esperabas

que yo estuviera siempre

esperando sin disfraz.

 

                            Begoña Abad

 

 

 

TEXTO 3: Artículo periodístico de Juan José Millas, “Tendencia”, publicado en El País el día 2 de febrero de 2018

 

 

La igualdad y la desigualdad

No sé cómo tratan a un ministro cuando llega a las urgencias de un hospital público, pero dudo que lo aparquen en un pasillo

 

Juan José Millás

2 FEB 2018 - 00:00 CET

Luis de Guindos unto a los ministros de economía de Francia, Bruno Le Maire y de Italia, Pier Carlo Padoan durante un encuentro del Eurogrupo. JOHN THYS / AFP

Cuando algún político suelta aquella máxima de Aristóteles según la cual la justicia consiste en tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales, jamás hay cerca un observador que le pregunte si el IVA es justo. Las máximas le pillan a uno desprevenido. Supongamos que usted es desigual y que se acerca al supermercado a comprar una lata de cangrejo ruso. ¿No sería lógico, según Aristóteles, que se la rebajaran de precio? ¿Cómo va a pagar lo mismo que un igual? Aristóteles viene a cuento de que el crecimiento económico de Guindos no hace más que generar desiguales. ¿Qué hacemos con ellos?, ¿los atendemos con cortesía o los repudiamos?

Los aeropuertos tienen salas de autoridades para evitar estas confusiones. Si usted es igual (o político), lo acompañan a esta sala que lo aleja del ejército de repugnantes desiguales que vagan por los pasillos. Ahora no caigo si Aristóteles fue igual o desigual.

TEXTO 4: Artículo de Almudena Grandes, Portavoza, publicado en El País, el día 12 de febrero de 2018

 

Portavoza

Hoy sigo pensando que juez es neutra y jueza estrictamente superflua, pero la uso como todo el mundo

 

Almudena Grandes

12 FEB 2018 - 00:00 CET

Los más jóvenes no lo recordarán pero, hace unos años, el término jueza no existía. Reconozco que, al principio, me parecía feísimo y superfluo, puesto que juez es una palabra neutra. Hoy sigo pensando que juez es neutra y jueza estrictamente superflua, pero la uso como todo el mundo, incluidos los académicos de la RAE, que hace años la admitieron en su diccionario. Ignoro si portavoza triunfará o fracasará en el intento, como otras propuestas de desdoblamiento, pero me gustaría situar el ruido que ha desencadenado en la realidad donde vivimos. Hace unos días volví a Madrid en AVE. Para salir a la calle, atravesé un pasillo que ya había recorrido muchas veces, un espacio abovedado, forrado desde el suelo hasta el techo con anuncios publicitarios de una sociedad médica privada que ofrece asistencia sanitaria por Internet, pero ese día me fijé en algo que nunca hasta entonces me había llamado la atención. Los pacientes —aunque quizás sería más exacto llamarlos clientes— que se comunican en los anuncios con doctores, varones, les tratan de usted, mientras que los que dialogan a través de su móvil con una doctora, mujer, la tratan de tú. Me pareció un ejemplo muy útil para explicar en qué consisten los micromachismos, esas sutiles maniobras que a diario logran degradar o discriminar a las mujeres sin que se note y que obviamente existen, aunque el término que los define no figure en el diccionario de la RAE. En una sociedad donde la publicidad normaliza que dos personas que tienen la misma formación y hacen el mismo trabajo no reciban el mismo tratamiento, la polémica generada por la propuesta de llamar portavozas a las portavoces me parece ridícula. Sobre todo cuando ya nadie habla de las jueces, sino de las juezas.

 

TEXTO 5: artículo de Pedro Álvarez de Miranda, Feminismo y gramática, publicado en El País, el día 12 de febrero de 2018

 

 

Feminismo y gramática

¿Entenderá y aceptará Irene Montero que "portavoz" tiene dos géneros, masculino y femenino, y que esos dos géneros se manifiestan en la concordancia y en la selección del artículo precedente?

 

Pedro Álvarez de Miranda

11 FEB 2018 - 19:58 CET

NICOLÁS AZNAREZ

He visto el vídeo de Irene Montero. “Mañana —dice en él ante un micrófono— hay un acto [...] con diferentes portavoces y portavozas del grupo parlamentario confederal...”. No se percibe en la diputada ninguna vacilación en el momento en que enlaza copulativamente las dos formas sustantivas ya célebres, y sí, instantes después de hacerlo, una levísima sonrisa y cierto brillo en la mirada, propios de quien está pensando en ese momento: “La que voy a armar”.

Uno casi se alegra de que se produzcan estas excentricidades, si llevan a los ciudadanos a reflexionar un momento sobre el complejo funcionamiento de su lengua, y si dan pie a hacer un poquito de pedagogía. Intentémoslo, del modo más sencillo posible.

Los nombres que designan persona (o, más ampliamente, seres animados) podemos dividirlos en tres grupos. Unos (grupo A) “flexionan”, es decir, tienen distintas terminaciones para el masculino y el femenino (el ministro / la ministra, el presidente / la presidenta, el jefe / la jefa, el profesor / la profesora, etc.). Otros (grupo B), aunque tienen una forma única, sí tienen también dos géneros, masculino y femenino, solo que esos dos géneros se manifiestan exclusivamente a través de la concordancia, empezando por la que el artículo refleja (el artista / la artista, el modelo / la modelo, el cantante / la cantante). Un tercer grupo (C), muy interesante, es el de los llamados nombres epicenos: tienen un único género (masculino o femenino) y una única concordancia, pero pueden referirse a individuos de uno u otro sexo. Por cierto, muchos de ellos son de género gramatical femenino, por más que puedan referirse a hombres y mujeres: una persona, una criatura, una víctima...; entran aquí también bastantes nombres de animales: lince, gorila, cocodrilo... Este tercer grupo lo dejaremos ahora al margen, porque el litigio en lo que se refiere a la adscripción de portavoz se produce entre los grupos A y B. Pero permítaseme mostrar tan solo de pasada que en este texto: “El atracador apuñaló al cajero, Manuel Pérez; la víctima quedó tendida en el suelo”, un sustantivo femenino, víctima, que incluso arrastra a concordar consigo al participio tendida, se refiere a un individuo de sexo masculino. Magra compensación, es cierto, a la prevalencia inclusiva del masculino. Pero compensación al fin. Que ayuda a no identificar “género gramatical” y “género natural”, es decir, sexo.

 

La lengua española tiende a la flexión, es decir, a la pauta que marca el grupo A. Pero la casuística es muy compleja, y, por más que la mayoría de los que terminan en -o flexionan, hay unos pocos que no lo hacen: miembro, modelo, piloto, genio, testigo (salvo en situaciones que buscan la hilaridad, como la estupenda escena en que Chus Lampreave, en una película de Almodóvar, proclamaba ser “testiga de Jehová”). Nótese, incidentalmente, que la tendencia a la flexión en los sustantivos en -o es tan acusada que puede llegar a arrastrar a ella a formas resultantes de un acortamiento: así, no son imposibles endocrina (frente a la endocrino) u otorrina (frente a la otorrino), en las respectivas formas apocopadas de endocrinólogo / endocrinóloga y otorrinolaringólogo / otorrinolaringóloga.

 

Irene Montero actuó con cierta lógica gramatical al ensayar la flexión en un sustantivo terminado en -z, a la vista de los precedentes que la lengua le ofrecía como posibles modelos, es decir, a la vista del comportamiento de otros sustantivos terminados en la misma consonante. Hay, que yo sepa, cuatro: juez, aprendiz, rapaz y capataz. No hay duda de que rapaz flexiona (rapaz / rapaza), pero sí la hay en los casos de aprendiz (me inclino resueltamente por aprendiza, pero veo en el Diccionario panhispánico de dudas de la Academia un ejemplo de la aprendiz), capataz (véase la entrada correspondiente del DLE) y por supuesto en el célebre de jueza / la juez, en el que la vacilación parece irremediablemente enquistada, enquistamiento, todo sea dicho, en el que a la Academia le cabe alguna responsabilidad. Pero este caso daría para otro artículo.

 

 

Pues bien, vamos ya con el de portavoz. ¿Por qué pese a ser consustancial la flexión con lo que antes se llamaba el “genio” de la lengua —y hoy muchos llamarían su “ADN”—, por qué, digo, resulta imposible un femenino portavoza, incluso para quienes resueltamente apoyamos en general los mecanismos flexivos y en particular la pertenencia al grupo A de los nombres terminados en -z (rapaza, aprendiza, capataza, jueza)? Muy sencillo: porque portavoz es un nombre compuesto, resultado de la unión de una forma verbal (de portar) y el sustantivo (femenino, por cierto) voz. La palabra no es morfológicamente opaca para el hablante, sino muy transparente: todos reconocemos en ella la presencia del sustantivo voz, y sabemos que este sustantivo (como los miles y miles de ellos que, sean del género que sean y terminen como terminen, designan cosa y no persona) no podrán nunca flexionar.

¿Entenderá y aceptará Irene Montero que portavoz sí tiene efectivamente, y eso es lo esencial, dos géneros, masculino y femenino, y que esos dos géneros, en la imposibilidad de manifestarse por medios flexivos, se manifiestan en la concordancia y en la selección del artículo precedente? De hecho, si quería dejar constancia de su rechazo a la muy cómoda y económica predisposición del masculino —masculino gramatical, no sexual— para actuar como género no marcado, podría haber dicho (yo no lo haría, ni le aconsejo que lo haga, en evitación de una prolijidad engorrosa) “los y las portavoces” o “los portavoces y las portavoces”. Debe de ser frustrante la pretensión de sacar punta a estas cuestiones desde el feminismo en lugar de reflexionar serenamente sobre ellas desde el terreno en que solo cabe dilucidarlas, que es el de la gramática. Qué se le va a hacer. Así es la lengua, cuyas normas (o preferencias normales) emanan del uso de los hablantes (con masculino que en la mente de todos en absoluto excluye a las hablantes), no de la Academia, ni de los gramáticos. Haber escrito yo ahí “los y las hablantes” o “los hablantes y las hablantes” no sería más feminista, solo más prolijo. Y haber escrito “los hablantes y (las) hablantas” sería algo peor: un disparate y una memez.

 

Pedro Álvarez de Miranda es catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid y miembro de la Real Academia Española.

 

TEXTO 6: editorial de El País,Discriminación salarial”,  del día 11 de noviembre de 2017.

 

Discriminación salarial

Las diferencias de sueldos entre hombres y mujeres son injustas y antidemocráticas

La ministra de Empleo, Fátima Báñez. CHEMA MOYA EFE

Los indicadores económicos europeos muestran a España como uno de los países con una desigualdad más acentuada. Alimentan este estado la disminución en el número de empleos estables y la bajada de los salarios, un círculo perverso que ahonda aún más la precariedad del mercado laboral y agudiza el malestar social.

El informe difundido esta semana por el Instituto Nacional de Estadística apuntala esa sensación de empobrecimiento instalada en ámbitos cada vez más extensos de la sociedad. Los datos reflejan que el año pasado, el sueldo medio bruto de los españoles cayó por primera vez desde 2006. El recorte, del 0,8%, sitúa la retribución mensual en 1.878 euros. Preocupante es también que unos tres millones de asalariados perciban menos de 1.000 euros antes de impuestos.

Examinando los datos con detalle se observan peligrosas discriminaciones. La brecha salarial existente entre hombres y mujeres evidencia que el mercado laboral sigue privilegiando injustificadamente a los trabajadores masculinos. Mientras el salario medio bruto de ellos es de 2.075 euros mensuales, ellas perciben 1.661. Además, el número de mujeres que ganan menos de mil euros es el doble que el de hombres. Las trabajadoras asumen los empleos peor retribuidos, son víctimas propiciatorias de la temporalidad y tienen más dificultades para desarrollar sus carreras profesionales. Todos estos elementos contribuyen a consolidar una brecha salarial que resulta a todas luces intolerable.

Es precisamente ahora, en un momento en el que la economía crece a un ritmo del 3% y genera medio millón de puestos de trabajo al año, cuando los partidos, el Gobierno, las asociaciones empresariales y los sindicatos deberían adoptar medidas que corrigieran de una vez las discriminaciones salariales por razón de género. Son injustas y antidemocráticas.

 

TEXTO 7: editorial de El Mundo, ”Una brecha de género poco científica”, del día 11 de febrero de 2018.

 

 

 

Una brecha de género poco científica

DAVID S. BUSTAMANTE

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, proclamado por la ONU el 11 de febrero, sirve para poner de manifiesto que, al igual que en otros ámbitos de la sociedad, en el mundo científico existen sesgos negativos a la hora de valorar y contratar a las mujeres.

 

Aunque la situación está mejorando, aún hay cifras que reflejan una desigualdad de facto para cuya corrección las instituciones tendrán que seguir trabajando. Por ejemplo, de media, las investigadoras en Europa representan sólo el 33% del total y sus sueldos son un 18% más bajos, un dato, este último, que sólo se corregirá en 2133, el año en el que según el Foro Económico Mundial se llegará a la igualdad económica real de hombres y mujeres.

 

Entre los factores que explican esta realidad, destaca el del prejuicio interiorizado desde la infancia, tanto por niñas como por niños, que considera que para las carreras científicas se necesitarían unas supuestas cualidades innatas que desarrollarían mejor los hombres que las mujeres, en lugar de inteligencia, disciplina y trabajo. Una falsedad que es necesario corregir desde la escuela, en la que habría que dar mayor visibilidad al trabajo realizado por científicas, que sólo obtienen en nuestro país el 18% de los premios nacionales en especialidades de ciencias.

 

Pero también es fundamental para reducir esta alarmante brecha de género, que la legislación implemente políticas efectivas de conciliación de la vida familiar y profesional y se pueda romper así el techo de cristal que obliga a muchas científicas a elegir entre una u otra. De hecho, sólo el 20% de los puestos estratégicos en universidades y centros de investigación españoles están ocupados por mujeres.

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
  • Roger Giménez Badia (miércoles, 25. abril 2018 15:57)

    Comentario a MARÍA MARTÍ BLASCO

    Siempre me resulata curioso ver como cuando hablamos de igualdad pocas veces se expresan opniones en contra de ella. Quienes como María, o yo mismo, consideramos la igualdad como un objetivo deseable tal vez olvidamos que hay personas que no quieren la igualdad o no consideran que el mundo vaya a ser mejor por ser más igualitario. Tal vez estas personas no lo expresen con palabras, pero seguramente sus actos sí que muestran esa convicción. ¿Un mundo mejor será el resultado de personas mejores? Parece que necesariamente así haya de ser no? Las personas somos, creo yo, actos, hechos y palabras, Estamos hechos también de palabras y con ellas nos hacemos los unos a las otras. Algunos tenemos, tal vez, especial querencia por ellas - las palabras- hasta el punto que llegamos a considerar que escribir, leer y hablar, jugar con las palabras y dejar que vuelen libres llevadas por el huracán -ahora se las lleva internet, o twitter o el wasap que mandas diciendo "Te quiero"- es un acto que recrea y crea mundos. De hecho en eso está el bedate sobre el uso del lenguaje no? O al menos una parte...¿el genérico masculino excluye una parte de la realidad? ¿Sirve la duplicación de los terminos -masculino y femenino- para visibilizar a la mujeres y hacer de esta sociedad una más igualitaria? ¿El lenguaje cambia la realidad o solo se hace eco de lo real? Antiguo debate, que siempre me lleva a proninciar, para mis adentros, u-n-i-c-o-r-n-i-o, y callar.

  • Iván Mengod (lunes, 23. abril 2018 21:42)

    Estoy de acuerdo con Adrián Sebastián en que aunque se crea que el machismo ha disminuido, siguen habiendo injusticias muy obvias, como que a nivel dignidad se les trata como objetos sexuales en canciones de reggaetón(música que escucha el 90% de los adolescentes) y en que en muchas familias no se ayuda lo suficiente en casa, y que para que el machismo se erradique queda mucha gente por concienciar.

  • Sara Bolumar (lunes, 23. abril 2018 21:38)

    RESPUESTA A MIRIAM RODENAS
    Opino lo mismo que Miriam ya que la falta de igualdad no es culpa de el individuo sino de la sociedad actual, ya que hay mucha discriminación a ciertos grupos sociales de personas que por cualquier causa, la sociedad les hace sentir inferiores ya sea por un salario inferior, anuncios publicitarios, libros, comentarios etc
    En mi opinión el primer paso para un sociedad más igualitaria es eliminar todos los prejuicios y logotipos que influyan a los más pequeños para que así, que ellos no crezcan con las desigualdades de hoy en dia, ni con los prejuicios.

  • Arantxa Dolz 4D (lunes, 23. abril 2018 21:37)

    Respuesta a Joaquín Latorre 3C
    Desde mi opinión también pienso que la igualdad debería estar implantada desde hace muchísimos años, pero estamos en el siglo XXI y no se ha conseguido, todavía tenemos que seguir luchando tanto nosotros como el gobierno para poder conseguir la igualdad después de estar tantos años luchando. Al fin y al cabo llegaremos a un punto en qué tendremos igualdad no al 100% ( desde mi punto de vista) pero si que habremos conseguido bastante

  • Adriana Marco Bernat (lunes, 23. abril 2018 21:35)

    RESPUESTA A MARINA GARCÍA 4C

    Estoy de acuerdo con mi compañera Marina en cuanto a que la igualdad es el derecho que tenemos todos las personas delante de la ley por mucho que seamos de diferentes culturas, religiones , nacionalidades.
    Y estos sí, es cierto que nos condicionan, y también crean una jerarquía social a la hora de realizar cualquier labor o incluso racial.
    Es verdad que estos últimos años hemos conseguido un gran cambio , pero nunca es suficiente. Porque como cita mi compañera , la igualdad de género, una de las razones por las que más se lucha en la actualidad , es un factor en el que existe una gran lucha por que la desventaja que llevamos las mujeres se nivele de una vez .
    Y coincido una vez más con Marina en que es vergonzoso que en una entrevista de trabajo a una mujer le pregunten si va a quedarse en estado, por si es afirmativo contratar a otra persona que ya lo haya hecho o no tenga planes futuros próximos de ello.
    En pleno siglo XXI, ya no sea sólo tocando el tema del machismo , si no también la discriminacion hacia personas de otras razas , se necesita un cambio radical y el poder de ese cambio lo tenemos nosotros, los humanos que habitamos en la Tierra.

  • Eduardo Mauro Torres Blasco 4ºD (lunes, 23. abril 2018 21:25)

    La igualdad entre géneros, me parece totalmente justa, puesto que tanto el hombre como la mujer disponen de las mismas facultades físicas y mentales. Pudiera ser que pensemos que físicamente el hombre es más fuerte que la mujer, pero esto es muy relativo ya que existen muchas maneras de demostrar la fortaleza física de una persona. Por ejemplo: ¿Todos los hombres son capaces de hacer lo que hacen las atletas olímpicas? La respuesta es NO, por lo tanto todos los hombres no son más fuertes que las mujeres.

    Pero la igualdad no puede ser completa por simple naturaleza. En todas las especies de animales tanto el macho como la hembra tienen diferentes funciones dentro de su especie. Esto lo marca sobretodo en los mamíferos el hecho de la maternidad, y es que en el momento que una hembra se queda embarazada las diferencias y exigencias entre los dos géneros aumentan.
    En el caso de la mujer no es diferente pues todos comprendemos que una mujer embarazada tiene más riesgos a la hora de hacer determinados trabajos por lo tanto la igualdad de genero no puede ser completa.

  • Fernando Cercós Mateo 3ºC (lunes, 23. abril 2018 21:17)

    RESPUESTA A JOAQUIN LATORRE 3ºC
    Estoy completamente de acuerdo con el comentario de mi compañero Joaquín, porque como bien dice él, desde pequeños ya nos educan tanto a las niñas como los niños de maneras diferentes (los niños tienen que jugar con la pelota y ser fuertes, mientras que las niñas tienen que jugar con las muñecas y ser "débiles" ). Actualmente estas formas de educación se están cambiando cada vez más para que pueda haber una igualdad entre hombres y mujeres, pero pienso que aún quedan unos cuantos años para que esto ocurra.
    Una forma de poder avanzar para que se cumpla esta igualdad podría ser por ejemplo en el caso de los salarios, los mujeres deberían cobrar lo mismo que los hombres, siempre y cuando trabajasen las mismas horas y desempeñasen las mismas funciones ambos géneros.

  • Carla Llop Lluch (lunes, 23. abril 2018 21:09)

    Respuesta a Marina Font Carretes
    Estoy de acuerdo contigo ya que no hay desigualdad como antes, pero las mujeres siguen predominando a la hora de hacer las tareas domésticas y siguen habiendo roles de género.

  • Miguel Soler Paricio 3C (lunes, 23. abril 2018 20:58)

    Respuesta a Silvia Sanchís

    Hay puntos en los que estoy de acuerdo y otros en los que no. Por ejemplo, concuerdo totalmente en que todos tenemos que tener los mismos derechos y eso no es discutible. Sin embargo, me parece que lo de decir que en la mayoría de casos los hombres cobran más que las mujeres me parece algo bastante vago, ya que no se ha parado a pensar sobre las distintas variantes que hacen que haya diferencia salarial entre 2 personas con el mismo puesto (número de horas, calidad del trabajo...).

    Me parece que con la cantidad de problemas que genera el machismo, que la gente se fije en uno que fácilmente se puede desmantelar, es bastante absurdo. Por ello yo decidiría centrarme en problemas como que haya países en los que si una mujer pasea sola por la ciudad, pueda ser violada sin ningún tipo de problema.

  • Alejandra Dominguez Bernat (lunes, 23. abril 2018 20:46)

    Alejandra Dominguez Bernat respondo al debate de Beatrice Izabela Cus de 4C
    Concuerdo contigo en que hoy en día aún siendo el siglo XXI sigue habiendo machismos y micro-machismos en nuestra sociedad en el día a día y en cualquier parte un claro ejemplo como bien tú dices en los anuncios de colonias o perfumes se sexualiza a la figura de la mujer aunque si bien te has dado cuenta en algunas cadenas la chica del tiempo sale cuando hay buenas o malas noticias sobre el clima dependiendo de la cadena. También estoy desacuerdo con que la brecha salarial que hay entre hombres y mujeres es muy grande y en qué es algo irracional ya que un padre se puede encargar perfectamente de los hijos no sólo las mujeres pueden hacerlo. Respecto a lo del racismo concuerdo en que viene siendo lo mismo pero esta vez el odio se dirime al color de piel sin embargo no podemos olvidar que el odio aumenta hacia esa persona si es de otro país y encima mujer sus oportunidades frente al mundo laboral son reducidas.

  • Yaël Henrich Gutiérrez 4ºB (lunes, 23. abril 2018 20:41)

    RESPUESTA A MANUEL ESCRICH

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, en mi parecer la desigualdad es una palabra tan abstracta que creo que hay personas que no comprenden del todo su significado, la mayoría de personas opinan que la desigualdad es cuando llega a momentos extremos, pero en realidad la desigualdad empieza desde cualquier chiste, comentario e incluso pequeñas acciones que vemos sin importancia.

    Todo el mundo habla de como acabar con la desigualdad, pero pocas personas dan propuestas para dar igualdad, en mi opinión las dos cosas van ligadas, pero tendríamos que hacer pequeñas soluciones cada uno para contribuir con estas dos causas.

    Esta lucha es muy antigua y complicada, obviamente no vamos a solucionarlo todo en 7 días, pero debemos empezar a pensar en como hacer que el fin llegue. Este fin, se ve más lejano en países en los que se sigue viendo a la mujer como un objeto, o en los cuales su cultura, religión o familia ha influenciado en la manera de pensar de esas personas.

    En conclusión, todos los que podemos hacer algo para mejorar la situación tendríamos que esforzarnos por cambiarla, y así poder temer un futuro en el que ser mujer tenga la misma importancia que ser hombre.

  • MARIA ANDONOVA NIKOLOVA (lunes, 23. abril 2018 20:37)

    He decidido reflexionar sobre ”Una brecha de género poco científica”, aunque me ha sido difícil elegir el tema sobre el cual voy a hablar, ya que a mi como mujer, me resultan muy injustos todos, no, ignoremos que soy mujer, a todo el mundo le deberían importar todas las desigualdades anteriores.
    Pienso que, la desigualdad, es causada no solo por la sociedad en la que vivimos, sino que también por la educación que se recibe y hemos recibido (si, me incluyo ya que sin darnos cuenta, siempre hay micromachismos, que estos, obviamente, también hacen que crezca la desigualdad).
    A raíz de todo lo que se inculca, aparecen más y más micromachismos, como el claro ejemplo de que las profesiones "más difíciles" no estén hechas para las mujeres, ya que teóricamente no son lo suficientemente fuertes.
    Por esto, y por muchos más factores (como la enseñanza en la escuela, los falsos estereotipos inculcados o cosas tan simples como la publicidad) hoy en día, desgraciadamente aún hay desigualdades. Por ejemplo que las mujeres de media cobren un 18% menos (haciendo el mismo trabajo que los hombres), que solo ocupen un 20% de los puestos directivos y que según la Unesco representen dos tercios de los 792 millones de adultos analfabetos en el mundo, son algunas de las desigualdades que existen, entre tantas.
    Realmente espero que antes del 2133, y no mucho tiempo más tarde, se llegue a la igualdad económica real de hombres y mujeres.

  • Andrea Brosel 3°A (lunes, 23. abril 2018 20:36)

    Mi respuesta es paes Carla Llop
    Estoy de acuerdo con tigo tenemos que seguir luchando para que la desigualdad sea solo una palabra, y tengamos los mismos derechos tanto hombres como mujeres y se nos deje de discriminar en algunos siteos

  • David Capitan 4D (lunes, 23. abril 2018 20:18)

    Estoy totalmente deacuerdo con Joaquin LaTorre
    Porque si un chico juega con muñecas tiene que ser "marica" o si una chica juega aLfutbol tiene que ser "marimacho"?
    Pues NO, cada uno es libre para hacer lo que quiera. Asi que tiene que haber igualdad en general. Asi que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos que los demás. Porque los chicos siguen estando mas sobrevalorados que las mujeres.

  • MARÍA ARNAU IBÁÑEZ 4ºD (lunes, 23. abril 2018 20:11)

    Respuesta a Adriana Marco Bernat.
    Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de mi compañera, ya que las mujeres lo único que pedimos es igualdad entre hombres y mujeres sin que haya superioridad por un lado ni por otro. Mucha gente se piensa que el "feminismo" indica superioridad hacia los hombres, ya que el "machismo" si que es indicado como superioridad hacia las mujeres. Como dice ella es una vergüenza que en pleno siglo XXI aún haya un desequilibrio tan grande en la sociedad entre hombres y mujeres aun que también en el mundo laboral.
    En conclusión, desde mi punto de vista pienso y espero que dentro de poco se consiga la igualdad ya que muchas mujeres de todos los países han luchado para merecerse la igualdad con los hombres.

  • Daniela Peña Liberós 3°A (lunes, 23. abril 2018 20:10)

    Mi respuesta a Paula Tortajada3°A: Estoy de acuerdo con Paula Tortajada ya que la igualdad es una palabra que abarca muchos términos como de genero, social, acceso público y justicia etc... De la misma forma yo entiendo que la igualdad es una condición o circunstancia de tener una misma naturaleza, cantidad, valor o forma y compartir cualidades o características; también es el equilibrio entre los elementos que forma la sociedad. Donde hombres y mujeres tendrían que tener la misma igualdad o condición cuando hablamos de derechos, justicia, oportunidades etc... en ese tema la igualdad es muy limitada ya que en muchos aspectos los hombres y las mujeres están en un abismo de disfrutar de los mismos derechos y oportunidades es decir no hay igualdad. Todos deberíamos luchar para que estas cosas no pasarán.

  • Lorena Puchol Nebot 3°C (lunes, 23. abril 2018 20:03)

    EN RESPUESTA A LIDIA TORTAJADA SALAS DE 3° C
    Estoy de acuerdo con Lidia, en que la igualdad entre hombres y mujeres es difícil de conseguir porque partimos de la diferencia de responsabilidad que tienen tanto hombres como mujeres en toda clase de ámbitos. Del mismo modo que también hay desigualdades en otros ámbitos, como las diferencias entre etnias. También estoy de acuerdo en que siempre vamos a tener a una autoridad por encima de nosotros y tendremos que obedecerla y respetarla.

  • Joaquín Latorre 3C (lunes, 23. abril 2018 19:53)

    En la primera parte del texto estoy de acuerdo contigo aunque lo de marimacho u homosexual sigue siendo igual que hace unos años.
    En la segunda parte del texto sí que estoy en total desacuerdo ya que en mi caso por lo menos mi padre, mi hermano y yo hacemos tareas de casa ya que porque seas una mujer no tienes por qué ser tú la que haga las tareas en casa.
    Todos sabemos que en nuestra sociedad está establecido el estereotipo de que una mujer tiene que ser ama de casa, fregar, limpiar, cocinar, etc y esto no tiene que ser así y por lo menos en mi caso no es así.

  • Joan Serrano Muñoz 4D (lunes, 23. abril 2018 19:34)

    Mi respuesta va hacia Luna Devesa
    Estoy totalmente deacuerdo porque hoy en dia se ve que el hombre está muchisimo mas sobrevalorado que las mujeres. Yo creo que hoy en dia y cara al futuro todo el mundo tendria que tener las mismas oportunidades de trabajo e igualar el salario de todos los trabajadores, porque hoy en dia hay empresas que hay hombres que cobrán mucho más que las mujeres.

  • Jorge Rueda Mañes (lunes, 23. abril 2018 19:30)

    Jorge Rueda Mañes 3A Respuesta a Fernando Lima
    Estoy totalmente de acuerdo con el ya qu pienso que el salario ya se lo den a un hombre o a una mujer,debería ser el mismo, ya que si un hombre y una mujer trabajan en el mismo oficio será porqué los dos tienen suficiente capacidad como para poder sobrellevarlo.

  • Zakaria Bouras Lokmen (lunes, 23. abril 2018 18:41)

    Respuesta a Valeria Marín Magdalena

    Mi opinion es que tienes razón , pero lo de que las mujeres no han podido trabajar o votar en el siglo XXI : Es verdad que la mujer sigue estando en desigualdad , pero en el siglo XXI la mujer ya tenia derecho a trabajar y votar ( es una necesidad no un derecho es una cosa que es innata una persona para autobeneficiarse tiene que trabajar para expresar su ideología tambien tiene que votar ) Hay cosas que llamos "derechos" no son cosas que se van y vuelven , tu si no tienes derecho a trabajar o votar , eso significa que no te estan considerando una persona y te estan privando de la libertad( excepto cuando tienes una orden judicial o casos especiales...)

  • Martí Durbá Furió (lunes, 23. abril 2018 18:33)

    MARTÍ DURBÁ FURIÓ- 4ºESO C.
    RESPUESTA A ROGER GIMÉNEZ BADÍA.

    El texto de Roger pone de relieve de una forma muy original la paradoja en la que vive esta sociedad. Por una parte reivindicamos la igualdad, la equidad, la paridad... mientras que por otro lado buscamos desesperadamente la diferencia, la originalidad, la superioridad... en definitiva, el triunfo sobre los demás. El hombre (y con la palabra hombre me refiero a la especie y al género) es competitivo por naturaleza y lucha por conseguir y retener el poder. Aunque para ello llegue a abusar de los mas débiles. Y aquí encontramos la raíz del problema que nos ocupa, ya que la mujer es un blanco fácil. Cercenar sus derechos y libertades es casi siempre un atajo, un camino fácil para conseguir nuestras metas. Eliminamos competidores en esa carrera continua hacia el éxito en la que vivimos ¿Cobardía? ¿Instinto depredador? La respuesta no tiene mayor importancia ya que el resultado es el mismo: injusticia, víctimas, barbarie y dolor. Solo será posible seguir el camino del progreso si nos comportamos como seres civilizados y no como animales. El respeto a las libertades y derechos individuales nos llevará sin duda hacia la necesaria y lógica igualdad entre géneros.

  • Adrián Font 3ºC (lunes, 23. abril 2018 18:16)

    EN RESPUESTA A JOAQUÍN LATORRE 3C
    Estoy completamente de acuerdo con mi compañero ya que, estando en pleno siglo XXI hay demasiadas cosas que cambiar empezando por los más pequeños como bien dice mi compañero, hay muchas diferencias en como nos educan. Si esto hubiera sido completamente igual cuando nacemos poco a poco hubiéramos conseguido cambiar el mundo. Ahora es un poco tarde ya que en muchos trabajos se trata peor a la mujer y si en estos trabajos el jefe hubiera sido educado completamente igual que una mujer probablemente esto hubiera cambiado. Ahora es tarde pero aún así no pasa nada por empezar ahora. Nosotros somos la nueva generación y tenemos que educar bien a nuestros hijos, nosotros debemos cambiar el mundo.

  • Marina García López 4ºC (lunes, 23. abril 2018 18:02)

    RESPUESTA A NICO MORRO 4ºC
    Estoy totalmente de acuerdo con mi compañero Nico de que la discriminación hacia la mujer no tendría que existir porque tanto las mujeres como los hombres tenemos los mismos derechos.
    Además, tiene razón con el tema de que en pleno siglo XXI aún haya discriminación hacia la mujer pero que los ciudadanos estamos luchando para que desaparezcan. También quiero añadir una cosa importante y es que, en algunas partes del mundo como África, India, etc. todavía tienen que empezar, porque de momento a las mujeres las tratan como si no tuvieran derechos a nada. Es más, antiguamente como no querían a las niñas, cuando nacían las cogían y las mataban.
    En respecto al tema de las tareas del hogar que desempeña una mujer, es debido a que antiguamente las mujeres trabajaban en casa y los hombres como se iban a la guerra o a las fábricas a trabajar durante todo el día, eran las mujeres las que se encargaban de las tareas del hogar. Pero conforme ha avanzado la sociedad, la mujer ha conseguido incorporarse al mundo laboral por lo tanto, no puede encargarse ella sola de todas las tareas y deberían de ayudar los hombres también. Aunque poco a poco este paso, también lo estamos consiguiendo para que desaparezca.
    Asimismo, el tema laboral creo que también está relacionado con los papeles que desarrollaban antiguamente los hombres y las mujeres, como he comentado antes. Y estoy también de acuerdo con la teoría u opinión que tiene mi compañero y que la ha compartido con nosotros de que deberíamos dejar entrar a los puestos superiores a quien mejor haga el trabajo y se desenvuelva porque muchas veces se habrán preferido tener a un hombre de cargo que a una mujer. Aunque hoy en día ya está mejor visto.
    Por último, pienso que poco a poco la sociedad va avanzando y dándose cuenta de las cosas y espero, que esto vaya más en crecimiento y no al revés. A pesar de los países subdesarrollados.

  • Lucia sorni, 3c (lunes, 23. abril 2018 17:54)

    Respuesta a Joaquín Latorre.
    Según mi punto de vista, Joaquín tiene toda la razon en cuanto a este tema, hace ya mucho tiempo que muchas mujeres llevan luchando por sus derechos, pero muchas de nosotras, al haber ya nacido en un mundo en el que tabla tenemos ciertos avances, no nos fijamos tanto, es decir, en la mayoría de edad ya podemos votar, y también opinamos, ninguna mujer mayor de 18 años necesita a un hombre de tutor legal, ni para ir por la calle, ni para viajar, ni sacar dinero del banco. Ahora no nos fijamos tanto en eso, ni luchamos como han hecho otras grandes mujeres por nuestros derechos, muchas chicas dicen que el feminismo no les representa, pero gracias al feminismo opinan. Yo creo que deberíamos concienciarnos más de lo que podríamos hacer, poner remedio, y cuando consigamos avanzar más, seguir así, hasta que haya igualdad al completo, si nosotros no ponemos ya remedio, la próxima generación será igual, primero tenemos que tener consciencia de los gustos de cada persona, y dejarles que los elijan libremente, aunque si a una niña le gustan las princesas y las muñecas, tampoco se le va a decir: “no juegues con eso, es machista, e imposición de generos” , ya que ahí tú estarías influyendo en sus gustos, lo que habría que hacer sería que la próxima generación se criase ya desde que naciese de una manera igual, y sin mencionarse lo que es el machismo o el feminismo como algo que está pasando, si no como una “guerra” que ya ha pasado, para que crezcan libres de imposiciones, y así la humanidad de un pasito más.

  • Iván Bolós Villalba 4D (lunes, 23. abril 2018 17:15)

    Mi respuesta va hacia Adriana Marco.Creo que Adriana tiene toda la razón ya que sigue habiendo igualdad de género entre hombres y mujeres,no tanto como hace años pero sigue habiendo una gran desventaja para las mujeres por ejemplo en el salario y también a la hora de encontrar trabajo los hombres lo tienen mucho más fácil que las mujeres.

  • Marina Font Carreres 3A (lunes, 23. abril 2018 17:04)

    Respuesta a Carla Llop
    Estoy de acierdo con tu opinion deberiamos cabiarlo todo,para eso tenemos de luchar para q aya igualdad para todo el mundo

  • Valeria Marín Magdalena 4ºC (lunes, 23. abril 2018 16:23)

    VALERIA MARÍN MAGDALENA 4ºC

    EN RESPUESTA A JORGE RUEDA MAÑES 3ºA

    Pese a estar de acuerdo contigo, pienso que tu argumento es un tanto breve y mediocre para tratarse de un tema que abarca tantísima materia para tratar.

    Como bien has dicho, las mujeres podemos llegar a cobrar incluso 33 días laborales menos que un hombre, pero la desigualdad laboral, que es de la que estás hablando, no solo tiene ese problema. Además de contar con la diferencia salarial, cuenta con las preguntas machistas a la hora de las entrevistas laborales como lo son "¿Está casada?" o "¿Tiene o piensa tener hijos?", preguntas por cuya respuesta influye generalmente en si te contratan o no. Una mujer puede trabajar y actuar de igual manera que un hombre en el campo laboral.

    Como mujer, pienso que las mujeres ya hemos tenido muchos inconvenientes para cosas como votar y/o trabajar y que estando en pleno siglo XXI, sería un grandísimo avance que se nos dejaran de poner trabas para hacer o dejar de hacer cosas.

  • Juan Patiño Carrasco 4°D (lunes, 23. abril 2018 15:45)

    Contestación a Jorge Rueda Males.
    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice Jorge ya que la mujer en muchos aspectos esta súper discriminada porque como ha dicho lo que ponga en las leyes es una cosa pero lo que pasa en la vida real es otra y es que en muchos lugares hay mucha desigualdad ya sea por la costumbre del lugar o por cómo es una persona, pienso que todo debería cambiar y que tuviésemos igualdad en todos los aspectos.

  • Hugo Casas 3A (lunes, 23. abril 2018 13:41)

    En respuesta a Mireia Járrega Marqués.
    Estoy de acuerdo contigo. Las diferencias entre hombres y mujeres no son tan extremas como se nos plantea. Es cierto que en ocasiones unos sufren diferencias respecto a otros por su género, pero el camino para evitarlo no creo que sea seguir insistiendo con charlas y debates en los que se vuelve a recalcar las diferencias que puede haber entre personas de distinto sexo. La condición física sólo es una característica y creo que deberíamos insistir más en las igualdades y en cómo ser complementarios unos con otros y no tanto en aquellas condiciones innatas que nos pueden separar

  • MANUEL ESCRICH 4D (domingo, 22. abril 2018 22:19)

    RESPUESTA A ADRIANA MARCO
    Yo pienso igual que ella, la igualdad para mi es una palabra abstracta porque como ya sabemos, es una ley pero sigue habiendo desigualdad de género. las mujeres en muchos aspectos de la sociedad esta infravalorada o discriminada como por ejemplo la desigualdad salarial, o muchos micro machismos , pero esto como Adriana dice no viene de ahora esto hace siglos era lo normal , era lo que se enseñaba en casa, a infravalorar a la mujer, por ello ahora yo pienso que no es solo culpa de los hombres porque siempre se generaliza, también hay mujeres que se infravaloran ellas mismas por creencias o por la educación recibida, cosa que repercute también en la sociedad y que no deja progresar.
    Ahora por desgracia, por dicha desigualdad y que en este caso se enfoca al machismo, en vez de por ejemplo enseñar desde pequeños al hombre a no violar, se enseña a las mujeres a como defenderse de las violaciones.
    Por esto y por muchas cosas más son por lo que la igualdad que era la única palabra para realizar este debate y todas y todos lo hemos relacionado con la desigualdad de género.
    La igualdad debe ser un hecho no una habladuría ni un escrito, todos tenemos que poner de nuestra parte no solo subiendo instastories defendiéndolo que es bueno , pero con eso no consigues nada, para conseguirla hay que cambiar situaciones de tu vida cotidiana.
    Por último solo os digo que para mí todo esto no viene de ahora y que por eso es tan difícil conseguirla porque la sociedad en sí a crecido con esas ideologías y lo veían bien, pero ahora en la actualidad hemos conseguido darnos cuenta de que a la mujer se le había cohibido de muchísimas cosas como algo tan importante como los derechos individuales.

  • Mohamed Esseddouri Hassedour 4C (domingo, 22. abril 2018 21:33)

    El libro que he elegido para recomendaros es el “El principito”, escrito por el francés Antoine de Saint-Exupéry. Es un libro catalogado para niños, pero en verdadera está escrito para los mayores que tienen o tuvieron ``un niño dentro´´. Es un ejemplar muy famoso que desde la primera lectura me atrapó entre sus profundos pensamientos y su manera en la que los intenta transmitir.
    No es un libro igual a los demás, ya que no cuenta una historia normal, sino que cuestiona las cosas desde un punto de vista creativo. Es una obra que puede llegar a marcar un pasado y un futuro, ya que nos hace darnos cuenta de cosas que jamás nos ocurriría pensar en ellas, por el mero hecho de darlas por sabidas. Es un libro que enseña y describe las lecciones de vida desde el punto de vista imaginario de un niño.
    Aquí os dejo un trocito que me ha gustado mucho de libro:
    “Si a una persona mayor le decimos: "Hay una casa preciosa de ladrillos rosas, con geranios en las ventanas y palomas sobre el tejado", no pueden imaginarse cómo es. Es preciso decir: "Hay una casa que vale tantos millones de pesos". Entonces exclaman entusiasmados: "¡Oh, qué hermosa es!"”
    No recomiendo este libro por el mero hecho de que sea chulo, bonito o fácil de leer, sino que gracias a él he aprendido a ver muchas cosas de otra forma.

  • Ruth Abad Hernández (domingo, 22. abril 2018 21:03)

    Respuesta a Mireia Jarrega Marques.
    Mi compañera Mireia expone en la primera frase que España es un lugar donde se vive en igualdad, pero asueme que hay excepciones. Estoy en desacuerdo con esta afirmación , por que sigo pensando que a nivel practico todavía queda mucho por hacer entre hombres , mujeres , razas y grupos sociales etc..es un problema de mucha importancia ya que, a raíz de el vienen muchos otros problemas. Estoy de acuerdo sobre lo que dice acerca de la educación que se nos de este tema , muchas personas pasan por nuestras aulas y nos dan información sobre el tema , pero si es cierto que a veces el contenido de las charlas se parece mucho , aunque no niego su utilidad, y pienso que se se debe seguir hablando de ello e insistiendo en el tema , pero no solo en las aulas , también en casa y con las amistades , para crear un ambiente igualitario y mejorar la sociedad. Si es cierto que si recibimos una perspectiva machista de desde casa,lo normalizas y por ello te comportas de tal manera ( por ello se dan charlas en los institutos). No creo que se pueda achacar la discriminación por genero y la superioridad a que venimos de los animales, y en esa parte estoy en total desacuerdo. Somos humanos , y por ello deberíamos poder razonar y ver que la igualdad si es posible y que debe ser posible ,los animales desgarran la carne con los dientes , y los humanos utilizamos cuchillos tenedores etc... los grupos sociales no tienen por que ser superiores , o inferiores , si no grupos o etiquetas . Lo único que nos diferencia es lo físico , como Mireia dice y por ello deberíamos respetar y aceptar las diferencias.
    En cuanto a la conclusión de mi compañera, creo que no tiene claro el concepto del feminismo, y de ahí viene esa reflexión , que para mi es totalmente errónea. El feminismo no busca matar , violar o a pagar menos a los hombres, busca hacer mejor esta sociedad y acabar con todos los problemas y actitudes machistas que como mujer supongo que ella también habrá vivido.

  • Gabriela Sima 4D (domingo, 22. abril 2018 20:58)

    Gabriela Sima 4D.
    Respuesta a Yassine Rabtaoui.
    Es cierto que a cada persona debería adjudicarse unas leyes pero eso es claramente imposible. A la hora de juzgar las leyes de las mujeres y los hombres, supuestamente son las mismas, pero en la sociedad no es así. Vuelvo a decir que en cuanto a temas sexuales o de trabajo las mujeres son muy penalizadas por lo que hacen o a que se dediquen.
    También estoy de acuerdo en que tenemos una "parte animal" por así decirlo, pero no todos los animales tienen el papel de macho dominante y hembra sumisa, ¿por qué nuestra sociedad lo refleja así?
    Respecto a lo de feminista, deberían haber más o, al menos, apoyarnos y no decir "yo no las entiendo" o "se creen superiores al hombre".
    Al fin y al cabo, somos personas y los derechos que tenemos unos, deberían tenerlos los otros.

  • Edu Blay Hervas (domingo, 22. abril 2018 20:51)

    Respuesta a Antonio Aliaga
    Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas ya como en la sociedad de hoy en día se habla mucho de la igualdad de género y la superioridad de unos con otros y eso también hace q a la vez halla polémica porque tambien pienso por otra parte q hay algúnas personas q lo hacen por querer liderar su género y q las cosas sean como ellos digan. Pero si estoy de acuerdo contigo de q todos tenemos q ser por igual unos mejores en unas cosas y otras peores . Y es un tema q aún queda mucho por debatir y al final llegará un día en el que todos nos apañaremos con todos

  • Cus Beatrice Izabela 4C (domingo, 22. abril 2018 20:05)

    Respuesta a Alejandra Domínguez Bernat 4°C

    Respecto al comentario que ha hecho mi compañera,estoy de acuerdo en la mayoría.Al principio del texto dice que aún hoy en día existe una gran cantidad de obstáculos los cuales impiden la igualdad,es decir,estamos en desigualdad.

    Hay diferentes tipos de desigualdad como el laboral,en el que ella dice que muchas mujeres no tienen tantas oportunidades que los hombres,y que da igual cuan de impecable sea el currículum,pero yo pienso que no deberia generalizar,porque ahora el currículum es algo necesario,sin depender de si somos hombres o mujeres.Tambien explica que si un hombre tiene una pareja es bueno pero si la tiene una mujer no,porque tendrá hijos.Sin embargo,opino que eso no tiene nada que ver,es decir,una mujer no acabará casándose y teniendo hijos,puede ser,pero también pasará con el hombre.El problema es que las mujeres somos las que tenemos que cuidar de nuestros hijos,y perdemos horas de trabajo,lo cual dicen que es motivo para pagar menos. En el salario existe un techo de cristal,en el que en los grandes cargos no se les deja llevar a las mujeres,y también añado que muchas de ellas no son aceptadas por los perjuicios.

    Otro de los tipos es el académico.Muchas niñas en varios países no tienen el derecho a estudiar,tienen que estar en casa y cuidando de sus hermanos,así acabando siendo incultas y analfabetas,y en un futuro,no tendrán empleo ni podrán hacer casi nada.El tercer tipo,el salarial,en el cual las mujeres reciben menos dinero que los hombres,está relacionado con el laboral,y estoy completamente de acuerdo con mi compañera.

    El geográfico,el último que nombra ella,las mujeres estamos obligadas a casarnos,o se trafica con nosotras,en países no tan desarrollados.Niñas de tan solo 12 años casadas con hombres de 70,y también hay que nombrar la violencia de género,que mayoritariamente las mujeres son las víctimas,y muchas de ellas mueren o son violadas.

    En conclusión estoy de acuerdo con ella en muchas cosas,pero también habría que añadir lo que he nombrado.La igualdad creo que no existirá,ya que siempre habrá gente que piense de otra manera,y no cambia.

  • JAVI RUBIO 3A (domingo, 22. abril 2018 13:07)

    RESPUESTA A BLANCA BOLUMAR

    Estoy totalmente de acuerdo con Blanca, ya que pienso que tanto los hombres como las mujeres tendríamos que tener los mismos derechos y obligaciones y luchar todos juntos hasta conseguir la igualdad, ya que eso sería bueno para todos y se reflejaría en la sociedad habiéndo menos casos de violencia de género, igualdad salarial, más libertad . . .No creo que sea un problema solo de las mujeres.
    En el ejemplo de las tareas del hogar también creo que son un deber de las personas, da igual que sean hombres o mujeres, al igual que los juegos, colores . . .
    Para concluir creo que todos estaremos de acuerdo que ha habido avances, que la sociedad del s. XXI estamos más mentalizados, que los niños ya crecen con otras costumbres desde pequeños, aunque falta mucho por mejorar.

  • Nerea Alandí Zarzoso 3ºC (sábado, 21. abril 2018 20:50)

    EN RESPUESTA A LORENA PUCHOL DE 3ºC
    En el texto de mi compañera Lorena, dice que la igualdad es difícil de conseguir por motivos como la maternidad. Es cierto que somos las mujeres las que tenemos que estar embarazadas y dar a luz a nuestros hijos pero ¿acaso no puede el hombre cuidar a sus hijos?. En mi opinión diría que si, puesto que tanto la mujer como el hombre tienen el deber de criar si son padres. Los dos tienen su trabajo y los dos tienen un hijo en común, están en igualdad de condiciones y por ello los dos pueden compaginarlo, nadie ha dicho que sea fácil pero si hay dos personas sobre las que recae la responsabilidad de un niño, las dos deben trabajar a partes iguales.

    Mi compañera también comenta que hay trabajos para hombres y otros para mujeres, cosa que me parece muy absurdo porque al igual que un hombre puede ser electricista ¿por qué no puede serlo una mujer?¿acaso la electricidad no es compatible con las mujeres?. Y a la inversa, a un hombre creo que no le es tanto esfuerzo tener que trabajar en servicios sociales al igual que una mujer. Puede ser que tengamos diferencias físicas notables, pero todos tenemos dos manos para trabajar que tienen la misma función, por lo que se diferencie por trabajos a hombres y mujeres por no ser capaces de hacerlo me parece un estupidez.

    Y por cierto esto que dice sobre que la igualdad es un tema difícil de conseguir, en mi opinión no diré que no sea difícil pero tampoco imposible. Es cierto que los hechos del pasado ya han ocurrido y no podemos volver el tiempo atrás y cambiarlo, pero si que podemos hacer un futuro mejor. Los sueños se cumplen y este ya no solo es un sueño es un derecho. El derecho a ser libres e iguales.

  • Sergio Martínez Nemesio 3ºC (sábado, 21. abril 2018 20:01)

    Respuesta a: Marina Font Carreres

    Yo estaba de acuerdo con el comentario de Marina pero yo creo que al final se equivoca gravemente, ya que sí, las mujeres están consiguiendo mas puestos de trabajo, pero a la par que mas mujeres trabajan, mas hombres se ocupan de la casa así de que eso de que una mujer que trabaje es el doble de trabajo para ella, no lo comparto nada.
    El resto del comentario ha estado muy certera ya que lo que dice del rosa, del azul, del fútbol y del baile es cierto, ya que la sociedad queramos o no, te marca unas ciertas pautas, pero lo que mas me gusta es el: ``ahora ya no tanto``, ya que es cierto que se están poco a poco erradicando esas pautas.

  • Paula Tortajada 3ºA (sábado, 21. abril 2018 18:30)

    Mi respuesta es para Alicia Barroso de 3ºA.
    Estoy totalmente de acuerdo en que las mujeres todavía siguen estando perjudicadas en muchos aspectos, como económico, laboral y también en el trato personal. Como ha dicho Alicia el color rosa no tiene que ser solo de chicas y el azul de chicos porque a cada uno le puede gustar el color que quiera. Como los comentarios que dice mucha gente sobre el pelo si lo tienen largo y es un chico seguro que es una chica y lo contrario en las chicas, si lleva el pelo corto es un chico, por eso no tienes que juzgar a las personas.
    En conclusión, pienso que esta sociedad se tiene que poner las pilas y trabajar en este tema para conseguir que los hombres y las mujeres seamos igual y que si hay que luchar para conseguirlo que lo hagamos todas tanto hombres como mujeres.

  • Fernando Lima Pérez, 4ºC (sábado, 21. abril 2018 09:53)

    RESPUESTA A SILVIA NAVARRETE PLASENCIA 4ºC
    Estoy totalmente de acuerdo con Silvia, como ella bien explica, hay una brecha salarial y las mujeres hoy en día cobran menos que los hombres. La cual cosa, no debería ser así. A día de hoy la gante se entretiene en hacer estadísticas en vede buscar una solución para dicho problema.
    ¿De que nos sirve hacer estadísticas si ya sabemos los datos que van a poner?, datos que pueden ser mirados desde muchos puntos de vista. Lo mas fácil para resolver las quejas sobre la brecha salarial es decir: Sí, las mujeres trabajan menos y por eso deben de cobrar menos. Pero lo que no se dice es el porque trabajan menos.
    Trabajan menos porque la sociedad a día de hoy, en pleno siglo XXI, sigue pensado que es la mujer la que debe hacer las tareas del hogar, la que debe cuidar a los niños y la que debe cuidar a los ancianos. Y no es así, tanto las mujeres como los hombres deben hacer las tareas de la casa, deben cuidar tanto a los niños como a los ancianos. Creo que por mucho que se diga que la sociedad está avanzando no es así, en vede madurar esta volviendo atrás, entreteniéndose en hacer estadísticas que no sirven de nada en vede buscar soluciones.

  • Mohamed Esseddouri Hassedour 4ºC (viernes, 20. abril 2018 23:50)

    Respuesta a

    Tras haber leído el comentario de Marina, creo que su idea sobre que el rosa es para chicas y el azul es para el chico son roles de género otorgados y arraigados en las raíces de la sociedad que se han generalizado y se les ha dado un significado descaminado. A parte de los detalles que se han comentado, pienso que en lo que realmente debemos centrarnos e indagar es en la desigualdad de género y su repercusión en la sociedad, así como su presencia en nuestras vidas.

    Respecto a lo comentado por mi compañera, creo que se ha expresado con poca claridad y no ha indagado lo suficiente para apoyar sus ideas. Se ha centrado en cosas que han perdido sentido y ha dejado de lado el tema principal, la desigualdad. Todos sabemos que tanto el hombre como la mujer son personas, pero a lo largo de historia hemos podido ver como el sexo femenino siempre ha sido menospreciado en numerosas situaciones ¿Por qué pasa esto? ¿A caso la mujer no puede ser fuerte y tener tanto poder como el hombre? O ¿es que la mujer es tan débil que solo puede cuidar de la familia? Estas cuestiones han sido cuestionadas y debatidas desde que las mujeres tomaron conciencia de su situación. Aunque se han realizado numerosas revoluciones reivindicando este problema, la desigualdad de sexo continúa presente. Algunos ejemplos a destacar, por ejemplo, la brecha salarial, Las tareas del hogar, cargos políticos…

    En conclusión, respecto a lo mencionado puedo decir que, aunque la desigualdad se mantiene actualmente, la nueva generación, nosotros, intentaremos esforzarnos y ayudarnos mutuamente para intentar crear un mejor futuro en el que prevalezca la igualdad.

  • Lucas (viernes, 20. abril 2018 21:42)

    Lucas Vieillefault 4C
    Respuesta para Adriana Marco Bernat 4C
    Como se puede ver concretamente en el texto de Adriana , que habla sobre los años que no hay igualdad , especifica que llevamos 250 años en que las mujeres se sienten inferiores a los hombres , pienso que tiene razon ,pero cada vez la sociedad va evolucionando , antes las mujeres tenian muy pocos como no podian ir a votar , no podian trabajar ,eran las amas de casa pero como bien he dicho antes la sociedad evoluciona y ahora las mujeres tienen muchos mas derechos que antes,aunque todos aun no , pero creo que en un futuro ya habra igualdad , aunque siempre habran casos de machismo . Tambien habla sobre los salarios entre los hombres y mujeres siendo las muejeres que tienen un salario inferior , en este caso volvemos al tema del machismo porque las estatisticas dicen que a las mujeres se le paga menos porque trabajarian menos horas que los hombres pero este caso se especifica porque las mujeres van a recojer a sus hijos a la escuela , si estan malos ,tambien si hay un problema con la familia , mientras que los hombres se ocupan , vivimos en una sociedad donde las mujeres hacen mas , les pagan menos y encima se le descrimina sin ninguna justificacion .Y lo que dice sobre que muchos paises que aun tiene esa idea del machismo tambien cambiara de idea pero mas poco a poco.

  • Rosa Gómez 3C (viernes, 20. abril 2018 18:07)

    Respuesta a Lydia Monferrer.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo ya que es algo que tendría que es estar anulado completamente en el siglo XXI, no me gusta nada la idiea de estar así todavía en la sociedad pero es algo que hay que luchar y conseguir, estoy totalmente contigo en todas tus opiniones.

  • Nico Morro 4c (jueves, 19. abril 2018 22:58)

    RESPUESTA A DAVID CAPITAN 4D
    Estoy totalmente de acuerdo con David ya que la igualdad es el primer paso para tener un mundo pacifico y con sentido común , ya que la base de una sociedad pacífica y civil es ser todos iguales,tener todos el mismo derecho y las mismas obligaciones,no tenerlas en funciono de quién o como eres.
    También estoy de acuerdo en que es algo por lo que no deberíamos estar luchando , porque no tendría que haber ocurrido,es decir,si anteriormente no hubiera habido discriminacion,cosa que hubiera sido lo lógico y lo normal,no tendríamos ahora que estar luchando por ello,pero ya que desgraciadamente ocurrió y todavía está ocurriendo tenemos que ser nosotros quien tenemos que luchar día a día para poder eliminar esta situación que sufren mujeres por el hecho de simplemente haber nacido así,y no por eso tienen que ser insultadas ,menos pagadas, pero tratadas....
    En mi conclusión ,que ojalá entre todos haciendo las cosas bien , y con sentido común lleguemos al punto en el que el hombre y la mujer sean totalmente iguales y tengamos un mundo pacifico y normal

  • EVA GÓMEZ 4C (jueves, 19. abril 2018 18:34)

    RESPUESTA A LEYRE HERRERO 4C

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que ha escrito mi compañera de que Las personas exigimos el mismo trato, las mismas oportunidades y las mismas obligaciones frente a una misma situación. Esto es algo que debería de ser evidente, y por lo tanto todos deberíamos de saber comprender, pero hoy en día, sigue habiendo una brecha salarial que afecta a muchas mujeres. Y este es solo un ejemplo de que para conseguir tener todos las mismas oportunidades, queda mucho por avanzar.
    La educación es otro tema que como muy bien dice Leyre, es fundamental para que haya un cambio, sobre todo a los más pequeños. Ellos son el futuro, y nosotros queremos un futuro más igualitario, y un futuro sin machismo.
    Lo más impactante de este tema a tratar, viene cuando escuchas en las noticias, que en el 2017 han habido 44 asesinatos por violencia machista. La desigualdad empieza con pequeños gestos como un insulto, y termina en violencia física o psicológica como en todos estos casos. Sí Leyre, estamos avanzando, pero conseguir un mundo igualitario son los deberes de todos, y si logramos convertir una sociedad dónde el género importa tanto como el esfuerzo, en otra donde los derechos humanos sean más importantes que cualquier sexo, entonces, habremos avanzado de verdad.

  • Francisco José Clemente Calvo (miércoles, 18. abril 2018 16:30)

    RESPUESTA A ADRIÁN SEBASTIÁN BOLUMAR.

    Estoy de acuerdo con mi compañero Adrián en que las mujeres todavía siguen estando perjudicadas en muchos aspectos, como económico, laboral y también en el trato personal. Pienso que todavía este tema se tiene que tratar más profundamente porque en algunos aspectos si que tienen las mismas condiciones que un hombre pero en muchas otras las mujeres no reciben el mismo trato que un hombre.
    También estoy de acuerdo con Adrián en que hay hombres que apoyan el feminismo pero cobran más que cobra una mujer en las mismas condiciones y que en algunos casos los hombres no ayudan a las mujeres en las tareas de la casa, que piensan que las tareas de la casa son trabajo de las mujeres y no colaboran.
    En conclusión pienso que esta sociedad se tiene que poner las pilas y trabajar en este tema para conseguir que los hombres y las mujeres seamos igual.

  • Alba Ortega 3C (martes, 17. abril 2018 18:44)

    RESPUESTA A LORENA PUCHOL
    Estoy totalmente de acuerdo contigo porque veo bastante dificil conseguir la igualdad del hombre y de la mujer aunque hemos avanzado bastante de hoy en dia, por que desde siempre el hombre a sido el trabajador y la mujer la que se a quedado en casa para cuidar a los niños y bien como has dicho tu los hombres lo han tenido mas facil para encontrar trabajo de hoy en dia las mujeres ya van a trabajar pero en algunos sitios no les dejan trabajar con el tema de la maternidad.asi que creo que esta dificil conseguir 100% la igualdad.

  • Julen Estornell Martí (martes, 17. abril 2018 18:05)

    Mi comentario es hacia la compañera Maya Devesa Marín. Estoy de acuerdo con ella en que aun estando en el siglo XXI, aun no se ha conseguido la igualdad entre los hombres y las mujeres. Pienso que la mayor diferencia en que se nota más és a la hora de los salarios y de escoger antes a un hombre o a una mujer. Estando en los años en los que estamos eso se tendría que arreglar y se puede empezar a conseguir haciendo manifestaciones legales haciendo ver a la gente lo que está pasando.

  • antonio aliaga (martes, 17. abril 2018 17:22)

    Respecto al texto de Adriana Marco Bernat:

    Aunque estoy de acuerdo con Adriana en que la igualdad es algo que debe ser cumplido y que incluso es un principio constitucional como ella ha indicado en su texto y desgraciadamente no siempre acontece creo sinceramente que radicaliza mucho la situación de la igualdad,estoy de acuerdo en que hay una diferencia salarial entre hombres y mujeres pero considero desafortunado expresar que en España vivimos en una sociedad patriarcal ya que es un hecho desde hace ya muchos años la incorporación de la mujer al mundo laboral y aunque lo siguiente que voy a decir puede ser que sea una impresión personal pienso que el hecho de que los puestos directivos de las grandes empresas y grandes organismos no es un tema que tenga que ver con la discriminación de género ya que en ese tipo de puestos lo que se valora son las aptitudes de la persona,sea hombre o sea mujer,aunque vuelvo a recalcar que esto puede ser considerado una opinión personal,desde luego,ninguno de los que participamos en este debate creo que podamos opinar de como operan estos grandes organismos ya que ninguno de nosotros hemos tenido contactos con ninguno de ellos(o al menos eso creo)

    Voy a incidir en el hecho de que según Adriana vivamos en una sociedad patriarcal,desde hace mucho tiempo la mujer trabaja y las faenas del hogar se reparten entre hombre o mujer y si las hace la hace la mujer desde luego nadie la obliga a hacerlo,como ya dije en mi anterior texto la mujer ya puede actuar desde el punto judirico-económico y social con absoluta libertad sin que ningún hombre les tenga que dar ningún tipo de permiso o autorización.

Gracias por leernos...

Lírica en transversal

"Lírica en transversal" es un proyecto educativo sistémico para la Enseñanza Secundaria. El engranaje es la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, que nos ofrece los mapas del camino y, de la mano de la lírica, nos adentra en la búsqueda de encuentro entre la educación y la enseñanza, integrando lo curricular con lo transversal.

PÁGINAS ASOCIADAS

El volumen de una sombra

"El volumen de una sombra" es una revista digital sobre varios aspectos de la cultura: dibujo y pintura, ensayo, libros, música, narrativa, poesía y un largo etcétera de temas variados.

El Olmo Club de Lectura

El Olmo Club de Lectura de Castellnovo es una revista digital sobre de los socios y simpatizantes de este club donde podéis encontrar comentarios sobre libros, poemas, biografías de autores y otros artículos literarios.

Nosotros en redes sociales

Últimas colaboraciones

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Cruzans Gonzalvo