Lírica en transversal
Lírica en transversal

Debate 7º:  Para 3º y 4º cursos                                   El miedo

El debate de este trimestre, que compartimos los cursos de 3º y 4º de la ESO va a ser “El miedo”: qué significa para nosotros; si es o no bueno sentir miedo; qué tiene que ver el miedo con la valentía o la sabiduría… Reflexionaremos sobre la actitud que tomamos ante lo desconocido o no controlamos: si rezamos, llevamos amuletos, investigamos…

         El miedo se considera una de las emociones primarias, junto al enfado y a la tristeza. Vamos a debatir sobre el tiempo y el lugar que ocupa en nuestras vidas y hasta qué punto cumple una misión protectora o invasiva.

 

         A partir de las ideas que presentan los textos, que sólo se ofrecen como ejemplos de reflexión, tienes que escribir un texto argumentativo, con un mínimo de 200 palabras, en el que expongas y argumentes tu opinión al respecto. El plazo de entrega para este primer texto concluye el día 24 de enero de 2018 (antes de las 22h.). A continuación, y a partir de los textos escritos por los alumnos de 3º y 4º, debes redactar un texto argumentativo (con un mínimo de 200 palabras) que apoyen o rebatan la tesis propuesta. El plazo de entrega para el segundo texto concluye el día 15 de febrero de 2018 (antes de las 22h.)

 

·        Recuerda que los textos enviados no aparecen inmediatamente en la página y que debes asegurarte de que pasados por lo menos dos días ya han sido incluidos.

 

         Éste es un debate abierto, por lo que puedes invitar a participar en él.

TEXTO 1:

 

El ser humano, desde que tiene conciencia de tal, ha tenido una serie de sentimientos innatos, y uno de ellos, y quizá una de las características principales para su supervivencia, ha sido el miedo. Limitador y beneficioso por igual, el miedo ha sido el culpable de guerras e incultura, y a la vez, inspirador de arte y colaborador para nuestra supervivencia… ¿En qué consiste este impulso humano?

 

El miedo en su ámbito físico biológico

 

El miedo se encarga en muchas ocasiones de hacernos conscientes de los peligros externos que nos pueden amenazar, y nuestro organismo los interpreta de la siguiente forma: primero los sentidos captan el foco de peligro, que pasa a ser interpretado por el cerebro, y de ahí pasa a la acción el sistema límbico. Este se encarga de regular las emociones de lucha, huida y, ante todo, la conservación del individuo. Además de todo esto, también se encarga de la constante revisión de la información dada por los sentidos, incluso cuando dormimos, para poder alertarnos en caso de peligro. Cuando esto ocurre, se activa la amígdala, que se encarga de desencadenar todo el sistema del miedo, y entonces nuestro cuerpo pasa a sufrir las siguientes reacciones:

 

·         Aumento de la presión arterial

·         Aumento de la velocidad en el metabolismo

·         Aumento de la glucosa en sangre

·         Detención de las funciones no esenciales

·         Aumento de adrenalina

·         Aumento de la tensión muscular

·         Apertura de ojos y dilatación de pupilas

 

En determinados momentos de miedo, puede llegar el pánico, que hará que se desactiven nuestros lóbulos frontales, retroalimentando el miedo y haciendo que se pierda la noción de la magnitud de este y en muchas ocasiones el control sobre la conducta de uno mismo.

 

El miedo en la sociedad

 

El miedo comenzó siendo algo positivo en las sociedades prehistóricas, ya que salvaguardaba a nuestros antecesores de peligros como los depredadores, las inclemencias del tiempo y demás amenazas, colaborando así en la supervivencia de la especie. A medida que las sociedades fueron avanzando, las teorías sobre los temores fueron creciendo paulatinamente y fueron utilizados en muchas ocasiones por los grandes poderes para controlar a las masas o para moldear a las poblaciones a su antojo.

Un ejemplo claro de esto son los sistemas políticos autoritarios, que se apoyan en el terror para asentar sus mandatos, como el nazismo, que asoló Europa durante los años treinta y cuarenta del siglo pasado, y que basó gran parte de su poder en el miedo. También la fundación de terrores en contra de otros colectivos o etnias ha ayudado a la consolidación de sistemas políticos, demonizando y achacando males y peligros a diversos grupos que en muchas ocasiones distan de encarnar las características que se les atribuyen. Las religiones y muchas supersticiones también se utilizaron para paliar los miedos, como por ejemplo las promesas vikingas del Valhala, el paraíso donde iban los muertos caídos en combate, ya que, a través de esa creencia, los guerreros perdían su miedo a la muerte en la batalla. Muchas creencias han ayudado a las personas a lo largo de la historia como catarsis contra fobias o como impulso para la superación de terrores.

Los dioses vengativos, el infierno y las deidades malignas, las criaturas sobrenaturales… siempre han hecho que los crédulos vivan temerosos de realizar actos “moralmente reprobables”, simplemente por el miedo a lo desconocido.  Varios rasgos comunes en muchas religiones siempre han sido el fin del mundo y los entes malignos, sembrando el pánico entre los fieles y dejando resquicios de terror entre las sociedades modernas.

 

El miedo en el imaginario popular y el arte

 

La exploración de los sentimientos más oscuros del ser humano siempre ha sido algo que ha cautivado al ser humano. Desde las gárgolas de las catedrales, que evocan monstruos horrendos con escorzos agónicos, hasta el moderno cine de terror, el ser humano se ha recreado en sus miedos, y, mientras muchos se mantienen desde el principio de los tiempos (deidades malignas, la muerte, terrores sobrenaturales…), otros se han ido refinando o apareciendo a medida que la sociedad avanzaba, como las fobias sociales o las angustias modernas. Los artistas de todos los tiempos no han dudado en explotar este sentimiento humano, y desde siempre podemos ver ejemplos de arte terrorífico en todas las disciplinas posibles y en todas las vertientes de este…

 

Fuente: www.nationalgeographic.es

TEXTO 2:

 

EL MIEDO

 

Vivir, crecer, generan dolor y, por tanto, miedo. El miedo es el efecto de anticipar imaginariamente el dolor que asociamos, por experiencia (propia o ajena, real o virtual), a la situación o suceso que tememos.

Pero, aunque el miedo es muchas veces nuestro aliado (nos advierte del peligro y nos invita a ser precavidos), otras veces es excesivo y puede impedirnos asumir el riesgo que supone vivir experiencias valiosas.

Para afrontar ese miedo excesivo hay que tener valor. Y la valentía (que no es carecer de miedo, sino controlarlo para que no nos bloquee) está necesariamente ligada al conocimiento. Parece obvio que la persona que cree conocer las causas del sufrimiento al que se expone (y, por tanto, la mejor manera de evitarlo o paliarlo), se enfrentará con mayor arrojo a la situación potencialmente peligrosa. Recordad que no es lo mismo el valor que la temeridad (esta es efecto de la inconsciencia o desconocimiento, y dura lo que tarda el temerario en sufrir el primer golpe).

De otro lado, en el mundo parece haber muchos acontecimientos que no controlamos, y cuyos efectos pueden ser fatales para nosotros (catástrofes naturales, enfermedades, accidentes…). Es por ello por lo que a veces nos sentimos seres a merced de la suerte. Esto genera una gran inseguridad. Y a mucha gente le empuja a usar amuletos, o a rezar y confiarse a un ser supuestamente más poderos que él.

Pero también hay gente que se empeña en conocer y descifrar las causas de lo que nos parece “accidental” o “azaroso”, para que así deje de serlo. En este caso, el conocimiento sería un seguro para sentirnos más seguros y controlar mejor la inseguridad que inspira la vida.

 

Maite Larrauri,

Filosofía para profanos (adaptación)

TEXTO 3:

Miedo y Cobardía

 

         El miedo ha sido (y es) compañero en muchos momentos de mi vida. Y el que rescato a menudo del recuerdo me regresa a la primera noche que llegué a India, hace ahora unos dieciséis años.

         Entré en India una noche repleta de gente, olores y ruido. Tuve incluso la sensación de no poder respirar en aquella humedad cálida. Y de forma casi inmediata esa sensación se internó en mí, y se agazapó en un sentimiento de profunda soledad. En India descubres que el miedo siempre está presente: se hace consciente cuando la mente le da consistencia; se disgrega cuando el espíritu lo diluye en alguna sustancia disolvente: la naturalidad, la sencillez, la sinceridad, la armonía...

         Existen dos tipos de miedo:

         El primero convive con nosotros. Es el que nos conecta con la “cobardía”. La Gestalt lo llama miedo adaptativo. A menudo consideramos el miedo como algo desagradable y paralizante; no obstante, la Gestalt, desde su mirada integrativa, nos rescata el miedo como un sentimiento que nos conecta con nuestro instinto de supervivencia, ya que nos pone en alerta ante la amenaza (nos avisa del peligro), y nos hace conscientes de nuestras fuerzas de defensa ante ella. De esta manera, si estamos conectados con el miedo podemos optar entre nuestras armas por aquellas que nos salvan del peligro. La Gestalt tiene esta facilidad para rescatar palabras de “mala prensa”: incluso lo hace con la “ansiedad”, que nos anticipa el miedo, nos moviliza conectándonos con nuestro entusiasmo y nos informa de hasta qué punto estamos listos para lo que estamos improvisando. Es una invitación constante a tomar aquello que ya somos.

         El segundo es el que creamos nosotros. Desde nuestra fantasía identificamos el miedo con la amenaza. Y es que a menudo a las personas nos resulta más fácil la fantasía del victimismo que la realidad del fracaso. Lo hacemos para asustar al primero porque nos aterra la cobardía: la debilidad, la necesidad, la inseguridad, la incertidumbre...

 

“Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza

del cielo se abre como una boca de muerto.

Tiene mi corazón un llanto de princesa

olvidada en el fondo de un palacio desierto.

 

Tengo miedo- y me siento tan cansado y pequeño

que reflojo la tarde sin meditar en ella.

(En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño

así como en el cielo no ha cabido una estrella).” (…)

 

                             Pablo Neruda, Tengo miedo

 

         Lo cierto es que creamos (de “crear”) y nos creemos (de “creer”) el segundo miedo para espantar el primero, y acabamos huyendo del segundo porque nos atemoriza. Y, al final, salimos corriendo de nosotros mismos.

         El primero nos permite la retirada.

         El segundo nos lanza hacia la huida.

 

         Cervantes nos rescata magistralmente la “cobardía” en boca de Sancho, en el capítulo XXIII de la Primera parte de “El Quijote”:

 

Viéndose tan malparado don Quijote, dijo a su escudero:

 

-Siempre, Sancho, lo he oído decir, que el hacer bien a villanos es echar agua en el mar. Si yo hubiera creído lo que me dijiste, yo hubiera escusado esta pesadumbre; pero ya está hecho: paciencia, y escarmentar para desde aquí adelante.

 

-Así escarmentará vuestra merced -respondió Sancho- como yo soy turco; pero, pues dice que si me hubiera creído se hubiera escusado este daño, créame ahora y escusará otro mayor; porque le hago saber que con la Santa Hermandad no hay usar de caballerías, que no se le da a ella por cuantos caballeros andantes hay dos maravedís; y sepa que ya me parece que sus saetas me zumban por los oídos.


 -Naturalmente eres cobarde, Sancho -dijo don Quijote-, pero, porque no digas que soy contumaz y que jamás hago lo que me aconsejas, por esta vez quiero tomar tu consejo y apartarme de la furia que tanto temes; mas ha de ser con una condición: que jamás, en vida ni en muerte, has de decir a nadie que yo me retiré y aparté deste peligro de miedo, sino por complacer a tus ruegos; que si otra cosa dijeres, mentirás en ello, y desde ahora para entonces, y desde entonces para ahora, te desmiento, y digo que mientes y mentirás todas las veces que lo pensares o lo dijeres. Y no me repliques más, que en sólo pensar que me aparto y retiro de algún peligro, especialmente déste, que parece que lleva algún es no es de sombra de miedo, estoy ya para quedarme, y para aguardar aquí solo, no solamente a la Santa Hermandad que dices y temes, sino a los hermanos de los doce tribus de Israel, y a los siete Macabeos, y a Cástor y a Pólux, y aun a todos  los hermanos y hermandades que hay en el mundo.
 
-Señor -respondió Sancho-, que el retirar no es huir, ni el esperar es cordura, cuando el peligro sobrepuja a la esperanza, y de sabios es guardarse hoy para mañana y no aventurarse todo en un día. Y sepa que, aunque zafio y villano, todavía se me alcanza algo desto que llaman buen gobierno; así que, no se arrepienta de haber tomado mi consejo, sino suba en Rocinante, si puede, o si no yo le ayudaré, y sígame, que el caletre me dice que hemos menester ahora más los pies que las manos”.

 

 

         El “I Ching” dice al respecto: “No es fácil entender las leyes de una retirada constructiva (...) Saber emprender correctamente la retirada no es signo de debilidad sino de fortaleza”.

 

         India me ofreció la oportunidad del veneno y también la del antídoto. ¡Qué camino de noche hasta despuntar el día! India se abría a la luz y desaparecían los temores de lo desconocido, de la desconfianza, del cansancio, de la decepción...

         Me reconforta recordar esta imagen que diluía el temor, en una tierra donde constantemente estás conectado a ti mismo. Y no te abandona la sensación de estar (casi) siempre en “peligro”.

         India nos puede rescatar mejor que nadie el miedo. Es como una madre que te conecta a tu cobardía para mantenerte alerta y para protegerte. Y, otras, te deja plantada ante ti misma, y descubres que estás mirándote por primera vez, y si resistes el primer impulso de salir corriendo, puedes descubrir incluso algo que te guste de ti.

 

         El segundo miedo se genera al considerarlo como un enemigo; identificamos el miedo con la amenaza: es la tormenta que nos acecha a campo descubierto, es la oscuridad que nos golpea en la noche, es la mano que amenaza o el grito que inquieta, es la araña que se desliza, la incertidumbre de la vida, el acoso de la muerte, el examen que se avecina...

         El primero no es la amenaza, no es el “enemigo”, sino que surge ante su presencia, y nos dice cuan grande es él y cuan grandes/pequeñas son nuestras fuerzas. Es un gran aliado cuando dejamos de salir huyendo de nosotros mismos.

 

         Pero esto en muchas ocasiones no es fácil: desde niños hemos escuchado la frase “No tengas miedo” como alivio y consuelo. Y, otras veces, incluso puede llegar a ser muy difícil: en una ocasión escuché la frase de una madre a su hijo “No llores como un débil”. De esta manera no sólo se consigue que se inhiba el miedo (como en la primera frase), sino que además se genera un sentimiento de vergüenza por su propia debilidad, que derivará posteriormente en angustia, compañera infatigable del segundo miedo, que es posible que el niño aprenda a transformarla en furia.

 

A pesar de todos los posibles rescates, las personas siempre vamos a tener la elección de vivir con el miedo como amenaza: vivir huyendo. No siempre tenemos fuerzas para mirar y mirarnos, para retirarnos, para buscar consuelo, para “salvarnos” ... Existen muchas formas de envejecer.

 

         Sin duda es más fácil rescatar el primer miedo. No obstante, también podemos intentarlo con el segundo. Así que, si no puedes dejar de ver el miedo en el bando contrario, siempre queda la opción de rescatar la palabra “rechazo” y tomar conciencia de lo que llamamos “la generosidad del enemigo”. Yo en estos casos me hago esta pregunta: ¿Qué tiene el enemigo que yo no tengo y que deseo? Quizá de esta manera descubramos que el miedo a la muerte es el impulso para cuidar mi vida (y mi salud), que el miedo a la soledad es la mejor motivación para buscar compañía, que el miedo al futuro es el trampolín que me permite disfrutar del momento presente... Yo esto no lo aprendí de ningún libro en concreto; lo aprendí de mi padre. Mi padre ha sido un hombre en el que he visto pocas veces asomarse el miedo; sin embargo, estoy convencida de que estaba profundamente conectado con él y con su propia cobardía. Nadie mejor que mi padre me rescata la palabra “miedo” porque no conozco a nadie que ame tanto la vida como él. Tenía una frase: “El buen vino y los valientes duran poco”.

 

                   Mª Elena Picó Cruzans, artículo publicado en El volumen de una sombra, Palabras de mala prensa (abril, 2011)

VUESTAS OPINIONES aparecerán debajo del Libro de visitas:

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
  • Jorge Rueda Mañes 3 A (viernes, 16. febrero 2018 12:50)

    Jorge Rueda Mañes 3A contestación a Alba Ortega
    Estoy de acuerdo con tu planteamiento, pero además añado que debido a que la mayoría de los miedos que tenemos no es a un peligro real, digo manteniendo que es una emoción obsoleta

  • Blanca Bolumar Bonanad 3ºA (jueves, 15. febrero 2018 23:39)

    Yo pienso que el miedo tiene que ver con la mente y la psicología de cada uno.
    Puede venir de algún trastorno que has vivido o has experimentado en el entorno cercano a ti o a ti mismo a eso lo definimos como “miedo”.
    Uno de los miedos más habituales los cogemos desde pequeños y son como la oscuridad o a criaturas de nuestra imaginación que son inexistentes en la vida real.
    Al fin y al cabo el miedo es una sensación de las que peor podemos sentir.
    Yo defino que el miedo es uno de las sensaciones que no tienes palabras para describir, simplemente piensas que en ese momento e instante se caba todo.

  • Sara Bolumar Martínez (jueves, 15. febrero 2018 21:49)

    RESPUESTA A SERGIO MARTÍNEZ NEMESIO
    Estoy de acuerdo con Sergio ya que el miedo es bueno y malo a la vez. Pero ¿el echo de no sentir miedo nos causaría la muerte? Yo opino que no ya que somos suficientemente conscientes de lo que nos causa dolor, así que no creo que no sentir miedo sea malo, al contrario sentir miedo excesivo o irracional si es malo ya que te puede privar de muchas experiencias de la vida. Supongo que los dos extremos son malos a la vez que el miedo te puede ayudar a no realizar imprudencias, así que el miedo es bueno en su justa medida. Aunque el echo de no tener absoluto control sobre él es lo que nos lleva al pánico.
    Si lo sabemos controlar, por muchos miedos que tengamos ¿sería malo?
    Yo pienso que no ya que gracias al miedo eres plenamente consciente de lo que te puede pasar o de lo que te va a pasar, si sabes controlarlo, pero al contrario si otro ser vivo, como por ejemplo un perro no sintiera miedo ¿sería malo?
    Opino que si ya que no tendría miedo a los humanos ni a los coches y a no ser consciente, si que podría morir, aparte sería un perro agresivo con otros perros o con los humanos.

  • Adriana Marco Bernat (jueves, 15. febrero 2018 21:32)

    RESPUESTA A MOHAMED ESSEDDOURI

    Estoy de acuerdo con mi compañero Mohamed ya que sí,el miedo resulta desagradable para quien lo padezca, pero hay quien le resulta emocionante. Por ejemplo el cine de terror. Miles de personas en el mundo pagan cada hora por ver una película o algún tipo de recreación de escenas de miedo.
    Continuando de acuerdo con mi compañero, es cierto que dicha sensación es diferente en cada tipo de edad . Ya que si a una persona de entre 6 y 12 años , incluso más , el miedo le resulta mucho más fuerte, ya sea por que su personalidad aun no está forjada y no se conoce a si mismo . Diría que aún está en proceso de aprendizaje, de experimentación .
    Y sin embargo , un adulto sabe hasta el límite que puede alcanzar. Porque ha experimentado más vivencias conectadas con el miedo, y por tanto supera estas.
    Superar los miedos, algo que yo considero importantísimo. Con esto no quiero dar a entender que todos los miedos se tengan que superar pero en ciertos casos es un factor clave.

  • Adriana Marco Bernat (jueves, 15. febrero 2018 21:32)

    RESPUESTA A MOHAMED ESSEDDOURI

    Estoy de acuerdo con mi compañero Mohamed ya que sí,el miedo resulta desagradable para quien lo padezca, pero hay quien le resulta emocionante. Por ejemplo el cine de terror. Miles de personas en el mundo pagan cada hora por ver una película o algún tipo de recreación de escenas de miedo.
    Continuando de acuerdo con mi compañero, es cierto que dicha sensación es diferente en cada tipo de edad . Ya que si a una persona de entre 6 y 12 años , incluso más , el miedo le resulta mucho más fuerte, ya sea por que su personalidad aun no está forjada y no se conoce a si mismo . Diría que aún está en proceso de aprendizaje, de experimentación .
    Y sin embargo , un adulto sabe hasta el límite que puede alcanzar. Porque ha experimentado más vivencias conectadas con el miedo, y por tanto supera estas.
    Superar los miedos, algo que yo considero importantísimo. Con esto no quiero dar a entender que todos los miedos se tengan que superar pero en ciertos casos es un factor clave.

  • Marina García López 4ºC (jueves, 15. febrero 2018 21:20)

    Respuesta a MARTÍ DURBÁ FURIÓ 4ºC
    En primer lugar, estoy totalmente de acuerdo en la definición que ha utilizado mi compañero para describir el sentimiento o sensación del miedo.
    Como bien a explicado, el miedo es una sensación que ya la tenemos desde el momento en el que nacemos cada uno, ya que es una sensación que tenemos como cualquier otra (hambre, sed…) y eso, es propio del ser humano.
    También, en la sociedad en la cual vivimos hoy en día, se cree que cuando una persona tiene miedo a cualquier situación o a cualquier otra cosa por eso, ya le van a poner una etiqueta como que ya no es valiente y que es un “cagado”. Pero claro, si la persona la cual le ha puesto la etiqueta a la otra de “cagado” se encontrara en alguna situación por la calle que algunos chicos la están llamando para que vaya, seguro que también tendría miedo; por eso el miedo no es algo no normal, sino todo lo contrario.
    Pero claro, no solo hay un tipo de miedo, hay muchísimas clases de miedos dentro de uno mismo.
    Hay un tipo de miedo, que para mi creo que es el más importante y no ha hablado sobre él. El miedo más importante que tenemos seguro aunque la mayoría de veces lo ocultemos es la desconfianza de uno mismo, el fracaso por miedo a lo que dirán los demás, a no ser respetados, al rechazo. Todos estos miedos que creo que son los más importantes que nos hacen ocultar nuestra propia personalidad y no dejamos entrar a personas en nuestra vida que podrían llegar a ser importantes, ¿Y todo esto por qué? Por miedo a que nos hagan daño.
    En conclusión, hay que saber manejar el miedo y saber que hay miedos más importantes que no nos damos cuenta la mayoría y que lo estamos viviendo día a día. Y no tener miedo a ser diferente que el resto.

  • Julen Estornell 3c (jueves, 15. febrero 2018 20:43)

    Mi respuesta es Alba: yo estoy de acuerdo con lo que dice Alba Ortega en su comentario ya que comparto con ella lo de que el miedo nos puede ayudar a huir de una situación en la que podemos a llegar a estar en peligro. Tambien pienso que el miedo se da lugar en cerebro y cerebro reacciona de una forma u otra. Pienso el miedo hacia algo es bueno ya que si le tenemos miedo le tenemos respetp y nunca pasaremos los límites.

  • Silvia Navarrete Plasencia 4°C (jueves, 15. febrero 2018 20:16)

    Respondo a Jorge Rueda Males 3°A
    Estoy totalmente de acuerdo con mi compañero Jorge porque como él muy bien ha citado en su texto, el miedo lo tenemos respecto a las experiencias o situaciones que no podemos controlar. En cuanto a lo dicho, pienso lo mismo que él pero en una parte determinada del texto cita que no tenemos miedo a un día soleado o a la lluvia, y eso son cosas que no las puede controlar el ser humano. Por una parte estoy de acuerdo con él pero por otra parte estoy en desacuerdo por que se contradice a él mismo, es decir, cambia de opinión sutilmente.
    En conclusión, pienso que el miedo se puede controlar con el paso del tiempo, es decir, creando nuevas vivencias y/o experiencias que le hagan sentir al cuerpo alegría o tristeza pero nunca miedo.

  • Silvia Navarrete Plasencia 4°C (jueves, 15. febrero 2018 20:03)

    Yo pienso que no se nace con miedo sino que se va formando conforme a los hechos que te van ocurriendo en la vida. Por ejemplo, si a alguien le da miedo la oscuridad es porque teme que le va a pasar algo porque ha visto que por las noches suceden cosas terribles. Si no pasara nunca nada no tendría miedo a la oscuridad.
    Por una parte el miedo es subjetivo y objetivo a la vez porque todo el mundo teme a la mayor catástrofe que puede ocurrir en el mundo, pero alomejor hay gente que no tiene miedo a la oscuridad porque cree que no le puede pasar nada.
    Por tanto, en el primer ejemplo el miedo es muy objetivo porque está generalizado y es real. Sin embargo, en el segundo ejemplo el miedo es muy subjetivo en cuanto a la gente que piensa así.
    En conclusión, el miedo es de cada uno y puede llamarlo como quiera según lo sienta. No todas las personas sentimos las mismas cosas.

  • Martí Durbá Furió (jueves, 15. febrero 2018 19:40)

    MARTÍ DURBÁ FURIÓ-4ºC
    RESPUESTA A ADRIÁN FONT-3ºC
    Dejando a un lado la exposición de ventajas e inconvenientes del miedo algo confusa que no acabo de entender, me centrare en el consejo final que nos da de vivir cada día como si fuera el último para tener así una vida genial. Es cierto que el miedo nos puede paralizar en determinados momentos de nuestra vida ya que no encontramos el suficiente valor o coraje para enfrentarnos a ciertas situaciones, pero también es cierto que la prudencia es buena consejera y como norma deberíamos pensar más de una vez las cosas antes de actuar, si no corremos el riesgo de convertirnos en unos irresponsables.

    Por ejemplo, muchos jóvenes salen los fines de semana dispuestos a beber y tomar drogas buscando la diversión como si no hubiese un mañana., sin miedo alguno a los efectos a corto, medio y largo plazo de su consumo. Semana tras semana ponen a prueba su valor aumentando la dosis e incluso pavoneándose de ello ante los amigos. Mientras todos los lunes en las noticias vemos accidentes protagonizados por jóvenes que conducían bajo los efectos de las drogas y el alcohol. Jóvenes que vivían cada sábado como si fuera el último pero que no tuvieron su mejor domingo.

  • Mohamed Esseddouri Hassedour 4ºC (jueves, 15. febrero 2018 19:34)

    RESPUESTA A: Iván Bolós Villalba 4D

    Tras haber leído tu comentario sobre la sensación del miedo, creo que tu interpretación esta acertada pero no del todo, ya que el miedo no únicamente se basa en una acción transmitida de forma superficial (la cara), sino que es algo más interno, que está presente en todas las decisiones que tomamos. pues, nuestras vidas están llenas de decisiones y a menudo por miedo nos vemos obligados a cambiar de reflexión por las consecuencias que podemos llegar a tener.

    Por otra parte, el miedo como has dicho tu es una respuesta para advertirnos de que estamos en peligro y en esto estoy en total acuerdo contigo ya que, gracias a este, nos ayuda a conectar con nuestro instinto de supervivencia y de esta manera nos salvarnos de muchas situaciones. También encontramos otros tipos de miedo como por ejemplo el miedo a la muerte, miedo al abandono, miedo al futuro, miedo a fracasar, miedo a envejecer y finalmente y por ello no menos importante, miedo a la sociedad en sí. Por otro lado, cabe destacar las grandes enfermedades relacionadas con el miedo, las fobias.

    Por ultimo pienso como tú, que el miedo es una sensación que todos hemos vivido, vivimos y viviremos ya que este, siempre nos acompaña y estará presente en nuestro día a día.

  • MARÍA ARNAU IBÁÑEZ 4ºD (jueves, 15. febrero 2018 19:15)

    RESPUESTA A MARÍA MARTÍ BLASCO
    En mi opinión estoy de acuerdo con mi compañera aun que no del todo. El miedo a veces puede ser bueno en algún sentido aun que no en todos, puede ser útil pero también puede ser un grave problema, ya que el miedo no se puede controlar y en alguna ocasión puede llegar a ser un poco peligroso.
    Nos puede ayudar en algún momento de nuestra vida a huir de alguna situación en la que corramos peligro, pero también pienso que nos debemos enfrentar a nuestros miedos, ya que no podemos estar toda la vida teniendo miedo a ciertas cosas. Además de que hay personas que no son capaces de afrontar que tienen miedos. También pienso que el miedo no se exagera y que no es ninguna tontería, es algo que todas las personas deberíamos enfrentarnos a nuestros miedos, solos o con ayuda.
    Y estoy totalmente de acuerdo en que el miedo en algunas religiones es artificial, que lo hacen para darnos miedo de ciertas cosas que no les parece bien que hagamos.
    En conclusión el miedo no depende de nosotros, pero sí depende que tengamos más o menos.

  • Daniela Peña Liberós 3°A (jueves, 15. febrero 2018 18:46)

    Después de leer la redacción de Alicia Barroso estoy de acuerdo en que el miedo es una sensación desagradable y a menudo muy intensa; Es conocida la expresión "me muero de miedo". Es cierto que ayuda a defenderte o protegerte del peligro en ciertos momentos, pero no siempre, ya que con frecuencia el miedo puede paralizar a las personas o hacerle actuar a lo loco poniendose en más peligro que el que quieren evitar. La reacción de miedo hacia algun peligro no solo es humana, también los animales desarrollan es el instinto de protección a través del miedo que les mantiene escondidos o les hace huir. Por eso no estoy de acuerdo con Alicia que el miedo sea solo una emoción humana también parece formar parte de mi instinto. Aunque en los humanos los diferentes miedos o fobias son un tema muy profundo que psiquiatricamente necesita de un análisis.

    Es verdad que no hay pastillas para quitar el miedo, pero ciertas dosis de alcohol y algunas drogas te pueden intuir esa sensación de miedo y hacerte menos temeroso y arriesgar incluso la vida, entonces el miedo sí que sería una sensación muy útil y beneficiosa.

  • Nerea Bricullé Zarzoso 4°C (jueves, 15. febrero 2018 18:36)

    Coincido con Fernando Cercós Mateo 3ºC en que todos hemos sentido miedo alguna vez , sin embargo le discuto el ejemplo que ha puesto cuando estamos en la situación que ha dispuesto nuestro instinto no es luchar, si no huir , desde mi punto de vista , nuestro instinto sería huir , tal vez en otra situación en la que no nos hubiese pillado tan de imprevisto si que lucharíamos ,pero en ese momento o en cualquier otro es asustarse y retroceder , no sería miedo si no sorpresa. Tambien concuerdo con su última parte en la que habla sobre cual es el objetivo del miedo como sentido primario vital para la supervivencia

  • Zakaria Lokmen Bouras (jueves, 15. febrero 2018 18:36)

    Estoy de acuerdo con Valeria Bolumar , el miedo no es un sentimiento sino una sensación con la que sentimos abitualmente debido a una falte de seguridad, no estar dispuesto ha algo, pero casi siempre es debido a que el miedo es una experiencia que hemos pasado o hemos visto ejemplo de la consecuencia.Tambien aunque no lo percibamos ,nuestro cuerpo si que lo hace .El miedo continuo o intenso puede causar fobias ,traumas ,trastornos mentales
    Incluso intentos de suicidio.


    Mi conclusion es de que el miedo es una mala experiencia o de una idea planteada ; un ejemplo, la primera vez que viste una araña o serpiente tus padres o adultos te dicen que una mordedura de puede llevar a la muerte, desde ahi tu cojes la precaucion y puedes cojerle miedo , eso no se nota , pero el miedo lo creamos nosotros aunque sean falsos.

  • Fernando Lima Pérez (jueves, 15. febrero 2018 18:36)

    Respuesta a Claudia Aleixandre Calero 4°D:
    Estoy de acuerdo con algunas partes del texto, pero también en desacuerdo con algunas. Estoy muy en desacuerdo que por cada cultura el miedo es diferente como tú dices porque el vértigo por ejemplo es igual seas de la cultura que seas o de donde sea tu procedencia o lugar de nacimiento, ni aumenta ni disminuye. En cambio, estoy de acuerdo contigo en que puedes llevar el miedo a un lado divertido como libros o películas, o como el vértigo que se siente en un parque de atracciones. Pero el miedo, te lo lleves a tu lugar de confort o a un sitio donde te sientas cómodo sigue siendo miedo.Como tú bien dices en conclusión todas las personas nacemos con el miedo pero puede empezar a notarse en el momento en el que tengamos más consecuencia de las cosas. Estoy en totalmente de acuerdo contigo en eso.Pero, a cada persona se le puede desarrollar antes diferentes situaciones, como por ejemplo a un bebé que le dejan solo por la noche en la cuna, o cuando un niño pequeño pierde su juguete, son miedos diferentes y desarrollados a deferentes edades pero sigue siendo miedo tanto de una manera como de otra.

  • Nerea Bricullé Zarzoso 4°C (jueves, 15. febrero 2018 18:33)

    Coincido con Fernando Cercós Mateo 3ºC en que todos hemos sentido miedo alguna vez , sin embargo le discuto el ejemplo que ha puesto cuando estamos en la situación que ha dispuesto nuestro instinto no es luchar, si no huir , desde mi punto de vista , nuestro instinto sería huir , tal vez en otra situacion en la que no nos hubiese pillado tan de imprevisto si que lucharíamos ,pero en ese momento o en cualquier otro es asustarse y retroceder , no sería miedo si no sorpresa.Tambien concuerdo con su última parte en la que habla sobre cual es el onjetivo del miedo como sentido primario vital para la supervivencia.

  • Miguel Soler Paricio 3C (jueves, 15. febrero 2018 18:26)

    Respuesta a Silvia Sanchis Collado

    Como muy bien dice Silvia, tener miedo puede ser tanto bueno como malo, en lo cual estoy de acuerdo. Lo que yo creo es que muchas veces el miedo es bueno y malo incluso al mismo tiempo, ya que te puede librar de hacer algo que querías pero no era seguro. En cuanto lo de que puede causar ansiedad, es cierto, perome parece que tiene otros efectos más graves, como un infarto o el desarrollo de una fobia.

    En resumen, estoy de acuerdo con Silvia, solo que lo podría haber argumentado de manera más extensa.

  • Valeria Marín Magdalena 4°C (jueves, 15. febrero 2018 18:14)

    En respuesta a Iván Bolós Villalba de 4°D.

    Estoy de acuerdo con mi compañero Iván puesto que ambos hemos tenido la misma opinión pero vista y representada desde diferentes ángulos.

    Los dos hemos comentado que el miedo no se trata de un sentimiento, si no que más apropiadamente cuando mencionamos al miedo nos referimos a una serie de acciones y/o reacciones que padece nuestro cuerpo cuando el cerebro recepta la sensación de peligro. Esta sensación es automáticamente representada por nuestro cuerpo, mostrando así repentinos cambios faciales, sudores e incluso temblores.

    Algo que mi compañero ha dicho y me ha parecido muy interesante es que dichas reacciones las cuales en conjunto denominamos miedo, dependen de la valentía de cada persona, es decir, como todos sabemos, cada persona es un mundo y dependiendo de su personalidad, le afectan más o menos ciertas cosas de su entorno.

  • Lorena Puchol Nebot 3°C (jueves, 15. febrero 2018 17:52)

    RESPUESTA A NEREA ALANDÍ ZARZOSO
    Estoy de acuerdo en que el miedo es una emoción, pero cuando nos supera en algún momento de nuestra vida lo mejor que podemos hacer es contárselo a alguien de confianza para que nos ayude a tener una actitud mas positiva, ya que no es nada anormal sentir miedo.
    También pienso como Nerea en que la sociedad nos implanta la teoría de que tener miedos es sinónimo de cobardía y el enfrentarse a ellos de valentía. Por eso tenemos que respetar a las personas sin juzgarlas por lo que sienten o por como son.
    En conclusión, todas las personas tenemos sentimientos y emociones, pero cada una las expresamos de diferente manera.

  • Alba Mora Matín 3C (jueves, 15. febrero 2018 17:16)

    Mi respuesta es para Silvia Sanchís Collado. Estoy completamente deacuerdo con lo que dice ella, pero en mi opinion el miedo va mas allá. Cuando tienes miedo no solamente sientes esa sensacion que dice Silvia de angustia y/o ansiedad, sino que también te sientes completamente impotente delante de algo que crees que te supera de alguna forma y que no puedes superarlo o vencerlo. También, una de las cosas buenas del miedo es que te ayuda a darte cuenta de algunas cosas, como muy bién dice ella, pero también, te impide hacer cosas de laa cuales hubiesen acabado mal, pero al igual que te impide hacer este tipo de cosas, también te impide hacer cosas que si que te gustaria hacer pero no las haces por culpa del miedo.

  • lydia monferrer ten 4D (jueves, 15. febrero 2018 17:10)

    RESPUESTA A PAOLA GOMEZ
    Yo estoy de acuerdo con la respuesta de Paola, porque desde muy pequeños empezamos a tener miedo por cosas que en su momento eran importantes para nosotros pero ahora lo miras y no le das importancia y conforme nos vamos haciendo mayores y crecemos nos damos cuenta de que los miedos permanecen pero es otro estilo, otro tipo de miedo por asi decirlo. Antes teniamos miedo a la oscuridad, fantasmas, el hombre del saco..... realmente esos miedo no son como los de ahora, actualmente ya tenemos mas mentalidad sabemos lo que existe y lo que no, y los miedo que tenemos ahora son como por ejemplo pder confianza con tus familiares y amigos fallares....nose son otro tipo, tienen que ver con problemas personales no son por alguien como el hombre del saco. El miedo es un arma muy valiosa y es algo que jamas perderemos siempre nos acompaña

  • Adrián Font 3ºC (jueves, 15. febrero 2018 16:36)

    RESPUESTA A JULEN ESTORNELL 3ºC
    Yo pienso que tienes toda la razón, aún así, con todos los respetos, tu texto es demasiado breve. Porque el miedo no solo hace que bombee nuestro corazón, si no que nos puede salvar de cosas malas que nos pueden ocurrir, porque el miedo nos hace apartarnos de ellas. También pienso que el miedo no solo produce una sensación de respeto hacia cosas que nos pasaron, ya que puede también producir una sensación de respeto a algo que va a pasar.

  • Lucia sorni 3ºC (jueves, 15. febrero 2018 16:13)

    Estoy de acuerdo con Nerea Alandí. Yo también pienso que el miedo es algo necesario, pero no el terror o el miedo en si. El respeto es lo que yo veo necesario, ya que no hay que tenerle miedo a algo, si no respeto, el terror crea muros y fronteras, las cuales son difíciles de superar más tarde, y que impiden muchas bastantes oportunidades y por lo tanto luego podríamos arrepentirnos. Aún así, como ha dicho Nerea el miedo nos ayuda, ya que sin él también haríamos locuras, de las cuales también nos arrepentiríamos. El miedo es necesario de una forma moderada, sin exceso, pero tampoco falta.

  • Nicolas Morro 4c (jueves, 15. febrero 2018 14:47)

    Estoy de acuerdo con Joaquin Latorre de 3c , el miedo en todas sus vertientes nos ofrece la misma sensación de desagrado y angustia aunque luego pueda ser negativo y positivo .
    En cuanto a lo positivo el miedo nos puede hacer que no realicemos una locura que tenemos en mente por las represalias que luego pueda llegar a tener y por temer no la hagamos y nos salga bien
    O por ejemplo el miedo a que nos fallen nos hace desconfiar de las personas y a veces el no confiar en algunas personas nos beneficia porque esa persona puede fallarnos y hacernos daño
    En cuanto a la parte negativa , respecto al último tema hace que te pierdas a personas increíbles,alomejor por el miedo a que te fallen no te das a conocer o te niegas a conocer más a fondo a personas que realmente valen la pena y por eso las pierdes y no te das cuenta de que serían buenas personas , eso depende de cada caso y cada persona ,tiene matices negativos y positivos .
    Y también estoy de acuerdo y con lo que más lo de que el miedo puede hacer que no avancemos o que si,depende de la personalidad de una persona, si eres atrevido lo que te da miedo lo haces,te puede salir bien o mal,pero lo habrás intentado,y si no lo eres tanto siempre te quedarás con la duda de que habría pasado .

  • Fernando Cercós Mateo 3ºC (miércoles, 14. febrero 2018 23:43)

    RESPUESTA PARA NEREA ALANDÍ ZARZOSO 3ºC
    Estoy totalmente de acuerdo con el argumento de Nerea, ya que dice que el miedo es una emoción como la felicidad, la tristeza, el enfado o la alegría y cuando lo sentimos nos produce una respuesta rápida e inmediata de luchar o salir corriendo, o en casos quedarnos paralizados sin saber que hacer. Entonces el cuerpo y la mente mediante unos estímulos se prepara. Estos estímulos llegan al cerebro y se pone en funcionamiento toda la maquinaria. El cuerpo genera una gran cantidad de adrenalina y otras substancias químicas, como también por ejemplo la serotonina que es un neurotransmisor que cuando tenemos los niveles bajos nos asustamos y tenemos miedo, nos encontramos mas sensibles.
    Como bien has dicho, muchas personas se enfrentan al peligro sin ver las consecuencias que ese peligro puede acarrear; creen hacerse los valientes para llamar la atención sobre los demás y ser superiores sobre ellos.
    En conclusión el miedo es una emoción que nos ayuda a estar en guardia en cualquier momento y estará con nosotros durante toda la vida porque tiene como objetivo sobrevivir a cualquier peligro por naturaleza.

  • Iván Mengod 4D (miércoles, 14. febrero 2018 23:18)

    Respuesta a Juan Patiño:
    Estoy de acuerdo con Juan en que el miedo es dificil de controlar, ya que en un ataque de pánico dejamos de pensar y actuar por nosotros mismos, y también en que nos acompaña durante toda la vida, porque en cada etapa de nuestra vida tendremos miedo a diferentes cosas, va con la edad.

  • Iván Mengod 4D (miércoles, 14. febrero 2018 23:06)

    En algún momento de nuestra vida todos hemos experimentado el miedo, incluso los más "valientes", ya que es una sensación que de una forma u otra nos va a acompañar durante toda la vida. Tener miedo a la oscuridad, al futuro, etc es algo normal ya que el ser humano tiende a temer lo desconicido por inseguridad.
    El miedo por una parte es bueno, ya que nos advierte de algo que nos puede perjudicar o poner en peligro, pero por otro lado también es malo porque nos puede privar de buenas experiencias.

  • Gabriela Sima 4D (miércoles, 14. febrero 2018 21:03)

    RESPUESTA A ARANTXA DOLZ.
    Estoy totalmente de acuerdo con ella ya que el miedo puede ser real, que suceda y exista, pero muchas veces tenemos miedo a cosas que surgen de nuestra imaginación, que posiblemente no existan. Un ejemplo de ello es cuándo soñamos que caemos al vacío; tenemos miedo cuando lo que nos está sucediendo no es una realidad certera ni mucho menos, tal sólo un producto de nuestra imaginación.

  • Paula Tortajada Carrillo 3ºA (miércoles, 14. febrero 2018 20:18)

    Mi respuesta es para Alicia Barroso porque es verdad que no es nada agradable sentir miedo. Aunque también hay gente que tiene miedo a muchas más cosas que a la oscuridad y eso en algunas personas les crea ansiedad el pensar que esta todo oscuro o que está en algún lado más alto de lo normal. También estoy de acuerdo en que debería existir como una pastilla para quitarte el miedo en ese mismo instante porque hay gente como yo que no sabemos calmarnos y eso nos crea más miedo e incluso ansiedad y nerviosismo. Es verdad que también hay que tener miedo, pero yo creo que deberíamos poderlo controlar ya que hay muchas veces qué no podemos controlarlo.

  • Rosa Gómez Beltrán 3ºC (miércoles, 14. febrero 2018 19:01)

    RESPUESTA A ALBA ORTEGA
    Estoy totalmente de acuerdo, como bien has dicho es una emoción que nos sirve como una respuesta natural ante una situación donde nuestro cuerpo responde ante ello, Es algo que sin duda nos afecta pero también nos beneficia. Ante cualquier situación incomoda o de algún tipo nuestro cuerpo y nuestra mente actúa de una manera distinta por pensar que lo puedes hacer mal. Pero ya no solo ante situaciones si no como también has dicho ante fobias.

  • MANUEL ESCRICH 4D (miércoles, 14. febrero 2018 18:51)

    RESPUESTA A ADRIANA MARCO
    Yo estoy de cauerdo con Adriana en una parte de lo que ha dicho porque el miedo nos puede fortalecer como ella ha dicho que hasta los médicos la califican como una deficiencia porque no tienes la misma respuesta a una amenaza pero también pienso que hay muchos grados como lo ha dicho pero que a mi pensar, pueden llegar a extremos donde el miedo puede jugarnos una mala pasada en muchos aspectos hasta llegar al punto de no hacer una vida normal, pero aunque me contradiga también estoy seguro de que el miedo en algunas cosas es indispensable.
    Por todo esto puedo concluir con que estoy de acuerdo con ella y que el miedo tan solo debes superarlos en dichos casos y en los otros como es un "instinto" de amenaza que no se puede controlar y que es beneficioso.

  • Rosa Gómez Beltrán 3ºC (miércoles, 14. febrero 2018 18:47)

    El miedo es una sensación o sentimiento que tenemos ante una situación determinada, ya que nos provoca un sentimiento de inestabilidad ante algo que queremos que ocurra bien y no que nos salga mal. El miedo puede provocar angustia y ansiedad. Hay gente que piensa que el miedo nos satisface de alguna manera ya que dicen que nos hace tener mas conocimiento. Desde mi punto de vista creo que el miedo simplemente es como un escudo para protegernos y no hacer las cosas mal y es algo que podríamos ir disminuyendo ya que nos dificulta para muchas cosas.

  • Sergio Martínez Nemesio 3ºC respuesta a: Adrián Font (miércoles, 14. febrero 2018 18:45)

    El texto de Adrián Font es de los que mas me ha gustado ya que defiende y explica muy bien y con buenos ejemplos lo que es el miedo, estoy prácticamente de acuerdo con el, pero yo creo que se ha equivocado cuando ha puesto que ``hay que superar todos los miedos y vivir cada día como si fuera el último´´. Ya que si en parte tiene razón pero no olvidemos que por mucho que nos fastidie a veces , el miedo es un mecanismo de defensa y si superamos todos y vivimos como si fuera el último día al final lo sera antes de lo previsto ya que una persona sin miedo puede llegar ha hacer cualquier cosa, como por ejemplo dispararse por la curiosidad de cuanto dolerá,este es un caso extremo pero la curiosidad siempre nos acaba ganando y sin miedo nada la pararia.

  • MANUEL ESCRICH 4D (miércoles, 14. febrero 2018 18:37)

    El miedo para mí es uno de los sentimientos humanos que la gente debe tener porque no por no tenerlo eres más fuerte ni más débil tan solo es un sentimiento por el cual las personas podemos protegernos además de defendernos, pero a la vez también pienso que en muchos casos no deberíamos tenerlo porque pueden llegar a extremos inimaginables.

    Cada persona es un mundo, se pueden tener miedos tan extremos como a la luz y por ello el miedo hace de tu vida una desgracia. O como temer a tamas actuales como son los casos de violencia de género el miedo hace que no se lo comuniques a nadie o pueden llegar a extremos y no salen de casa, pero a la vez también hay miedos como al que te roben que yo pienso que al tenerlos alcanzas más nivel de protección y a la hora de defemdernos.

    En conclusión yo pienso que el miedo hay que tenerlo en algunos casos pero a la vez también es muy malo porque es un sentimiento que no te deja hacer muchas cosas, te limita.

  • Valeria Bolumar 3ºA (martes, 13. febrero 2018 21:34)

    Estoy totalmente de acuerdo con Paula Tortajada Carrillo. Todas las personas no sienten el mismo miedo ni tampoco a las mismas cosas.
    Hay personas que se ilusionan al conseguir trabajo, y el día anterior están ansiosas y deseosas de comenzarlo. Por el contrario, otras, se sientes aterradas y siente verdadero pánico ante lo desconocido.
    Y también comparto contigo que sin la emoción del miedo no se podría vivir. Pienso que si con miedo a la justicia se asesina, imagina sin el.

  • Cus Beatrice Izabela 4°C (martes, 13. febrero 2018 21:09)

    Respuesta a Mohamed Esseddouri 4°C
    Como bien dice mi compañero el miedo tiene dos caras,y una de ellas funciona como método de supervivencia ya que nos alerta de muchas situaciones,y estoy de acuerdo ya que el instinto principal de los humanos es el de sobrevivir,y buscamos la manera de evitar los peligros o enfrentarnos a ellos.También opino lo mismo que él porque no siempre tenemos los mismos miedos,a medida que pasa el tiempo o dependiendo de la persona tenemos unos u otros.

    No pienso lo mismo cuando dice que cuando haya pasado todo la solución es beneficiosa porque tendremos más cuidado,sí,podemos tenerlo,pero hay ocasiones en las que no podemos reaccionar,ya que si te aparece un león y te va a atacar,estás en estado de shock y el tener cuidado no ha servido.Tampoco afrontamos nuestros miedos ya que siempre está con nosotros,lo que pasa es que podemos no pensar en ellos y en ese momento no está presente.Como cuando estamos a mucha altura y no consideramos mirar abajo,el miedo siempre está en nuestra mente y en un momento aparecerá.Tampoco estoy de acuerdo en el ejemplo del semáforo en rojo,porque no empezarás a tener miedo,sino a ser más precavido o menos ignorante,ya que debería haberlo pensado antes de hacerlo.

    A medida que pasa el tiempo nuestros miedos no son más grandes.Ya hemos pasado por muchos momentos agradables y no tan agraciados y somos conscientes,nos hacemos más valientes y en parte perdemos.

    En conclusión,en algunas cosas estoy de acuerdo con él pero mayoritariamente no,el miedo es una sensación pero además una de las principales emociones.

  • Iván Bolós Villalba 4D (martes, 13. febrero 2018 20:42)

    Mi respuesta es para Gabriela Sima,estoy de acuerdo con ella ya que el miedo está provocado por una sensación de peligro que es bastante difícil de controlar,una vez las personas vamos creciendo nuestros miedos van cambiando incluso hay algunos que desaparecen.Pero siempre quedará alguno dentro de nosotros.

  • Ruth Abad Hernández (martes, 13. febrero 2018 20:37)

    RESPUESTA A FERNANDO LIMA PÉRiEZ.
    Estoy completamente de acuerdo con la definición de Fernando que ha dado sobre el miedo,también en que el miedo puede estar en distintas etapas de la vida y puede encontrarse en distintas formas.no estoy acuerdo en la parte que dice que no podemos controlas el miedo en según que ocasiones, si te viene un recuerdo o pensamiento que incite al miedo lo que hay que hacer es aprender a ignorarlo, hay fobias que requieren mucho tratamiento , pero pienso que si se pueden superar.Como el dice en el texto, el miedo es distinto en cada etapa, y llego a su misma conclusión que el: el miedo depende de muchos factores.

  • Alba Ortega (martes, 13. febrero 2018 19:15)

    Para mi el miedo es una emoción que nos sirve como una respuesta natural de alarma y nos puede hacer huir o enfrentarnos aunque aveces paralizarnos, nuestro cuerpo responde de inmediato y aparecen una serie de señales que se producen en nuestro cerebro en relacion a como estamos percibiendo la situación.
    Aunque no estemos en peligro si que tenemos miedos que se manifiestan a traves de las fobias o animales o situaciones.

  • Leyre Herrero Lluch 4ºc (martes, 13. febrero 2018 17:07)

    Respuesta para Ruth Abad Hernández
    Estoy de acuerdo en que a veces sentir miedo es un buen síntoma ya que nos avisa de que estamos frente a un peligro, es una de las sensaciones primarias la cual nos advierte de una amenaza, también opino como ella que es una sensación que nos avisa al estar delante de algo nuevo, desconocido…por otra parte no estoy de acuerdo cuando dice que cuando sentimos miedo de hacer algo al final significa que lo terminamos haciendo ya que yo opino que el miedo muchas veces no nos permite hacer lo que realmente queremos ya sea por ejemplo por miedo a fracasar.
    Estoy de acuerdo en que esta sensación es muy buena por que nos hace pensar las cosas dos veces, con claridad, teniendo las consecuencias buenas y malas por delante antes de realizar o no la acción que vallamos ha hacer. Comparto con ella cuando dice que el miedo en exceso no es bueno, porque nos puede perjudicar ya que también podría dominar nuestras decisiones aun teniendo como ya he dicho antes las consecuencias buenas como prioridad, tenemos un poco de miedo sabiendo que a lo mejor podíamos no estar tomando una buena decisión, o miedo al que dirán o no hemos hablado de miedo a cosas físicas como tener miedo de las arañas, no solo existe el miedo desde un punto más moral si no también a las cosas físicas.

  • Juan Patiño Carrasco 4ºD (martes, 13. febrero 2018 17:02)

    Contestación a Alicia Barroso.
    por una parte estoy de acuerdo con ella ya que pienso que el miedo es una emoción humana y no un sentimiento, pero por otra parte no estoy de acuerdo cuando dice que sirve para defendernos en momentos de peligro ya que el miedo no va asociado al peligro, también podemos sentir miedo en el amor o en una simple amistad.
    Estoy de acuerdo cuando dice que es una emoción difícil de controlar, pero creo que con esfuerzo todo es posible y que se podría terminar controlando el miedo, también es verdad que no es malo tener miedo ya que hay muchas veces en la que nos previene de ciertas situaciones que podrían ser peligrosas

  • Camelia Elena Maican (lunes, 12. febrero 2018 18:03)

    RESPUESTA A MIRIAM RODENAS
    Estoy totalmente de acuerdo con mi compañera Miriam cuando dice que el miedo es un sentimiento primario , pero pienso que el miedo es incluso más importante que todos. Porque por ejemplo cuando uno se enamora tiene miedo de perder a la otra persona o incluso miedo de que le ocurra algo malo ,pues ahí es donde aparece este miedo que está presente en nuestra vida y nuestro día a día.
     Otro tema con el que no estoy tan de acuerdo es con el tema político y religioso. Sí, tu puedes tener miedo sí los políticos deciden algo negativo para ti y sí en la religión también hay cosas por las que temen, pero a las personas que no creen o no son de ninguna religión o no les interesan los temas de política el miedo no les afecta.
      En cuanto a la fantasía imaginativa  mi compañera lo describe como algo relacionado con la cobardía ,la debilidad y la inseguridad . Desde mi punto de vista el miedo quizá sí genere eso , pero no creo que no debería de ser así.Porque si una persona tiene miedo a enfrentarse a ciertos problemas no tiene porque ser débil o inseguro, símplemente le cuesta pero intenta llegar a su objetivo ,  aún que no todos seamos así.

  • Camelia Elena Maican (lunes, 12. febrero 2018 17:57)

    Estoy totalmente de acuerdo con mi compañera Miriam cuando dice que el miedo es un sentimiento primario , pero pienso que el miedo es incluso más importante que todos. Porque por ejemplo cuando uno se enamora tiene miedo de perder a la otra persona o incluso miedo de que le ocurra algo malo ,pues ahí es donde aparece este miedo que está presente en nuestra vida y nuestro día a día.
     Otro tema con el que no estoy tan de acuerdo es con el tema político y religioso. Sí, tu puedes tener miedo sí los políticos deciden algo negativo para ti y sí en la religión también hay cosas por las que temen, pero a las personas que no creen o no son de ninguna religión o no les interesan los temas de política el miedo no les afecta.
      En cuanto a la fantasía imaginativa  mi compañera lo describe como algo relacionado con la cobardía ,la debilidad y la inseguridad . Desde mi punto de vista el miedo quizá sí genere eso , pero no creo que no debería de ser así.Porque si una persona tiene miedo a enfrentarse a ciertos problemas no tiene porque ser débil o inseguro, símplemente le cuesta pero intenta llegar a su objetivo ,  aún que no todos seamos así.

  • alicia barroso 3ºA y mi respuesta es para Daniela Peña (lunes, 12. febrero 2018 16:37)

    No estoy de acuerdo con ella por una parte porque yo creo que es más una emoción que un sentimiento, pero por otra parte estoy de acuerdo por todos los ejemplos que ella a puesto y lo que ha dicho que ya sufrimos miedo desde pequeños.
    Por lo tanto por una parte vivir con miedo es malo pero por otra creo que es bueno ya que nos damos cuenta de muchas cosas.

  • alicia barroso 3ºA (lunes, 12. febrero 2018 16:30)

    Para mi el miedo es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable. Es como una emoción humana que sirve para defenderte en momentos determinados de la vida, como el miedo a la oscuridad, que muchas personas lo sufren. Es algo desagradable ya que puede hacer que te sientas mal en algún momento determinado.
    Es una sensación muy difícil de controlar ya que en ese momento puedes llegar a ponerte muy nervioso.
    Lo malo del miedo es que no existen pastillas para hacer que se pase el miedo en ese momento, lo mejor durante el hecho es mantenerse calmado.
    Después de todo yo creo que es bueno tener miedo de algunas cosas, ya por el simple echo de que nos damos cuenta de que ya hemos desarrollado otro tipo de emoción.

  • Claudia Aleixandre Calero (sábado, 10. febrero 2018 11:20)

    RESPUESTA PARA SILVIA SANCHIS COLLADO
    En mi opinión tu texto apesar de ser breve está muy bien ,ya que dices las dos partes tanto la buena como la mala sabré este tema. En mi opinión por una parte te voy a decir que podrias haver citado muchísimas cosas sobre éste tema ya que es muy amplio , por una pate habría dicho mas ejemplos de lo que provoca , pero sin embargo me gusta cuando has citado la frase de "que haveces es bueno sentir miedo para darse cuenta de las cosas" ya que ay hay mucha razón porque por ejemplo si tienes miedo a que te pillen haciendo algo pues logicamente no lo harás por miedo. También es cierto que también me ha gustado el partado don de citas que el mieo puede ser imaginario , mejor dicho en nuestra mente ya que las personas tememos la capacidad de pensar y esto puede originar un miedo sicologico , y luego también dices que puede ser real ya que podemos tener miedo a algun animal ,a los sitios cerrados a los sitios donde hay mucha gente etc...
    Y para finalizar me gustaria decir que sobre este tema todo el mundo no piensa igual sino que cada uno tenemos una opinión.

  • Charlotte McCrae Nieto 4C (viernes, 09. febrero 2018 17:21)

    Respondo a Valería Bolumar de 3A.
    El texto de valería es uno de los que más me han gustado por las ideas que transmite. Como ella dice, el miedo nos ayuda a sobrevivir y a estar alerta. Nos mantiene vivos y en busca de respuestas. El miedo también es una razón para luchar siempre que no nos atrape.
    En general, estoy bastante de acuerdo con casi todos los comentarios que he leído en este debate. Los diferentes tipos de miedos según la edad o las circunstancias. Me parece interesante investigar porque algunas personas son muy miedosas y otras no lo son, por ejemplo. Porque el miedo es asociado a la cobardía en muchas culturas. Quizás el miedo es algo más cultural que psicológico, más impuesto que aprendido, más social que individual...

  • Joaquín Latorre 3C (lunes, 05. febrero 2018 19:43)

    RESPONDO A JULEN ESTORNELL 3C
    Pienso que no tienes razón porque no tienes que tener miedo a cosas que te han pasado, es más la mayoría de esos miedos que tenemos desaparecen, al tiempo tenemos otros y así sucesivamente, si tú tienes miedo a volar pero lo haces y te sientes bien, dejas de tener ese miedo.
    Sí que es verdad que el corazón bombea más rápido, pero eso no nos hace tener miedo, esto es una consecuencia de tener esas sensaciones de miedo que produce nuestro cerebro.

  • Arantxa García Porcar 3A (jueves, 01. febrero 2018 20:32)

    RESPONDO A PAULA TORTAJADA CARRILLO 3A
    La respuesta de Paula me parece correcta,pero en lo único que no coincido es en que el miedo sea una emoción,yo creo que es un sentimiento no muy agradable,que nuestro cuerpo responde hacia situaciones molestas.Cuando tu síntesis ese sentimiento puede provocarte diferente sintomas.
    Y también estoy de acuerdo con Paula en que hay diferentes tipos de miedo,porque hay persona que ese miedo que siente puede llegar a ser una escena de pánico.
    Vivir sin el miedo nos aria algunas situaciones de nuestra vida mas faciles,pero otras más difíciles.Sin el miedo no se puede vivir hay que convivir con él hasta el fin de nuestra vida.

Gracias por leernos...

Lírica en transversal

"Lírica en transversal" es un proyecto educativo sistémico para la Enseñanza Secundaria. El engranaje es la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, que nos ofrece los mapas del camino y, de la mano de la lírica, nos adentra en la búsqueda de encuentro entre la educación y la enseñanza, integrando lo curricular con lo transversal.

PÁGINAS ASOCIADAS

El volumen de una sombra

"El volumen de una sombra" es una revista digital sobre varios aspectos de la cultura: dibujo y pintura, ensayo, libros, música, narrativa, poesía y un largo etcétera de temas variados.

El Olmo Club de Lectura

El Olmo Club de Lectura de Castellnovo es una revista digital sobre de los socios y simpatizantes de este club donde podéis encontrar comentarios sobre libros, poemas, biografías de autores y otros artículos literarios.

Nosotros en redes sociales

Últimas colaboraciones

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Cruzans Gonzalvo